Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


26 de noviembre de 2022

"NÚMERO DOS" de David Foenkinos


"—¿Te haría ilusión hacer las pruebas?
—¿Eso qué es?
—Actuar delante de una cámara para que ellos vean si das el perfil.
—Pero yo no soy actor.
—A veces en las películas escogen a no profesionales. Si te explican bien la situación, lo harás muy bien, estoy seguro.
—No sé yo.
—Yo creo que por intentarlo no pierdes nada. Y seguramente podría ser divertido…

Mucho después, Martin se acordaría de esta conversación, y más concretamente de la última frase de su padre: «Seguramente podría ser divertido». Le provocaría escalofríos por la espalda. No es de extrañar, cuando sabemos la de trastornos que la aventura iba a provocar.

Recuerdo perfectamente haber leído “La delicadeza” de David Foenkinos (París, 1974) y todas las sensaciones que me produjo la novela, por eso me he maravillado cuando releyendo mi reseña he comprobado que fue de las primeras que escribí en el blog, allá por 2011, no me parecía que hubiera pasado tanto tiempo, para nada. 

Recordaba bien sobre todo esa “delicada” manera suya de escribir, esa prosa tan bonita, y el convencimiento que me quedó de volver a leerle algún día. Cuando empecé a ver esta novela en los medios, en las críticas, y supe de qué iba, me llamó mucho la atención, me pareció una idea interesante y una premisa muy original. Mi intuición literaria me decía que de ella se podía extraer mucha miga y ahora, después de haberla terminado, lo corroboro, no iba desencaminada. Me ha encantado reencontrarme con el autor. 

¿Quién no conoce la saga literaria de Harry Potter? No hace falta ser bibliotecaria para saber que J.K.Rowling la escribió y que gracias a ella, mucho jóvenes en el pasado disfrutaron, se iniciaron, y hoy día disfrutan y se inician en la lectura, con su lectura. ¿Y quién no ha oído hablar de Daniel Radcliffe, el actor protagonista de las películas basadas en los libros?
Jamás había leído un libro a tal velocidad. Naturalmente, el contexto del casting le había dado una razón extra para devorar la historia, pero no era solo eso. Había experimentado una complicidad brutal con los personajes, como si fuera posible trabar amistad con personas ficticias. Martin se unía así a las hordas de grupis, cada vez más significativas. De ahí que, efectivamente, le soliviantara saber que se hallaba tras la pista de J. K. Rowling, que estaba siguiendo sus pasos. Ahora soñaba con conocerla.

La trama a grandes rasgos sin spoiler
En el 97 se publicó “Harry Potter y la piedra filosofal” el primero de una serie de libros que se terminarían convirtiendo en todo un fenómeno de masas y un fenómeno editorial mundial. Una tal J.K. Rowling y su niño-aprendiz de mago protagonista, se hicieron famosos de la noche a la mañana en el mundo entero, muchos niños y adolescentes leían y soñaban con ser Harry Potter ¿Quién no recuerda esa época? 

En 1999 arrancaron las pruebas para encontrar al chico que podría interpretarle, un casting con centenares de actores que pasaron por las audiciones con la ilusión de poder llegar a ser ellos los elegidos para la adaptación a la gran pantalla. Solo quedaron dos, Daniel Radcliffe, y otro niño cuyo nombre nunca salió a la luz. La cosa anduvo muy reñida, cualquiera de los dos podría haberlo conseguido, pero fue Radcliffe el que al final se llevó el gato al agua.
De entrada, los preestrenos de la película sembraron una suerte de histeria colectiva que batió todos los récords. El día del estreno, el 16 de noviembre, solo se hablaba de Harry Potter. Arrancó entonces para Martin el verdadero horror: a partir de ese momento le resultaría imposible obviar lo que había dejado escapar. Imposible acogerse al famoso «derecho al olvido» al que se alude para los criminales. Peor aún, parecía que el país entero avivaba las brasas de su fracaso. Cada vez era más complicado encender el televisor sin toparse con el rostro radiante de Daniel Radcliffe, sin escuchar el relato de su maravillosa vida cotidiana

Esta historia relata la vida del "otro", de Martin Hill, el que quedó en segundo lugar, y cómo el destino embrolló para siempre su existencia cuando, recién divorciados sus padres acudió un día por casualidad a la productora londinense en la que John, su padre, realizaba trabajos como “utilero” 
Se trataba de un oficio complejo que requería una inmensa capacidad de reacción. Su papel consistía en resolver cualquier problema de tipo práctico: calzar una silla que de pronto cojeaba, encontrar un sacacorchos más sencillo de manejar o cambiar el color de una bolsita de té. No solo era John mucho más autónomo en sus nuevas funciones, sino que le chiflaba esa tensión incesante. 

El productor de cine, David Heyman, andaba por aquel entonces a la búsqueda de posibles candidatos para dar vida al pequeño mago en el cine y al ver a Martin, no pudo evitar fijarse en su cara y en esas gafas negras y redondas que tanto le hacían parecerse a Harry Potter, invitándole a participar en el casting. 
Era habitual que se cazaran así futuras estrellas, un poco por casualidad. Hacía poco, de hecho, había oído una historia parecida con respecto a Bruce Willis; su carrera arrancó después de que un director de casting le echara el ojo cuando Willis era camarero en Los Ángeles.

Y ahí comienza su pesadilla, el infierno, porque Martin, a puntito de rozar el cielo, no fue el elegido y tras la enorme decepción, cargará de por vida con el lastre de no poder olvidarse en ningún momento, porque su mayor fracaso está todo el día en la tele, en los carteles publicitarios de las calles, en los escaparates de todas las librerías, en boca de todos sus amigos. Por más que lo intente, es imposible no verlo, todo le recuerda a "lo que podría haber sido y no pudo ser".
Puede que la vida humana se resuma en eso, en una incesante experimentación de la desilusión, para desembocar con más o menos suerte en la gestión del dolor. Pero, por el momento, Martin solo tenía once años. No había manera de superarlo. Acababan de arrebatarle la promesa de una aventura maravillosa.

¿Cómo pudo afectarle el chasco? ¿cómo llevó sentirse rechazado? ¿Será capaz de salir adelante afrontando su fracasado destino?


Los puntos fuertes de la novela

✔ Foenkinos sabe cómo atraparnos, ya en las primeras páginas se nos dice «Esta novela cuenta la historia del que fue descartado». Algo así incita a seguir leyendo, incita a saber qué pasó con el que estuvo a punto de conseguir el puesto de Harry Potter. ¿Verdad?

Desde que empecé a leer no hacía más que preguntarme como se le pudo ocurrir algo así al escritor y averigüé que, poco antes de tener la brillante idea en mente, pudo leer una entrevista a Janet Hirshenson, en su día directora del casting, hablando de las audiciones a esos cientos de actores hasta que quedaron solo dos. Según ella, Daniel Radcliffe fue elegido por tener, «ese algo extra» que el otro no tenía. A Foenkinos le vino inmediatamente a la cabeza el pobre perdedor, el que no tenía «ese algo extra», el chiquillo que con tan solo 10 años debió de sufrir la peor decepción de toda su vida. 
No hay nada más visible que la ausencia.

De ahí que decidió idear una novela mitad realidad, mitad ficción (de hecho toda la primera parte de la novela es real), imaginando, fantaseando, con lo que podría haber sido la historia de ese niño al que él llamó Martin Hill, y aprovechó para profundizar en el tema del fracaso, en las esperanzas infantiles frustradas, ideó lo que quizás pudo haber sido una vida destruida por el azar, la vida del "descartado", el segundón, el que pudo ser y no fue. Porque si a todos nos duele y nos puede resultar difícil de aceptar un fracaso, para un niño de 10 años la cosa puede ser muy complicado de superar y puede marcar para el resto de la vida.
Muy a menudo hay alguien que ocupa nuestro lugar, que nos cierra el paso. Le había pasado ya en la escuela o en el club deportivo; ocasiones en las que había estado a punto de ser el primero antes de que apareciera alguien más competente que él. ¿Siempre funciona así? Toda vida humana, tarde o temprano, se ve malograda por otra vida humana.

✔ Según cuenta Foenkinos en esta interesante entrevista, el libro no cuenta con la aprobación de JK Rowling, ni de Warner, reconoce que ha escrito un libro no autorizado, pero que está gustando mucho a los fan de Harry Potter, ya que aquí se cuentan detalles verdaderos sobre la vida de la autora de las novelas y el rodaje de las películas. Dice que le encantaría conocer a Rowling algún día, pero que sobre todo le encantaría que el auténtico segundo Harry Potter se pusiera en contacto con él, ponerle cara, ponerle nombre. Cierro los ojos e imagino a “Número dos” conociendo la existencia de este libro, sabiendo que un escritor famoso le ha dedicado su novela y que ha inventado su vida. Me pongo a pensar y fantaseo con que seguramente leerá su libro, yo lo haría, me picaría tanto la curiosidad… y me pregunto hasta que punto serán coincidentes las dos historias, la real y la inventada. Si en algún momento ese encuentro se produjera, ¡por favor, Foenkinos, nos lo tienes que contar todo con pelos y señales!

Curiosas algunas cosas que se cuentan sobre Rowling y los rodajes de las películas, que yo desconocía: 

Hasta publicar el primer libro de la saga con treinta y dos años, la vida de la escritora fue una sucesión de fracasos, en el paro, sin dinero y desesperada. Pero un día de 1990, en un tren entre Mánchester y Londres, la diosa fortuna quiso que la inspiración llegara para fulminarla “Con la frente apoyada en el cristal, sin lápiz ni papel para anotar las ideas, en su cabeza se perfila la historia de Harry Potter. Todo surgió de sopetón, la trama general de los siete tomos, aclarará”

Pero incomprensiblemente, el manuscrito fue rechazado hasta en doce ocasiones. Fue la editorial Gallimard, la que supo visualizar el éxito que estaba por llegar, aconsejando a Joanne Rowling, que firmara su obra por el seudónimo J.K. Rowling (La K. es de Kathleen, su abuela paterna), porque temía que fuera encasillado como «un libro para niñas» al estar escrita por una mujer. Menuda tontería. . .

¿Sabíais que durante el ensayo de una escena peligrosa de la película “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”, el cable que sujetaba al doble de Daniel Radcliffe, David Holmes, cedió y sobrevino la tragedia?. En 2009, Holmes quedó tetrapléjico de por vida con tan solo veinticinco años.

“Número dos” está dividido en capítulos cortos narrados en tercera persona desde el punto de vista, la visión y la percepción del propio Martin, por eso se lee rápido, yo al menos lo he devorado. La prosa de David Foenkinos sigue siendo delicada, melancólica, escribe bonito y con mucha sensibilidad, y trata el tema con cuidado. Sabe transmitir emociones, sabe conseguir que empaticemos con el que sufre, con Martin. 
Siempre asociamos el azar con una fuerza positiva que nos catapulta hacia momentos maravillosos. De forma sorprendente, casi nunca se alude a su versión negativa.

Resumiendo: "Número dos" no es una novela sobre Harry Potter, en todo caso podría decirse que es una novela sobre el "anti Harry Potter", el que no pudo ser Harry Potter, es el relato de una vida que no pudo ser vivida plenamente. También he percibido "Número dos" como una oda a los segundones, un bello homenaje a todos esos «número dos» que en algún momento sufrieron una enorme decepción y la he sentido como una profunda y jugosa reflexión sobre el fracaso, sobre los avatares del azar, del destino, pero contado con cierto toque de humor y desdramatizando.

Qué sentido tiene mitigar la decepción de quien ha soñado con ser océano ofreciéndole ser gota de agua.

Reconozco que no me he leído ningún libro de la saga Harry Potter, no suelo leer libros infantiles ni juveniles, ni creo que lo haga nunca, me aburren, pero estoy en contacto con ellos continuamente, colocándolos en las estanterías de la sala infantil, hablando con los chavales que me cuentan lo bien que lo pasan leyéndolos, recomendándolos. 
¿Y yo os recomiendo leer esta novela? Claro, "Número dos" es muy peculiar sobre todo por estar inspirada en hechos reales, he disfrutado leyéndola y os la recomiendo, tanto a los fan de Harry Potter como a los que no lo son pero sienten cierta curiosidad por ese mundo y lo que se coció a su alrededor. Y ojo, para nada es un libro de autoayuda, nada que ver. . .  Mi nota esta vez es la máxima, para variar, dicho sea irónicamente:




21 comments:

  1. A mí en cambio me encantan los libros infantiles y juveniles, me gusta intercalarlos con libros más serios, de tramas sórdidas y oscuras. Sin embargo, los de Harry Potter nunca me han llamado nada nadita; las pelis sí las vi, muy entretenidas, pero no creo que me anime nunca a leer la saga. Pues sí, muy curiosa la premisa de esta novela. A mí también me encantaría saber si el auténtico "número dos" leyó la novela y se puso en contacto con el autor. Lo del chico que hacía de doble y quedó tetrapléjico... Buah, me he quedado muerto. Qué mal, pobre chaval.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ya te digo, lo del chico tetrapléjico es muy fuerte, pobrecillo...
      Sí, ya sabía que lees libros infantiles y juveniles, y no te creas que juveniles alguno he leído y me han gustado (como la saga de Los juegos del hambre por ejemplo)
      Pero infantiles..., como que no, no me llaman nada, ni los de Harry Potter tampoco, me ha pasado como a ti que nunca llamaron mi atención.
      Pero comprobar de primera mano como muchos chavales que roerán lectores se han enganchado a las novelas de Rowling, pues eso es maravilloso.
      En fin, anímate con este de Foenkinos es muy original
      Un beso

      Eliminar
  2. Hola, Marian. Empecé con las pelis de Harry en el cine y Empecé los libros en el quinto, así que mira, creo que la mitad más el despropósito ese de obra de teatro. En fin, que no soy fan del personaje pero me entretenien las pelis.
    De Foenkinos he leído varias novelas y solo me ha decepcionado con Dos hermanas, sobre todo por el final que estropea la novela entera. Es de esos que hace que el resto del libro no tenga sentido.
    El casi es que desde ya te estás apuntando Hacia la belleza.
    En este que traes miedo me da que vaya a suceder lo mismo que con las hermanas, alguna reseña fría ya he leído por ahí.
    Pero bueno, no juego que la idea es genial, y diferente ¡gracias, David! Es desesperante a veces sobre todo con las novedades buscar algo distinto y no esa historia ya contada mil veces.
    Supongo que la frustración de ese niño ha tenido que llevar a niveles insospechados y más a una edad en la que no tienes la templanza ni la perspectiva para darte cuenta de que tu vida no hubiera sido mejor ni peor, solo diferente.
    Tengo muchas ganas de leerlo a ver qué propone exactamente y cuales son sus conclusiones contadas con su especial sensibilidad.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Norah!
      Yo solo he visto la primera de Harry Potter, cuando se estrenó, y ¿te puedes creer que ni me acordaba de haberla visto? porque me lo recordó mi marido, que si no..., pero vamos que no me llaman ni las pelis ni los libros, por supuesto no soy fan de Harry Potter.
      Peeeeeeero, en serio, creo que "Número dos" es peculiar y la idea que cuenta, yo al menos no la he leído, ni siquiera parecida, porque es verdad lo que dices de que encontrar cosas nuevas en novelas es harto complicado. Dos hermanas hace tiempo que la deseché, por ti y porque en la biblio tampoco me hablaban maravillas de ella. Ya me apunto Hacia la belleza, la leeré, seguro, ¡gracias!
      A mi, el final de esta novela me ha gustado, es optimista y te deja buen rollo, de hecho, creo que no había otro final posible para dejarme satisfecha.
      Me encantaría saber tu opinión cuando la leas y ver si coincidimos o no.
      Besines

      Eliminar
  3. ¡Hola, Marian!
    Un argumento singular para una novela, no es común escribir libros sobre personajes que no han triunfado.
    No podemos negar que vivimos en una sociedad en la que lo comúnmente aceptado es que la persona que triunfa, es la que merece los honores.
    Creo que casi todos hemos sido el número dos de alguien en algún momento de nuestra vida, todos hemos experimentado algún tipo de fracaso amargo.
    Pero definitivamente no debe haber sido nada fácil para el pequeño Martin Hill superar ese tremendo trauma. Imposible desconectarse y olvidarse de Harry Potter, un sufrimiento con cada publicación de novela y cada exhibición de película.
    Celos, resentimiento, rabia, impotencia, tristeza, desilusión, fracaso, vergüenza… aún sin conocer la pluma del autor, te he leído y he podido imaginar a ese entrañable personaje.
    No soy fanática de Harry Potter, pero no puedo negar que con esta historia del número dos me has tentado un montón.
    Y sí que me gustaría conocer la historia real de este niño. Quién sabe, a veces de circunstancias negativas puede salir algo bueno, a veces la magia surge donde menos lo esperas 😉
    Un besito y un fuerte abrazo 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mariana!
      nada habitual leer argumentos sobre los no triunfadores, no, por eso es peculiar y por todo lo que rodea al mundo Harry Potter, que aún no siendo fan se disfruta mucho por esa mezcal de realidad e invención
      Como además no conoces la pluma de Foenkinos, fantástica, es una buena forma de descubrirle y eso que a mi todos sus libros no me apetecen.
      Ya debatiremos sobre la novela cuando la leas
      ¡Besos y abrazo grande!

      Eliminar
  4. Tengo una relación compleja con este autor. Te cuento: en 2011 leí La delicadeza y, al contrario que a ti, no me gustó. Me pareció una historia ñoña. En 2020 vi una película basada en su novela La biblioteca de los libros rechazados y la película me encantó. Pensé leer el libro, pero aún no lo he hecho. Poco después de ver esa película leí Charlotte, otro libro del autor basado en la vida de la pintora Charlotte Salomon asesinada en Auschwitz-Birkenau. Esta novela en cambio me gustó bastante, aunque me pareció que tal vez se podría haber tratado con más profundidad el tema. Leo ahora la reseña que hice y le achaco haber escrito frases demasiado cortas, mal puntuadas... y veo mis dudas ante lo que pudieran ser prejuicios. Lo que te digo, una relación complicada.
    Esta nueva novela, de la que ya había leído alguna reseña, podría ser más interesante. El fracaso como tema literario es de los mejores. Seguramente terminaré leyéndola.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa!
      me ha encantado conocer tu relación con este autor. Fíjate que entiendo que La delicadeza te resultara una novela ñoña, y no me suelen gustar las novelas ñoñas, pero aún así yo sí la disfruté, quizás por la prosa del autor que me gusta mucho (está bien de vez en cuando no coincidir en algo, jeje, que tú y yo casi siempre coincidimos y nos suelen gustar las mismas lecturas)
      Probablemente me anime con la peli "La biblioteca de los libros rechazados" o igual hasta leo primero la novela. Sé que de este autor no todo me va a gustar y por eso he tardado tanto en volver a animarme con él, pero el argumento de Número dos me llamó la atención y quise probar de nuevo y la verdad es que me ha gustado mucho la historia
      Me encantará conocer tu opinión si al final la lees
      Un beso

      eliminar

      Eliminar
  5. Hola Maian
    He leido un par de libros de Foenkinos. Uno me gustó y el otro no, pero es un escritor interesante. Por contarlo todo, me gustó "vers la beauté" y tengo una reproducción del cuadro de Modigliani, que es el objeto del libro, en mi biblioteca- El otro del que no me acuerdo, está escrito con frases cortas. Todo un ejerico narrativo.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sorokin!
      coincides con Norah que también me ha recomendado Hacia la belleza. Y que del otro que leíste ni recuerdas su título, pues porque no te transmitió nada, ni fú ni fá, como decimos por aquí, jeje
      No me dices si este te llama la atención, aún así te lo recomiendo
      Besotes!!

      Eliminar
  6. ¡Hola, Marian!

    La delicadeza, de Foenkinos, también fue uno de los primeros libros que reseñé en mi blog. ¡Qué casualidad! Pues esta novela no la conocía, pero me parece súper interesante y original. De hecho, antes de empezar a leerte, he pensado: ¡Pero si el de la portada es Harry Potter!

    Esta historia de lo que podría haber sido me ha atrapado bastante, ha despertado mi curiosidad sobre este "otro" Harry, así que no descarto leerla en un futuro.

    ¡Muchas gracias por la reseña!

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Laura!
      si es casualidad, sí, que las dos reseñáramos La delicadeza al principio de tener nuestros blogs ¿verdad?
      Seguro que la historia del que no pudo ser Harry Potter te gusta y la disfrutas
      ¡Gracias a ti por pasarte!
      Un beso!

      Eliminar
  7. ¡Hola, Marian!

    Me encanta la premisa de la novela y como la has explicado. Me has contagiado entusiasmo por leer esa historia de un "fracaso" porque las del éxito las solemos conocer de inmediato. Observo ciertas coincidencias con Blonde (el libro) al mezclar realidad con pasajes ficcionados que pueden hacer la lectura aún más fascinante. Excelente recomendación.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel!
      no he leído Blonde, pero por lo que sé, si tendría esa coincidencia y mezcla de realidad con ficción que como dices la hace mas atractiva. Sí, es la historia de un pobre "fracasado" que para mas inri es un niño demasiado pequeño para entenderlo y poder llevarlo bien
      Me alegra que te parezca buena recomendación
      Besos

      Eliminar
  8. La idea de este libro me atrae tanto. Nunca nadie se acuerda de esas personas que se quedaron a puntito de lograr el mayor éxito de sus vidas. Aparte de que reconozco ser fan de Harry Potter. Terminaré leyéndolo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Margari!
      pues si eres fan de Harry Potter la disfrutarás mas si cabe todavía. Tienes que leerla y así conoces la pluma de este autor, que merece la pena (igual la conoces ya)
      A ver que te parece cuando la leas
      Besotes!!!

      Eliminar
  9. Me parece muy interesante la premisa de partida de este libro. A menudo se cuentan las historias de los triunfadores y se suelen utilizar a modo inspirador. Pocas veces nos acordamos de los perdedores, pero a mí sus historias me parecen mucho más reales y pienso que nos pueden dejar una mayor enseñanza.
    De Foenkinos leí La delicadeza hace bastantes años. Si te soy sincera, hasta que apareció en escena el protagonista masculino para mí fue una historia que ni fu ni fa. Después leí Charlotte, un libro basado, al igual que este que reseñas, en un personaje real. Me encantó cuando lo leí, pero es de esos libros que con el tiempo se medio olvidan.
    En fin, no tengo muy claro si volveré a repetir con el autor o no, pero el libro sí que me ha llamado la atención, así que te agradezco la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mi La delicadeza sí me gustó bastante, ya sabes que para gustos...
      Ya no leí mas que este, así que no puedo opinar respecto a Charlotte, aunque si no te quedó casi ningún recuerdo...
      Me pareció peculiar y distinto a lo que suyelo leer
      Ya me enteraré si te animas a leerlo
      Besos

      Eliminar
  10. Desde que la vi me llamó la atención, por lo peculiar que era y los temas que trataba. El problema es que me da la impresión de que será demasiado reflexiva para mí. Ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Demasiado reflexiva??? que una lectura te haga reflexionar es algo bueno ¿no? al menos yo busco lecturas que me lleven a la reflexión, pero en este caso no es el caso. Creo que es una novela mitad real, mitad ficción, que cuenta como podría haber sido la vida del perdedor, del que no llegó a ser Harry Potter. Como se sintió y cómo vivió el después
      Me pregunto, si no te gustan las novelas "de personajes" y tampoco las que son demasiado "reflexivas", ¿que tipo de historias te gustan? ¿las de ciencia ficción? ¿la novela romántica? Me encantaría saberlo

      Eliminar