Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


2 de enero de 2020

“NADIE DUERME” de Barbijaputa


“Y así es como el cuarto poder empezó a darle fuelle a un partido de extrema derecha de reciente creación, pero con mucha financiación: el TOTUM. Lo hicieron como mejor sabían, generando y alimentando miedos y fobias ante la diversidad y el progreso.

Describieron la crisis económica mundial como una crisis earense provocada por quienes llegaban a nuestras playas con una mano delante y otra detrás. Narraron desde sus púlpitos el nuevo auge del feminismo como una lucha innecesaria de mujeres que comenzaban a creerse más importantes que los hombres. Porque ya en el pasado el feminismo había conseguido una ley contra la violencia machista, la ley del divorcio, la ley del aborto".


Nadie sabe quién está detrás de los asesinatos de expresidiarios que salpican el país. Nada hace pensar que puedan estar relacionados. Tampoco parece un asunto que le importe al TOTUM, el nuevo partido de ultraderecha que se ha hecho con el poder y que no ha dudado en iniciar unas políticas de represión sin precedentes contra sus habitantes, especialmente contra las mujeres. Pero todo se vuelve más urgente cuando es por primera vez un juez el que aparece asesinado de un tiro en la cabeza.

Un pequeño grupo clandestino de mujeres organizadas se ha propuesto combatir al Gobierno y al Sistema ante la desesperada situación social. Pero, ¿qué esperanzas tienen cuando se enfrentan al poder casi ilimitado del Estado? Es una de las integrantes de esta organización quien comienza a narrar en primera persona los orígenes y el desarrollo de esta carrera por hacer despertar a la sociedad antes de que sea demasiado tarde.
Barbijaputa es el seudónimo de una escritora feminista y columnista anónima que colabora en varios medios de comunicación españoles (La Marea , y el diario.es entre otros)

También tiene su propio podcast, Radiojaputa. Tras la publicación de su primera novela en 2016 “La chica miedosa que fingía ser valiente muy mal” y un libro sobre feminismo “Machismo: ocho pasos para quitártelo de encima” (2019), se animó a publicar su segunda obra de ficción (“Nadie duerme”, 2019)

¿De qué va la novela?

La novela trata sobre un mundo futuro ficticio (a dios gracias que no está basado en hechos reales) en el cual un grupo de extrema derecha “EL TOTUM”, ha subido al poder ocasionando un abrupto retroceso en cuanto al estatus social de las mujeres en ese país, Eare.

Un grupo de mujeres, doce en un principio repartidas por todo el país formando comandos, se unen para formar un grupo armado, el FFR (Frente Feminista Revolucionario) y luchar contra el machismo en todas sus vertientes, la xenophobia, y el racismo que impera a sus anchas. Sus miembros en total clandestinidad adoptan nombres de pájaros para minimizar el riesgo de ser descubiertas en el caso de que alguna de ellas fuera apresada y torturada (nadie conoce el verdadero nombre de nadie).

Tres son las protagonistas que nos cuentan sus puntos de vista y situaciones personales durante esa caótica etapa de sus vidas: Búho, Águila y Jana. Y tres son las partes componentes de la novela que empiezan siempre así:
Ahora que ya todo ha acabado. Ahora que se han escrito y leído todo tipo de teorías sobre cómo empezó todo y sobre qué ocurrió durante aquel periodo de tiempo. Ahora que sé que hay personas dispuestas a escuchar. Ahora, voy a contarles exactamente cómo ocurrieron las cosas. Yo maté. Yo fui una de las terroristas. Lean bien cómo, cuándo y por qué la historia de este país es hoy la que es.

 La narración de Búho es la que más peso tiene en la historia, podría decirse que es la verdadera protagonista. Su padre las maltrataba a ella, a su hermana Jana (la mayor) y a su madre, que acabó siendo asesinada en uno de esos arrebatos machistas. Águila es la jefa de su commando y también carga con su propio drama personal y rabia hacia el sistema.

Al principio solo son eliminados los agresores machistas (maltratadores, feminicidas y violadores) pero después el perfil de las víctimas elegidas se amplía y también son perseguidos los expresidiarios que han cumplido penas por asesinatos o actos de violencia de género «escandalosamente cortas» en proporción al crimen cometido.
El último asesinado de esta semana es un hombre que violó durante cinco años a su vecina, una niña que en la fecha de la denuncia contaba con tan solo diez años. Este delito le acarreó únicamente tres años y seis meses de prisión: el testimonio de la víctima fue puesto en duda por el magistrado que juzgaba el caso.

Curiosamente la ola de asesinatos justicieros que asola el país se achaca únicamente a hombres, impensable una organización y ajusticiamientos tan certeros en manos de mujeres.
También previmos que durante mucho tiempo se referirían a nosotras en masculino, dando por hecho que esa violencia no podía venir de mujeres, solo de hombres. Hombres «envenenados por el feminismo radical», por supuesto. Ningún hombre formaba parte de la organización, ni siquiera como colaborador puntual, pero la policía los buscaba más a ellos que a nosotras.

Nuestras heroínas deberán de extremar las precauciones para no ser descubiertas ni levantar sospechas entre vecinos, amigos e incluso familiares afines al régimen, ya que el Gobierno ha creado un teléfono para la denuncia por parte de la ciudadanía de posibles miembros del FFR.
 Ya no había rabia en la sociedad, solo tenía miedo. Empezó a reinar la ley del silencio allí donde antes solo había quejas y denuncias contra los abusos institucionales. El sálvese quien pueda era algo masivo. Incluso hubo gente que denunciaba de manera aleatoria en aquel teléfono para que su nombre apareciera en el bando de los «buenos», de los chivatos. 
Hace ya un tiempo tuve el placer de conocer a Barbijaputa (entiéndase “conocer” en modo cibernético, no de forma personal, claro, ya me gustaría) una polémica columnista y tuitera que adopta como imagen una muñeca Barbie con dos cuernos y rabo de diablesa, escribe bajo seudónimo y que es tachada de “feminazi” (feminista radical) por sus escritos y podcasts de su programa de radio en colaboración con el Diario.es, 

Entiendo que por aquí habrán opiniones de todos los gustos y no es mi intención crear un debate político sobre la extrema derecha o el feminismo, pero a mi me gusta lo que cuenta esta mujer que no quiere darse a conocer y me gusta escucharla y leerla. Sí, ya se que algunos diréis que los radicalismos no son buenos, y en general no lo son, pero es que yo no pienso que Barbijaputa sea una feminista radical, porque a mi entender esta señora cuenta únicamente hechos reales, historias reales, situaciones reales ¿algunas extremas? Claro . . ., pero no se está inventando nada.

Otra cosa muy distinta es la ficción, ese mundo ficticio que crea para los lectores, como el argumento de esta novela que sí podría tacharse de demasiado radical o extremista la historia que nos cuenta. Lo es, pero aún sabiéndolo da miedo, mucho miedo.

Da miedo pensar que algo así podría llegar a suceder algún día, (me ha recordado un poco al libro de Margaret Attwood “El cuento de la criada”, que también me dejó mucho miedo en el cuerpo tras leerlo) y más en los tiempos que corren, con partidos de ultraderecha gobernando algunos países europeos y alguno que otro intentándolo también por aquí (con mucho más éxito del que me gustaría, por cierto). Y es que los temas que se manejan en el libro relacionados con el machismo por desgracia los escuchamos cada día en las noticias (violencia machista, manadas que acorralan y violan a mujeres, asesinatos) y otros no relacionados con eso, también (tiempos de crisis económica, capitalismo y separación extrema entre ricos y pobres, cambio climático y sus consecuencias, odio hacia el inmigrante, homofobia, clandestinidad del aborto).

La novela es dura, tiene algunas escenas que te remueven bastante. Además te lleva a plantearte si el hecho de tomarse la justicia por su mano de forma violenta es algo moral o inmoral, aceptable o inaceptable, a preguntarte si ante las injusticias realmente todo vale. Vamos lo de ¿el fin justifica los medios?

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Sí, me ha gustado. Comencé la novela con muchas ganas, con mucha curiosidad, sin saber exactamente qué me iba a encontrar y la verdad es que la leí de un tirón, me enganchó por completo desde el principio. Y es que la mezcla de distopia con feminismo y toque de thriller, me ha encantado. 

La forma de escribir de la autora es sencilla (que no simple), correcta, sin florituras. A las protagonistas quizás les haya podido faltar un poco de fuerza, me han resultado algo frías, pero claro teniendo en cuenta su misión dentro del FFR, es fácil entenderlo como una manera de protegerse mentalmente. Desde el principio me queda claro que no estamos ante una novela de personajes profundos, pero la verdad es que en este caso eso no importa demasiado, no hace falta. Porque vale que no será la obra del siglo, pero me lo he pasado pipa leyéndola.

La trama es algunas veces desgarradora y brutal. Y el final me ha parecido un buen final, he disfrutado mucho con él.

Resumiendo: “Nadie duerme” es una distopia feminista en la que las mujeres se ven obligadas a coger las armas para combatir al Sistema, al Gobierno y al machismo. Me ha parecido una lectura muy diferente, original y adictiva, un alegato feminista que por desgracia toca temas que están muy a la orden del día.

Mi nota esta vez como no podía ser de otra manera, la máxima:


29 comentarios:

  1. Hola! No conocía este libro pero lo cierto es que su argumento no me ha dicho nada así que voy a dejarlo pasar. Muchas gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Pues me has dejado totalmente descolocado con esta entrada, amiga Marian.

    Comenzando por el seudónimo de la escritora Barbijaputa… ¡uyy, como mola!

    No tiendo a radicalizar mis opiniones, mi carácter y naturaleza siempre me llevan a buscar un equilibrio que no se escore a un extremo u otro, desde el cual reflexionar, admito que no es fácil encontrar siempre mesura.

    He ido al enlace que pones y leído varios artículos de Barbijaputa, que denominan feminazi, es cierto que el tono de sus escritos es… ¿radical?, pudiera ser, desde luego contundente, sí. Pero como dices, nada se ha inventado.

    Supongo que muchos la llamarán radical por escuchar (o leer) cosas que no quieren escuchar, porque incomodan a la conciencia, o sienten violentado su estatus de patriarca, o su ideario político y/o religioso.

    El asfixiante machismo que aún domina por las sociedades del mundo ha empujado a muchas a denunciar con radicalidad, eso es comprensible.

    Además, mucho más brutal que la trama de la novela… es la realidad con la que convivimos cada día, las sentencias tan laxas y vergonzosas en algunos casos de agresión sexual hacia las mujeres, etc.

    Así, de entrada, una distopía feminista es una propuesta nada frecuente, y eso es estimulante ya como novedad. Y ahora que lo pienso, visto el panorama de “manadas” e injusticias varias contra la mujer por el hecho de ser mujer… parece de lo más coherente una propuesta así.
    Aunque señales que la novela quizás si tenga bastante radicalismo, imagino que esto aviva aún más la reflexión, como se habrá propuesto la Barbijaputa, jeje.

    ¿Y qué te voy a decir, Marian?
    Tomarse la justicia por la mano, suele acabar mal, pero es genial leer una novela en donde a un violador de niñas, ha de asumir las consecuencias de verse ante un grupo armado de mujeres, dispuestas a arrancarle las pelotas, por JOPUTA (sin Barbi delante), dicho en plata.

    Sorprendente irrupción en 2020, Marian.

    Un abrazo y muy buen año!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me encanta haberte descolocado Paco. Y también me encanta que te hayas tomado la molestia de leer e investigar un poco a esta autora-columnista-tuitera y que coincidas conmigo en que más que radical (como dices probablemente la llamen así por incomodar, porque lo que dice a nadie le gusta escucharlo) es contundente y no se inventa nada.
      Me ha encantado leer como un grupo de mujeres se tomaban la justicia por su mano y les devolvían las consecuencias de sus actos a todos esos JOPUTAS. Jaja, a mi también me moló el nombrecito.
      Un beso y gracias por tus comentarios siempre tan laborados y jugosos!!

      Eliminar
  3. ¡Hola, Marian!

    A veces en las novelas distópicas podemos encontrar mayores realidades sociales incluso que en algún tipo de ensayo con claras orientaciones políticas. Pienso que la sociedad, tanto en Europa como en USA, está acusando un retroceso en las libertades civiles. si un libro, como es el caso de hoy, consigue entretener y además lleva un mensaje igualitario de fondo bienvenido sea.

    Un beso y feliz 2020.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí..., es cierto que en algunas distopias se narran realidades sociales o posibles realidades no tan inverosímiles en el tiempo. Es una pena sentir que se retrocede después de lo que ha costado cada avance.
      Sí, esta novela entretiene y además deja su mensaje feminista
      Besos y ¡Feliz 2020 para ti también!!

      Eliminar

  4. Ya no me pilla de sorpresa este seudónimo tan popular en las redes sociales, principalmente en Twitter, una red que únicamente leo cuando surge alguna noticia en los medios de comunicación.
    Ciñéndome a tu interesante reseña, querida Marian, te diré que no tenía constancia del libro, pero que ahora leyendo tu resumen pues me ha despertado la curiosidad por leerlo.
    También tuve mi pasado como integrante de varios grupos feministas y me tocó lidiar con cierta represión en el gobierno de los primeros tiempos de la democracia, donde incluso se nos detenía. Un pasado muy oscuro de este país y que teniendo en cuenta el auge de la extrema derecha que está imperando en algunas partes del mundo, pues si que me preocupa, como le ocurre a las protagonistas de esta distopía feminista que hoy nos recomiendas.
    Muchas gracias por aportar otro grano de arena en este sentido de hacer consciente a la sociedad del grave problema del machismo y la situación de desamparo de la mujer, que después de tantos años de reivindicaciones en ese sentido, continuamos padeciendo dicha desigualdad.

    Y si por un casual esta entrada y comentarios le llegan a la autora del libro, pues me gustaría felicitarla y animarla a continuar "dando guerra".

    Un besote. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estrella! Eres toda una caja de sorpresas para mi. Me alegra saber que ya conocías a Barbijaputa, que la habías visto por twitter (una red que tampoco leo demasiado, soy más de Instagram).
      Me has dejado de piedra con lo que me cuentas sobre tu pasado en la lucha contra el machismo en aquella dura época de nuestra historia y veo que como a mi te da miedo y te preocupa que la historia vuelva a repetirse, que se retroceda en lo conseguido o que no se siga avanzando en pos de la igualdad de género.
      Seguro que la autora sigue dando dando guerra y escribiendo más historias interesantes
      Un besote!!

      Eliminar
  5. ¡¡Feliz Año!!
    Bueno, la verdad es que no sé si me merecerá la pena escribir el comentario porque creo que vas a adivinar todo lo que voy a decir.
    No conozco a la autora por lo que no sé si entra en ese grupo de radicales o no así que me fijo solo en la novela que es.
    A ver, cierto es que actualmente pintamos bastos para las mujeres y cada vez nos cuesta más avanzar, que la sociedad está muy preocupada por la extrema derecha pero le está dejando la puerta abierta a la extrema izquierda y ojo a esto de los extremos. Pero por eso no me gusta que me lo lleven al colmo de la desesperación y sentarme a leer una novela y que me lo pinten así no es algo que ni me apetece ni me viene bien. Es lo de siempre, demasiado duro y demasiado crudo
    Y que sean frías me parece un acierto. Cuando pasan ciertas cosas todos pensamos en lo que le haríamos al culpable o culpables pero realmente si pudiéramos, la mayoría no seríamos capaces. Por lo que si esas mujeres toman la justicia por su mano es lógico que tengan esa frialdad o coraza o lo que sea.
    Me alegro de que tú la hayas disfrutado.
    Las únicas distopías que he leído y además me han gustado son Soy leyenda y Anna de Nicoló Amaniti (la n o la t es doble pero no me acuerdo).
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Feliz año para ti también!!! Sí, jaja ya nos conocemos un poquito, más o menos imaginaba tu opinión, que por cierto agradezco mucho, ya lo sabes, siempre, sea cual sea.
      Yo no creo que Barbijaputa sea radical, simplemente cuenta lo que hay y eso no gusta.
      Los extremos no son buenos en ningún aspecto de la vida, ni de derechas ni de izquierdas, eso está claro.
      Respecto a la novela, pues sí que es verdad que la he disfrutado como una enana, ya conoces mis gustos por las distopias, lo distinto y si está llevado al colmo de la desesperación y es dura y cruda, pues más me atrae todavía (se que soy un poco digamos "especial" en cuanto a gustos lectores, también lo sabes)
      Las dos distopias que has leído yo no las he leído y las dos me atraen bastante, igual en algún momento me animo con ellas.
      Besos y ¡muchas gracias por pasarte por aquí aunque la lectura reseñada no te atraiga!!!

      Eliminar
  6. Desde luego toca temas muy actuales. Me gustan las distopías cuando son críticas con la sociedad y cuando llevan cierta carga de profundidad. Y ahí es donde me entran dudas con esta novela. Estoy segura de que la intención de la autora es ser crítica pero respecto a la profundidad de esta obra no me ha quedado tan claro. Reconozco mis prejuicios, pues sé que muchas veces las editoriales recurren al tirón de personajes conocidos para aumentar ventas y no sé si este es uno de esos casos.
    En cualquier caso me ha gustado saber de la existencia de este libro. No sigo a Barbijaputa, aunque sí sabía de su existencia, y desconocía su faceta literaria.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lorena! En este caso sí hay crítica hacia la sociedad y respecto a la profundidad..., pues te reitero lo dicho en la reseña, los personajes no son demasiado profundos, puede que ese sea el único fallo, pero si te soy sincera en este caso no es algo que haya echado en falta porque la trama te mantiene expectante y con interés. Yo también soy reacia en principio a leer novelas de personajes conocidos, pero en este caso no me lo pensé porque el tema me atraía mucho y a la autora la había leído en ocasiones en sus artículos.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  7. ¡Hola, Marian! Sé quien es Barbijaputa, pero no la sigo de manera constante, aunque puedo decirte que me ha gustado todo lo que he podido leer de ella. No sabía que había escrito este libro, pero tras leer tu reseña me he dado cuenta de que el mundo que encontramos en la novela se parece mucho al nuestro si hablamos de injusticia. He visto que las mujeres se toman la justicia por su mano y muchas veces he pensado que si la justicia de nuestro país no actúa como es debido con los criminales que vemos cada día en los medios, sus condenas son de chiste, la gente tarde o temprano se cansará y puede ocurrir de todo. La trama me ha parecido súper interesante, y tu reseña igual, así que sin duda lo leeré ;)

    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Laura!! ¡Que bien que te haya parecido interesante la novela! Siempre he pensado que la justicia en nuestro país es una porquería, es muy injusta (lo digo con conocimiento de causa, la he sufrido en mis carnes) y las condenas (en todos los ámbitos, no solo en la violencia de género), si es que llega a haberlas, son de risa.
      También me encanta que conozcas a Barbijaputa, yo tampoco la sigo en plan leerla todos los días, pero sí que de vez en cuando me meto a leer sus últimos post y a escuchar sus últimos podcast
      Y si la cabas leyéndola, ¡que curiosidad por conocer tu opinión!!
      ¡Otro beso muy grande para ti también!

      Eliminar
  8. Me pasa mucho como a Lorena Álvarez,tengo prejuicios y me cuesta imaginarle profundidad a la obra. Además, Barbijaputa no me simpatiza en lo personal. No es porque piense que sea radical ni mucho menos me parezca mal feminismo, sino que ella en sí no me termina de hacer el peso. Sobre feminismo prefiero antes a otras autoras. Con todo, si la obra me llamara o viera muchas reseñas halagadoras no descartaría leerla, pero es el caso. Así que la dejo pasar.
    Feliz año 2020.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Bueno, a veces nos hacemos prejuicios injustificados en nuestra cabeza (otras veces son justificados, claro), pero si esta señora no te cae bien, pues lo que dices, hay muchas autoras feministas también maravillosas a las que leer.
      Después de leer y reseñar esta novela, estuve buscando reseñas sobre la misma (me gusta hacerlo después de reseñar para no sentirme influenciada por otras opiniones, aunque a veces es verdad que me decido a leer algo tras alguna opinión positiva de algún bloguer@ de mi confianza) y la verdad es que leí muchas, la mayoría eran positivas.
      ¡Feliz año 2020 para ti también!
      Un beso

      Eliminar
  9. No sabía que Barbijaputa escribía novelas. La sigo en los medios de comunicación y en Twitter y no me parece excesivamente radical. (por cierto, voy a dejar de leer a los twitteros, me ponen de muy mal humor en general). Tu reseña de la novela me ha gustado, y soy hasta capaz de buscar el libro en cuanto vaya a Madrid.
    Feliz 2020, como dijimos en Instagram
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bien Sorokin!!! Me alegra mucho que pienses como yo, que Barbijaputa no te parece radical. Yo no utilizo mucho twitter, solo sigo a dos o tres personas (a esta autora entre ellas) aunque no me meto todos los días (algo que sí hago en Instagram, que me gusta bastante más). Yo también desconocía sus dos novelas escritas hasta ahora, aunque sí sabía de sus libros sobre feminismo.
      Me encanta haberte metido el gusanillo en el cuerpo con esta novela y me encantará conocer tu opinión sobre ella
      ¡Besos y Feliz año para ti también!!

      Eliminar
  10. Hola Mariah!
    muchas gracias por la reseña, tiene pinta de ser el tipo de libro que me puede gustar jijiji pero no lo encuentro por aca (chile) espero encontrarlo por ahi!
    ya te sigo, y te invito a seguirme si gustas <3
    cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues bienvenida al blog! Una pena que algunos libros no sean fáciles de encontrar en algunos sitios.
      Un beso

      Eliminar
  11. Al principio no me atraía nada de nada pero cada vez estoy viendo más buenas opiniones como la tuya y al saber un poco más de que trata me ha acabado creando curiosidad.
    Besos y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, parece que la novela está gustando bastante en general. Yo también estoy viendo cada vez más reseñas muy positivas.
      ¡Gracias por tu comentario!
      Besos

      Eliminar
  12. Me ha hecho gracia el pseudónimo de la autora, tiene tirón. Respecto al libro, no me llama. Y es que estoy un poco cansado de las distopías. Es un subgénero (en todas sus posibles vertientes) que se ha explotado tanto en la última década, que me tiene que llamar mucho el libro en cuestión para lanzarme a por él. Me alegro de todas formas de que lo hayas disfrutado tanto. Siempre es interesante conocer libros y autores nuevos.

    Un beso, y feliz año ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es gracioso el seudónimo. Es cierto que las distopias se han explotado y se seguirán explotando, pero no sé que tienen que si es buena (muchas no suelen atraerme) las disfruto mucho, me pasa como con el género de novela negra
      ¡Feliz año para ti también!!!
      Besos

      Eliminar
  13. Hola, Marian. Tengo anotada la novela y me ha encantado encontrar tu reseña. Tenía mis dudas ya que a Algunos libros buenos no le convenció el libro y yo no me decidía por él. Esta Navidad en una reunión familiar mi sobrina me dijo que ella había leído el anterior libro y que le gustaba mucho. Bueno, que me gustaría leer esta distopía.

    Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carmen! Bueno, está claro que no todos tenemos los mismos gustos lectores. Solo puedo decirte que a mi me encantó y si te gustan las distopias y las novelas feministas pues es muy probable que la disfrutes como yo
      Me encantará leer tu opinión cuando la leas
      Besos

      Eliminar
  14. ¡Hola!
    He leído algunos artículos y también la sigo por twitter, y, aunque a veces parece incomodar por su estilo, dice verdades que hay que asumir.
    El libro no lo he leído, pero espero hacerlo pronto. De todas maneras, tengo El cuento de la criada antes XD
    Menudo mal cuerpo me van a dejar...
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es verdad que a veces incomoda (y no hablo por mi), pero es que las verdades a veces incomodan, es lo que tienen, pero sí, dice verdades como templos y por eso la llaman feminazi.
      El cuento de la criada también es una maravilla de novela (estoy también enganchadísima a la serie y deseando ver que pasa con Gilead.
      Son novelas duras, que durante la lectura sí te dejan mal cuerpo, es irremediable, pero merecen la pena, sin duda
      Besos y ¡gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  15. Hola! Me genera un poco de curiosidad.a decir verdad no conozco la autora y leo tu reseña y los comentarios.sin emitir opinión. Lo pensare.

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que cada vez estoy leyendo más libros sobre feminismo, así que este me lo apunto. Ella desde luego no deja a nadie indiferente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar