Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


10 de enero de 2022

Reseñas 2x1: “LOS INGRATOS” de Pedro Simón y “EL BAILE DE LAS LOCAS” de Victoria Mas


“Lo mismo que un día quitas para siempre los peluches de la cama, crecer también significaba quitar de en medio otras gentes que ocuparon un espacio importante en tu infancia. Vas olvidando poco a poco sus voces, sus rostros, los juegos compartidos, los descubrimientos conjuntos, esos fogonazos que te iluminaron en medio de la oscuridad, los secretos primeros.

Y da igual que a aquellas personas les jurases amistad eterna o amor de por vida siendo un niño. En la edad del instituto solo existe el futuro. Eres todo lo que te queda por delante.”.




“Se produjeron avances clínicos, y la Salpêtrière se transformó en un centro de tratamiento e investigación neurológicos. Una categoría totalmente nueva de pacientes empezó a recibir atención en diversas unidades del complejo: se las denominaba «histéricas», «epilépticas», «melancólicas», «maníacas» o «dementes».

Las cadenas y los andrajos dieron paso a la experimentación con sus cuerpos enfermos: los compresores ováricos conseguían calmar los ataques de histeria; la introducción de un hierro caliente en la vagina y el útero reducía los síntomas clínicos; los psicotrópicos —nitrito de amilo, éter o cloroformo— pacificaban los nervios de las más jóvenes; la aplicación de diversos metales —zinc e imanes—”

"LOS INGRATOS"

Últimamente se habla mucho de este libro, en los blogs, entre los usuarios de la biblioteca, lo veo por todas partes. El tema me atraía como la miel a las moscas y al final, no he podido resistirme. ¡Qué acierto!

La trama sin spoiler
"Los ingratos" es la historia del matrimonio formado por Natalio y Mercedes, y sus tres hijos, Vero la mayor, Isa, la mediana y David el benjamín. La madre es maestra y la han destinado a un pequeño pueblo de Extremadura, donde llega la familia al completo para tomar posesión de la casa que les ha cedido el ayuntamiento. En el Simca 1200 llevan también al Fliqui, el perro y a los dos canarios. Corren los años 70, 1975 en concreto, y los cinco se instalan e intentan adaptarse lo mejor que pueden a su nueva vida. El padre trabaja en Madrid, solo está con ellos los fines de semana y en vacaciones, así que Mercedes necesita a alguien que la ayude con las tareas de la casa, porque ella no da abasto, sobre todo con el cuidado del pequeño David. 
Criaba sola a tres hijos: dos chicas imbéciles y un niño miedica. Daba clases a treinta niños de entre seis y catorce años. Fumaba un poco. Había viajado por París y Portugal. Llevaba pantalones de campana y gafas como las del Un, dos, tres. Tenía carné de conducir, aunque no conducía. Se peinaba a lo garçon. Arreglaba enchufes. Cocinaba fatal. Cosía. Sembraba un pequeño huerto. Cuidaba a dos canarios. Nos obligaba a fregar, a secar y a colocar la vajilla. Nos explicaba la lección. Trabajaba hasta bien entrada la noche.

La elegida es Emérita, una mujer sorda a la que hace un año que se le ahogó el marido en un pozo y que acaba de perder a su bebé. Entre David y Emérita, el niño y su cuidadora, surge una relación muy especial, la mujer se vuelca en cuerpo y alma en el hijo de la maestra, casi como si fuera su propio hijo y el niño llega a quererla tanto como a su propia madre, Eme es la que siempre está ahí cuando lo necesita. 
No sabe lo que disfruto haciendo los bocadillos de los niños. Eligiendo qué cosa le pongo a cada uno. Envolviéndolos después. Saliendo luego de casa como si nos fuésemos a Filipinas. Que si una pelota. Que si unos chicles. Que si el tirachinas. Porque lo malo no es el silencio que lleva dentro una, señorita, como si fuese un luto que no tiene remedio. Lo malo son los silencios de fuera. Cuando no tienes a nadie que te ponga el brazo. Y no hay un chico en bici que te abra el camino. Esos son los silencios malos.

 

Los puntos fuertes de la novela

Pedro Simón escribe muy bien y la historia que nos regala es preciosa, entrañable, una historia que me ha llevado de vuelta a la España de los viajes familiares en un Simca 1200, un 850 o un Seat 127 ranchera como en mi caso, con el ¿cuánto queda? a todas horas y el ¡tengo ganas de vomitar! perpetuo. De vuelta a la época de la recién estrenada democracia y las primeras votaciones, a aquellos veranos asalvajados en el pueblo donde los padres casi no te controlaban y podías entrar y salir a tu antojo, con los amigos, todo el día con las bicis. A mi infancia en la España del "Un, dos, tres", de las bebidas Mirinda, de Pippi Calzaslargas, de las TDK de 60. 
Nos llevábamos mal como en las familias de bien. Si eras el hijo pequeño y te llevabas bien con tus hermanas, si jugabas con ellas y querías ir con ellas y tratabas de parecerte a ellas, es que eras un esclavo sin cerebro o un mariquita. Que a pesar de acabar en -ita era como ser un marica muy grande muy grande. 

Este libro resultó ser el ganador del Premio Primavera de Novela 2021, y el jurado dijo sobre él: “Los ingratos es un relato con imágenes poderosas e inolvidables sobre la pérdida de la inocencia y el paso de la infancia a la edad adulta, a la vez que un homenaje a la ternura y la culpabilidad, a los que nos trajeron hasta aquí sin pedir nada a cambio. Una auténtica historia de amor en toda la extensión de la palabra”.

Cierto, hay mucho amor entre sus páginas, todo tipo de amor, pero también hay oscuridad, soledad, silencios y mucho olvido. Me he pasado toda la lectura preguntándome el porqué del titulo, donde estaban los ingratos, quienes serían, buscando la ingratitud y al final la encontré, vaya si la encontré, porque hay muchos tipos de ingratitudes.


Resumiendo: "Los ingratos" es una novela maravillosa que está contada con mucha frescura, cierto humor y tono melancólico. Con una prosa cuidada, impecable, bonita, Pedro Simón narra una historia impregnada de añoranzas, rememoranzas, de nostalgia de aromas, de sabores, de aquellos maravillosos años 70 vividos. Una novela que, cuando la acabas, te deja reflexionando sobre lo que has leído, sobre las emociones que has sentido.




"EL BAILE DE LAS LOCAS"

La trama sin spoiler
París, 1885. Nuestra protagonista es Eugénie, bueno, una de ellas. La otra es Geneviève. Eugénie es una mujer bastante independiente y liberal que lee a escondidas libros como el "Libro de los Espíritus", de Allan Kardec, repudiado y prohibido por introducir conceptos de un avanzado feminismo para los tiempos que corren. Además, tiene un don, ella puede ver a los muertos, se comunica con ellos, pero eso es algo que no le cuenta a nadie, porque si algún varón de la familia se llegase a enterar, la tomarían por loca y acabaría encerrada en el Hospital de moda para enfermas mentales, La Salpêtrière.

A nadie, excepto a su abuela, que sí conoce su secreto. Pero esta la traiciona, lo larga todo a la familia, y el padre, cuando se entera, decide quitarla de en medio e internarla, ante la mirada pasiva y permisiva del hermano y la madre. Encerrada y rodeada de otras consideradas locas, tachadas de “histéricas” que llevan años y años allí, se muere de rabia pensando en la vida que le espera, obligada a participar en las sesiones del prestigioso doctor Jean-Martin Charcot, considerado el padre de la neurología moderna, en las que un puñado de médicos e internos varones la estudian como a un bicho raro, como objeto de diversión expuesto ante un público absorto, algunos escépticos, otros convencidos, pero todos unidos por la misma e insaciable curiosidad. Hay médicos, escritores, periodistas, internos, políticos, artistas...
De vez en cuando, el famoso ataque de histeria sacude el dormitorio, que disfrutaba de una calma temporal: en una cama o en el suelo, el cuerpo de una mujer se dobla, se tensa, lucha contra una fuerza invisible, se debate, se arquea, se retuerce, intenta escapar a su suerte, sin conseguirlo. Al instante, se forma un corro a su alrededor, un interno le aplica dos dedos sobre los ovarios, y la presión termina calmando a la loca. En los casos más graves, se le tapa la nariz con una gasa empapada en éter: los párpados se cierran y la crisis cesa.

Geneviève es la enfermera Veterana del centro, veinte años hace que trabaja junto a Charcot. Mujer seria, impasible, se ha puesto una coraza para no sentir pena, para distanciarse de ese tétrico lugar donde trabaja y de las que lo habitan. 
No piensa en las enfermas. No le interesan. Su desgracia no la perturba, sus historias no la conmueven. Tras lo que le ocurrió en sus inicios como enfermera, renunció a ver a las mujeres que hay detrás de las pacientes.

Curiosamente Eugénie y Geneviève hacen buenas migas, hablan, congenian, comparten alguna cosa en común (que no os puedo contar para no hacer spoiler) que las acerca. Además, es primavera y el baile de Media Cuaresma está cerca, una luz que les devuelve solo por unos días las ganas de sonreír y confiar en que pronto saldrán de allí.

Los puntos fuertes de la novela

El tema de la locura, de las enfermedades mentales en la ficción me resulta fascinante y si encima hay detrás ciertas dosis de realidad y veracidad en la historia que me están contando, pues doblemente me fascina. Aunque en “El baile de las locas” puede que al final demasiada locura no haya, sí que se basa en algunos hechos y datos reales. Os cuento. . .

En el siglo XVII se construyó en París un “Hospital general para el internamiento de los pobres y vagabundos de París” y tenía como propósito eso, internar a los pobres y vagabundos de la ciudad. En un principio tenía tres partes: La Pitié, para los niños, Bicétre para los hombres y La Salpêtrière para las mujeres. En 1684, la parte de La Salpêtrière fue ampliada con un edificio que servía como lugar de reclusión a las mujeres denunciadas por sus maridos o padres, pero denunciadas no porque hubieran hecho algo malo, sino por haber dicho o hecho algo inaceptable a los ojos del patriarcado imperante, cualquier cosa que pusiera en peligro su papel dominante o temas relacionados con la brujería, el más allá o los muertos.
Como si los obstáculos intelectuales no bastaran, también había que limitarlas físicamente. A juzgar por las barreras que les ponían, más que despreciarlas parecía que los hombres las temieran.

Después, durante el siglo XIX, que es la época en la que está ambientada esta novela (1885), pasó a ser un reconocido centro de Salud Mental, donde los estudiantes llegaban de toda Europa para estudiar en el hospital. Pero al final, en la La Salpêtrière se hacía lo mismo de siempre, se encerraba allí a las mujeres que se salían de la norma machista, que hablaban o decían cosas inapropiadas. Pero además se empezaron a llevar a cabo experimentos psiquiátricos con las mujeres recluidas, usando métodos novedosos como la hipnosis. Y lo más curioso. . ., cada año tenía lugar “el baile de la Media Cuaresma”, conocido por la prensa y la burguesía de la época como “el baile de las locas". En él, las internas se mezclaban con la sociedad, se exponían a ella, que no dudaba en asistir por el morbo y la curiosidad de ver cómo eran aquellas mujeres de las que tanto se hablaba y cómo era ese lugar tan misterioso.

Victoria Mas, una autora francesa hija de la cantante francoespañola Jeanne Mas y nieta de españoles, cuenta en una entrevista que he leído por ahí, que, paseando un día por los jardines del actual Hospital de la Pitié-Salpêtrière, se interesó por el majestuoso edificio e indagó: "Descubrí que había sido una prisión y después un psiquiátrico de mujeres en el que a finales del siglo XIX tenía lugar ese famoso baile de las locas" y decidió escribir sobre ello.

Por cierto, la historia me ha recordado mucho, me ha venido a la cabeza constantemente la serie "Ratched" (Ryan Murphy, creador, 2020), considerada una precuela serializada de la película “Alguien voló sobre le nido del cuco”. La temática es similar, inquietante.

Resumiendo: "El baile de las locas" es una novela muy interesante, sobre todo por estar ambientada en hechos reales, en un Centro de Salud Mental que existió y donde se encerraba de por vida a las mujeres que por diversos motivos molestaban, destacaban, o llamaban mucho la atención. En poco más de doscientas páginas, Victoria Mas nos muestra como era ser mujer en esa época y en ese lugar.


Las dos novelas me han gustado mucho, os las recomiendo. Mi nota es la máxima para ambas:



40 comments:

  1. ¡Hola, Marian! Tengo muchas ganas de leer "Los ingratos" y es que esas historias, algo melancólicas, llenas de recuerdos, siempre me atraen. Gracias por las reseñas y espero tengas una linda semana. ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marita!
      pues anímate con esta lectura, seguro que la disfrutas
      Una linda semana para ti también
      Besitos!

      Eliminar
  2. La época de Los ingratos, más que la de mi infancia es la de mi adolescencia. Yo nunca viajé en coche. Mi padre era maquinista de RENFE y nunca quiso sacarse el carnet. Decía que ya conducía bastante trabajando. Así es que mis viajes eran en tren que además nos salía gratis. Tienes razón, este libro se ve en todas partes últimamente. Desde mi estante de pendientes me hace señas hace unas semanas y creo que en breve tendré que atenderle.
    Respecto a El baile de las locas, he leído alguna otra reseña y también lo tengo en mente, pero con menos prioridad. Por cierto, me encantó la serie Ratched.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rosa!
      normal que si tu padre era maquinista de Renfe que el hombre no ti¡tuviera más ganas de conducir, pero seguro que vuestros viajes en tren estaban genial.
      SI la novela ya te hace ojitos desde tu estante de pendientes, a por ella, no me ha defraudado en absoluto.
      Que bien que te encantara Ratched!!
      Un beso

      Eliminar
  3. Hola, Marian.
    Los ingratos ya se habían venido al rincón por culpa de la pelirroja. Sabía que si alguien podía recordar la Mirinda eras tú, ¡todo el mundo me dice siempre que no! Y esos veranos de libertad absoluta en esos pueblos donde los niños éramos libres porque nunca pasaba nada malo. Los pueblos eran casi como mundos mágicos. ¿Por qué se está perdiendo todo lo bueno? Y los viajes interminables en coche sin tabletas ni artefactos y sin tener que hacerlos en dos días porque no nos hicieron de cristal como ahora.
    Y paro ya porque voy a parecer aquí la abuela cebolleta.
    Fíjate que tengo media idea de quiénes han podido ser esos ingratos.
    Respecto a las locas, me llama más la atención el sitio en sí que la historia, ya que el feminismo y las circunstancias de la mujer en el pasado es un tema que a día de hoy me satura un poco.
    Me lo guardo pero para más adelante.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Normal que la reseña de la pelirroja te convenciera para llevártelo a la Cantina. La Mirinda, sí..., jaja, a mi hermano le gustaba mucho, aunque yo era más de Pepsicola. Y el pueblo, cuántos veranos y fiestas de guardar felices y libres pasamos allí, inolvidables e irrepetibles. Teníamos la felicidad a nuestros pies y no lo sabíamos.
      Sí, ya seque el tema del feminismo te satura, a mi me pasa lo contrario, es una tema que no me cansa. Aunque en El baile de las locas, además del lugar y la ambientación, que sin duda es importante, también el aspecto psicológico mola, creo que la novela te gustaría
      Besines!

      Eliminar
  4. Mi querida Marian, que dos espléndidas novelas has traído. La primera sabes que me enamoró completamente, y la segunda me gustó tanto que ya he visto la película dos veces.
    Fabulosa.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Yoli!
      sé que Los ingratos te enamoró y sabes que gracias a ti reanimé a leerla, fue ver tu reseña y pensar que tenía que leerla ya mismo, ya sabes que soy muy impulsiva.
      No sabía que habías leído la segunda. Tengo pendiente de ver la peli y por eso me alegra que me cuentes que la has visto ya dos veces porque es fabulosa.
      Besitos!!!

      Eliminar
    2. Peli y además la tengo en Amazon. Pues ¡ya la hemos liado! Jaja. Eso me pasa por cotillear los comentarios de los demás. Ups.

      Eliminar
    3. ¡Hola!
      le contaba a Yoli ayer por Instagram que la vi justo ayer tarde, porque vi que estaba en Amazon. A ver..., la peli es buena, pero manías que tiene una, me gusta que las adaptaciones cinematográficas de los libros, se ciñan al máximo al argumento de este y aquí se saca algunas cosas de la manga, eso no me gusta. Aún así, las actuaciones de las dos actrices principales son buenas.
      En cualquier caso, te recomiendo sin duda que leas antes el libro, porque aunque en este caso la adaptación es buena, el libro es mejor
      Yo también leo los comentarios de los demás en los blogs, no en todos ni todos, claro, solo los que me interesan, de personas que me interesan. No es cotilleo, es curiosidad , jeje

      Eliminar
  5. Que ganas de leer los ingratos y más con tu reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial que la tengas en mente, yo te animo a que la leas ya mismo

      Eliminar
  6. me encanta como criticas reseñas vendes lo slibro que te gustan y no te gustan
    mil abrazos

    ResponderEliminar
  7. No conocía ninguno de los dos y me parece que van ambos a la saca. ¡Qué buena pinta!
    Un besote y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bien que te lleves los dos! a ver si los lees y me cuentas.
      Un besote!!!

      Eliminar
  8. La primera me sonaba mucho y viendo tu reseña, me has dejado con muchísimas ganas. La otra no me sonaba y pinta también bastante bien. Tomo buena nota de ambas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Margari!
      las ods son buenas y merecen la pena, aún siendo de temática totalmente distinta
      ¡Besotes!

      Eliminar
  9. Hola, Marian:
    Dos libros que tengo pensado leer. Primero quiero leer a Pedro Simón. Como a ti ese mundo del Simca 1200 y así es el de mi infancia y adolescencia. Siempre gusta volver a ese tiempo si está bien escrito como parece aquí.
    En cuanto a "El baile de las locas", el asunto de la histeria femenina, la locura y tal me atrae algo menos. Lo que sí me gustaría recordar o ver si es que a lo mejor no he visto es la serie Ratched que citas como precuela de "Alguien voló sobre el nido del cuco".
    Dos buenos títulos, amiga.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juan Carlos!
      sí, Pedro Simón escribe muy bien, consigue con sus palabras transportarte a esa época de los 70. A mi es que los temas mentales en general, sean de la época que sean me llaman mucho la atención en el mundo literario. La serie Ratched es buena, tienes que verla, Sarah Paulson está magnífica en su papel de enfermera
      Un besazo

      Eliminar
  10. ¡Hola, Marian!

    Las dos novelas que nos traes me han gustado mucho. De la primera me han llamado la atención los dos personajes femeninos y me ha dado curiosidad esa ingratitud que finalmente descubres en la novela. Por otro lado, he tenido una especie de flechazo con El baile de las locas, ya que el contexto en el que se desarrolla me gusta mucho, pero al mismo tiempo me horroriza el trato que recibían estas mujeres. Y encima está basado en casos reales...

    Hoy, nos has traído dos historias muy interesantes. ¡Felicidades por la doble reseña!

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Laura!
      me alegra que te hayan resultado interesantes ambas novelas.
      Respecto a El baile de las locas, en eso radica el mayor interés, en saber que es algo real, que el lugar existió, que se hacía todo eso con las mujeres, escalofriante...
      ¡Un beso!

      Eliminar
  11. Las dos me llaman mucho y más después de leer tu opinión. Besos

    ResponderEliminar
  12. Los ingratos no paro de verlo por las redes sociales, pero, si te digo la verdad, la tuya es la primera reseña que leo de este libro, así que te lo agradezco, pues aunque he leído opiniones muy positivas sobre él, en realidad no sabía muy bien de qué iba o lo que me podía encontrar en él.
    De El baile de las locas nada sabía, pero me ha llamado la atención. Me interesa por el trato a la enfermedad mental de la época y por la consideración de loca a toda mujer que se saliera de lo establecido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que últimamente se oye hablar mucho de Los ingratos y me alegra haberte aclarado lo que te vas a encontrar si decides leerlo.
      El baile de las locas es buena novela, creo que puede gustarte y más si te atrae el tema
      Besos

      Eliminar
  13. Hola, Marian. Los ingratos lo tengo leído, pendiente de reseñar, y me gusto muchísimo. El baile de las locas lo compré en digital, pero soy compradora compulsiva de libros y no me da tiempo a leerlo todo. A ver si pronto lo leo.

    Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carmen!
      entonces coincidimos en opinión con Los ingratos, me alegra que lo disfrutaras como yo. Espero que te animes a ponerte con El baile de las locas, ya que lo tienes ahí esperando a ser leído
      Besos y felices lecturas para ti también

      Eliminar
  14. ¡Hola, Marian!

    El baile de las locas era reseñado hace poco por María Delgado y ya entonces me llamó mucho la atención. Ahora, con tu también estupenda reseña me he animado mucho a afrontar esta lectura. Respecto al primer libro reseñado me han llamado mucho la atención esas referencias nostálgicas por lo que queda anotado también. Sería muy chulo una reseña de "Yo fui a E.G.B", je, je.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel!
      fue la reseña de María la que me puso los dientes larguísimos con la novela, yo creo que al día siguiente ya la había comenzado, a veces soy muy ansiosa, se me mete entre ceja y ceja una lectura y a por ella que voy.
      Y la segunda, pues sí, yo creo que debe asemejarse en el tono de fondo al de Yo fui a EGB, no te creas que no he pensado leerla también, jeje
      Besos

      Eliminar
  15. Veo que ambas lecturas tienen elementos muy atractivos. Puede que me decantase más por la primera por una simple cuestión de afinidad; la época de los 70 también yo era un chiquillo (en el 75 tenía 8 años), y recordar aquel ambiente siempre me resulta emotivo.
    La otra novela toca un tema potente; la salud mental, pero en aquella época que recrea la novela el asunto parecía muy turbio, y como si hubiese carta blanca para cualquier espeluznante experimento, madre mía...
    Está bien empezar el año con muy buenas lecturas, no te puedes quejar, Marian.
    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Paco! no me quejo, no, han sido buenas lecturas para comenzar el año lector. Recordar aquellos maravillosos años 70, siempre es agradable, me gusta, es agradable sentir ese tipo de nostalgia por lo vivido.
      Respecto al tema de la salud mental en la otra novela, pues la verdad es que la mayoría de las chicas que había allí ingresadas en ese terrorífico hospital, no tenían problemas mentales, salvo la propia ansiedad por estar allí metidas, ni estaban locas, histeria lo llamaban. Pero cualquier excusa era buena para quitarse de en medio a una mujer que molestaba por sus libres pensamientos, o ideas liberales.
      Beso

      Eliminar
  16. interesantes reseñas Marian ,me leí Los ingratos ,El baile de las locas lo dejo para otra ocasión , mis saludos.jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias J.R!
      has leído Los ingratos, ¿te gustó? supongo que sí
      Saludos y gracias por pasarte

      Eliminar
  17. No conocía ninguna, pero se ven muy distintas. Quizá la segunda se antoja más inquietante ya solo por dónde se desarrolla. Y ya que mencionas esa serie (que por cierto, Alguien voló sobre el nido del cuco es una de mis pelis favoritas), me dejaste con la curiosidad, tendré que echarle un ojo a ver qué tal es.

    Un beso, y feliz año ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ray!
      la segunda es inquietante, sí, por el lugar, por la época y creencias que momento, por la ambientación. La serie Ratched también lo es, tienes que verla.
      ¡Feliz año para ti también!
      Besos

      Eliminar
  18. Hola, Marian. Creo que me quedaría con la segunda opción, estoy con sobredosis de nostalgia y de hecho el último libro que he leído, del humorista Julián López, iba de eso. La ambientación decimonónica de "El baile de las locas" me atrae y el hecho de que aborde el tema de la salud mental, tan arrinconado en todos los ámbitos es un punto a favor. Con todo, ambas pintan muy bien. Iremos estrenando la lista de 2022.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Gerardo!
      que alegría verte por aquí..., respecto al primero te diría que es una nostalgia de la buena, no de la que hace sufrir, sino de la que se disfruta, o al menos yo he disfrutado volviendo a esa época, recordando cosas de mi infancia.
      Y el otro, pues si el tema de la salud mental te atrae, te gustará
      Un abrazo y Feliz año

      Eliminar
  19. Hola!
    Muchas gracias por la reseña y las recomendaciones.
    Sin duda el baile de las locas es la que más me llama de las dos.
    Besotes ;)

    ResponderEliminar
  20. Hola Marian. Le tengo muchas ganas a Los ingratos. Todos habláis muy bien de este libro. Siento que la historia me podría gustar tanto como a vosotros. A ver si me pongo a ello. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marisa!
      a ver que te parece cuando lo leas
      Besos

      Eliminar