Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


16 de diciembre de 2018

“MUÑECAS ROTAS” de James Carol



“Una lobotomía consiste en cortar las conexiones con el córtex prefrontal, la parte del cerebro responsable de la personalidad y la toma de decisiones.

El córtex prefrontal es crucial, entre otras cosas, porque nos permite diferenciar entre ideas contradictorias, nos permite determinar lo que es bueno o malo, peor o mejor, lo que es igual y lo que es diferente.

Gracias al córtex prefrontal somos capaces de determinar las consecuencias de nuestros actos y de imaginar escenarios futuros”

Jefferson Winter no es un investigador corriente. Tiene una inteligencia muy superior a la media y es hijo de uno de los más famosos asesinos en serie de Estados Unidos.

Jefferson Winter se ha pasado la vida intentando distanciarse del legado de su padre y pone todo su empeño en perseguir a los que son como él.

Tras una carrera prometedora en el FBI como experto en perfiles psicológicos, viaja por todo el mundo ayudando a los cuerpos policiales a resolver los casos más complicados.
James Carol nació en Escocia (1969), pero vive en Inglaterra (Hertfordshire) con su mujer y dos hijos.

Ha sido guitarrista, ingeniero de sonido, profesor de guitarra, periodista y, finalmente, escritor. También entrena caballos y es profesor de hípica.

"Muñecas rotas" es su primera novela (publicada en España por La Esfera de los libros en 2015) que tiene como protagonista a Jefferson Winter, un experto en perfiles psicológicos, de la que se han vendido más de 100.000 ejemplares en Inglaterra, ocupando el puesto número 1 de libros más vendidos en Inglaterra y el número 3 en Italia.
El protagonista indiscutible de esta novela es Jefferson Winter, el mayor experto en psicología criminal de todo Estados Unidos. Winter es hijo de un famoso asesino en serie que fue condenado y ejecutado tiempo atrás. Ser hijo de alguien así no es algo que se digiera fácilmente, es una losa con la que cargará siempre. Y para intentar llevarlo mejor, se dedica en cuerpo y alma a perseguir a gente como él.
Eran muchos los asesinos que yo había entrevistado a lo largo de los años. Me había propuesto comprender las razones por las que un ser humano hacía daño a otro por puro placer, quería entender qué les llevaba a matar.

¿De qué va la novela?

El experto criminalista llega a Londres un frío mes de Diciembre para colaborar con Scotland Yard en la búsqueda y captura de un psicópata que ya ha matado a cuatro de sus víctimas y acaba de secuestrar a la quinta, Rachel Morris.
Desde que abandoné el FBI viajaba por todo el mundo persiguiendo asesinos en serie. Cada día me llegaba una nueva petición de ayuda, a veces hasta dos o tres. Y era difícil elegir con qué caso quedarme, porque rechazar un caso podía implicar una sentencia de muerte para una persona.
El “sudes” (sujeto desconocido, como ellos lo llaman en su argot policial) es un sádico con una visión retorcida del mundo, muy macabro, que no solo mata a sus víctimas sino que se divierte torturándolas mutilándolas hasta dejarlas como maltrechas “muñecas rotas”
Este sudes es un hombre organizado; lo medita y planea todo hasta el mínimo detalle. Sus fantasías le dominan, y ahora que ha empezado a hacerlas realidad, no se detendrá hasta que lo capturemos o lo matemos.
Cuando ya no se divierte con ellas, les practica una lobotomía transorbital o una lobotomía «picahielo», como se denomina popularmente, para poder soltarlas sin que ninguna pueda delatarle, ni reconocerle.
Para practicar este tipo de lobotomía hay que levantar el párpado e introducir un punzón fino, el orbitoclasto, hasta encontrar la cuenca del ojo. Con un martillo se golpea el punzón para quebrar el hueso, que en esta parte es muy fino, y llegar al cerebro. Después basta con mover el punzón de lado a lado a varios niveles para destruir tejido cerebral. A continuación, el orbitoclasto se inserta en el otro ojo y se repite el procedimiento.
Pero ciertamente la muerte hubiera sido lo mejor para ellas, ya que esta técnica las transforma en vegetales destruyéndoles totalmente su personalidad y robándoles el alma.

Junto a la agente de policía Sophie Templeton, hacia la que desde el principio siente cierta atracción sexual (algo que es mutuo), y a las órdenes del inspector Mark Hatcher, investigarán duro para atraparle e intentar evitarle una lobotomía asegurada a la última víctima. ¿Lo conseguirán? ¿Conseguirán llegar a tiempo y salvar a Rachel Morris?

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

La novela ha conseguido atraparme. He leído por ahí que a la mayoría de la gente el protagonista recuerda mucho al personaje de Jo Nesbo (Harry Hole) y es cierto (leí "Muñeco de nieve" de este autor). Pero a mí desde el principio me venía a la mente Sebastian Bergman de la trilogía creada por los impronunciables Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt, porque los dos personajes Bergman y Winter se parecen, aunque no en todo. Ambos son expertos en asesinos en serie y ambos viven atormentados por razones bien distintas: Bergman por haber perdido a su mujer y a su hija en un tsunami y Winter por haber crecido junto a uno de esos asesinos a los que ahora se dedica a perseguir, sin darse cuenta de nada, pensando que era un padre normal y corriente. Y también le atormentan las cuatro últimas palabras que este le dedica antes de morir durante su ejecución, unas palabras que siempre le persiguen, siempre están ahí en su cabeza (tendrás que leerte el prólogo para saber que le dice su padre antes de morir)

La prosa del autor también me ha gustado, los capítulos son cortos con muchos diálogos y los personajes son profundos, bien definidos e interesantes. Durante la trama se van intercalando  capítulos referentes a la investigación policial de Winter, con otros capítulos de extrema dureza narrados en tercera persona contando el cautiverio y las torturas de Rachel Morris.

Lo de la lobotomía es espeluznante: he investigado un poco (aunque ya algo sabía sobre ello) y parece ser que a finales del siglo XIX se empezó a usar para tratar todo tipo de enfermedades mentales (esquizofrenia, psicosis, depresiones), y lo peor es que también se aplicaba esta técnica en niños, sobre todo en los que se diagnosticaba de hiperactividad y/o trastorno de déficit de atención.

Lo que ya no me ha gustado tanto es enterarme de que esta es la primera de una saga protagonizada por Jefferson Winter (en inglés parece que hay unas cinco más publicadas). Y no me gusta, únicamente porque las sagas me dan pereza y aunque la novela me ha incitado a continuar, muy probablemente no seguiré leyendo las siguientes entregas en español (aunque, ¿quién sabe?)

Resumiendo: “Muñecas rotas” es un thriller que me ha enganchado desde la primera página, muy duro, en ocasiones escalofriante, no apto para estómagos delicados (ya sabéis que no es mi caso), con un protagonista de esos muy especialitos, carismático, que seguro os recordará a alguno de otras conocidas sagas policiales y con un final impactante.

Os animo a leerlo, y a conocer a Winter, sobre todo a los amantes del género porque...
“Nadie conoce mejor que él la mente de un asesino”

Mi nota..., la máxima:

20 comentarios:

  1. Pues no me sonaba de nada. Y me has dejado con unas ganas!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo ya hacía tiempo que había leído reseñas muy buenas sobre esta novela y le tenía muchas ganas. Por fin pude hacerle hueco
      Besos

      Eliminar
  2. Difícil resistirse cuando el género me encanta y la trama me chifla 🤗 Qué fácil me has convencido...

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Yolanda! Creo que este es de los que pueden gustarte, aunque es durillo, eso sí...
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola Marian! Yo disfruto mucho de este género y creo que disfrutaría mucho de este libro. Lo único que me echa un poco para atrás es que sea una saga. Aun así, me lo llevo apuntado. Gracias por la reseña. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues te pasa lo mismo que a mí, que me echa para atrás lo de la saga (me enteré cuando ya lo había acabado). Pero bueno, puedes leerte solo el primero como voy a hacer yo
      Besos

      Eliminar
  4. Me gustó pero me dejó la sensación de que prometía más de lo que realmente terminaba dando y eso me dejó un regusto agridulce
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? Vaya..., a mí me gustó mucho ese final y la idea final que se saca Winter de la manga
      Me encantó. Me dejó buen sabor
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Hola!Solo con lo de la lobotomía ya me has dejado mal cuerpo. Y lo de las torturas no me lo quiero ni imaginar. Eso y que encima es saga es un no como una catedral. A su favor tenía los personajes pero no me compensa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ya imaginaba que no era libro para ti. Ya nos conocemos... Está claro que las lecturas tienen que ser para hacernos pasar buenos ratos, nada de malos ratos (yo es que soy un poco macabra, ya sabes..., jeje)
      Besos

      Eliminar
  6. hola! parece una novela negra dura y pura, pobres !! que horror, lo de la lobotomia pero tengo ese rollito loco que me muero de ganas de saber como lo resuelven y conocere otro libro y polis! gracias, abrazosbuhos y felicisimas fiestas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola guapa! ¡Felices fiestas para vosotras también!
      Besos

      Eliminar
  7. Felices Fiestas y Feliz Año 2019!!! Espero que nos traigas más libros de intriga y/o de aquello que te haga sentir.
    De este libro no había escuchado nada. Tomo nota,...aunque lo de los estómagos delicados me echa un poco para atrás. Te deseo todo lo mejor, Marian. Y espero que este 2019 nos acerque aún más. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Querida María! Me encanta verte por aquí. Yo también te deseo lo mejor para este 2019 que entra, muchas lecturas interesantes, y eso..., a ver si este 2019 nos acercamos un poquito más
      Besos!!!

      Eliminar
  8. A mí todas las novelas policiacas, thriller me encantan. Y más viendo que el investigador tiene genes de un asesino en serie.
    Me encanta la recomendación, porque creo que es un libro que seguro que logra atraparme.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues si te gusta el género seguro que esta novela te encanta, seguro que te atrapa
      Besos

      Eliminar
  9. Jó, una lobotomía para dejar convertidos en vegetales a quienes se les practica. ¡Glupss! Madre mía, y yo que buscaba una novelita agradable para pasar este primer día del Año sentido en el sofá sin otra cosa que hacer más que disfrutar (¿disfrutar?) de una bonita historia. Creo que tomo nota de este James Carol a quien no tenía el gusto y dejo la lectura de "Muñecas rotas" para otro momento más propicio.
    Un beso de Año Nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juan Carlos! Una novelista agradable ya ves que no es. Pero anótala para cuando te apetezca un buen thriller policial, que es buena novela
      Besos

      Eliminar
  10. Hola, Marian. Otro libro que me anoto, yo tengo debilidad por este género y sé que se nota en mi blog. Gracias por lo que nos cuentas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí..., sé que eres de las mías. Te gustará
      Besos

      Eliminar