Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


3 de abril de 2021

Reseñas 2x1: "LOS INCIDENTES" de Philippe Djian y "UNA ROSA SOLA" de Muriel Barbery.


“El que una mujer invadiera de ese modo sus pensamientos era algo nuevo para él. Pensamientos invadidos, y no por el temor, el resentimiento, el deseo de venganza y las otras delicias que le inspirara su madre.

Tampoco por la turbia oleada de sentimientos en sordina que su hermana hizo siempre brotar en su interior. Invadidos en cambio por aquel tibio fluir que a ratos palpitaba como un torrente inabarcablemente bueno, bello y peligroso. Era algo tan, tan increíblemente nuevo."




“Con cuarenta años, Rose apenas había vivido. De niña se había criado en una hermosa campiña, donde había conocido las lilas efímeras, los campos y los claros, las moras y los juncos de río, y, al atardecer, bajo cascadas de nubes doradas y aguadas rosadas, se había instruido en el conocimiento del mundo.

De noche leía novelas que moldeaban su alma con senderos e historias. Hasta que un día, como se pierde un pañuelo, había perdido su aptitud para la felicidad.”


"LOS INCIDENTES"

El autor de esta novela, Philippe Djian, es bastante desconocido por aquí, aunque parece ser uno de los grandes escritores franceses en la actualidad, con cerca de una treintena de novelas publicadas en su haber. A mi ni me sonaba, lo reconozco y eso que otra de sus novelas, "Oh", ha sido llevada a la gran pantalla con bastante éxito. Por cierto, una película que me encantó cuando la vi y que aprovecho para recomendaros, si es que no la habéis visto todavía: “Elle” (Paul Verhoeven, 2016) protagonizada por la maravillosa Isabelle Huppert. Me entero también de que la película “El amor es un crimen perfecto” (Arnaud Larrieu, 2013) es la adaptación de “Los incidentes” (¡qué manía con eso de cambiarle los títulos. . .), puede que me anime a verla.

La trama
Marc, da clases de escritura creativa en la universidad, tiene 53 años, es bastante atractivo, carismático y vive con su hermana Marianne a la que está muy unido por un pasado trágico y violento vivido en común. Aunque sabe que está prohibido, el profe se acuesta con algunas de sus alumnas y tiene la mala suerte de que la última, Bárbara, ha amanecido muerta en su cama, en la de él. Sin grandes aspavientos, y sin que nadie le vea, se deshace de su cadáver tirándola por una sima en el bosque cercano a su casa, haciendo vida normal como si nada hubiera pasado. La madrastra de la desaparecida, Miriam, contacta con Marc y lo que es el destino. . ., aunque nunca ha estado verdaderamente enamorado, ahora queda encandilado por esa mujer algo mayor que él, que le despierta sentimientos nunca antes experimentados.

Mención especial para . . .
Los protagonistas
Los auténticos protagonistas son los dos hermanos, cuya relación tan curiosa como insana te sorprende, una relación con sobreprotección, excesivos celos, y te preguntas todo el tiempo ¿será amor? Por lo que se cuenta desde el principio, intuyes, sabes que han debido de ocurrirles cosas terribles en su niñez, ese tipo de vivencias que te unen para siempre a alguien y quieres seguir leyendo para saber qué pasó exactamente. El bueno de Marc (dicho con sarcasmo, porque el de Bárbara no es el único cadáver del que tiene que deshacerse, de hecho, parece tener el don de encontrarse de repente con cadáveres entre las manos), aspirante a escritor fracasado, ironiza y pone en duda constantemente el oficio de novelista y te confunde, porque no hace más que acostarse con sus jovencísimas alumnas, pero a la vez parece falto de cariño. No tienes claro si las cosas que le ocurren son pura casualidad, un compendio de mala suerte, o un auténtico asesino en potencia. 

Y la enigmática Marianne es otro ser tan extraño y dolorido como él, ambos cincuentones ya, enfermos de desamor que solo buscan que los quieran, que solo buscan algo de pasión en sus rutinarias vidas.

El final
El final es inesperado, sorprendente e impactante.


Resumiendo: "Los incidentes" cuenta una historia curiosa, algo trágica y truculenta. Un thriller con toques románticos y cierto tono cómico y humorístico, escrita de forma sencilla pero con sutil ironía.



"UNA ROSA SOLA"

Leí hace muchos años (ni siquiera está reseñada en el blog) la novela que encumbró a Muriel Barbery “La elegancia del erizo”. Me fascinó todo de ella y la he recomendado en múltiples ocasiones en la biblioteca, he podido comprobar que es la típica obra que, o la amas, o la odias (un poco como sucede con Murakami). Me he encontrado y me encuentro con gente que me confiesa no haber podido con ella, pero también los hay y muchos que la disfrutaron tanto como yo. Por eso, cuando supe de esta nueva publicación (Seix Barral, 2021), no dudé en sumergirme en ella, tenía tanta curiosidad por saber si sería igual, o si por el contrario me defraudaría. Os confieso que aunque no me ha defraudado, no la he disfrutado tanto.

La trama
Rose es una mujer cuarentona, botánica amante de las plantas, solitaria, refunfuñona y malhumorada. Hace cinco años que murió su madre, algo que todavía no ha superado y ahora, tras recibir una citación notarial procedente de Japón, viaja a Kioto sin pensárselo demasiado, para saber qué dice el testamento de su recién fallecido padre al que ni siquiera llegó a conocer. Allí la recibe Paul, otro cuarentón que fue durante años, asistente y mano derecha de Haru, su padre, un importante marchante de arte japonés. Paul ha recibido el encargo de llevarla a visitar los templos de Kioto, ser su guía turísitco, además de acompañarla el día de la lectura del testamento.

Al principio Rose está un poco de uñas, enfurruñada y arisca con todo y con todos los que la rodean, con aquellos que dicen haber conocido bien a su padre. Pero poco a poco, gracias a la compañía de Paul y a su deambular por los jardines, santuarios y restaurantes sublimes de esa magnética y mágica ciudad, sufrirá una transformación total, consiguiendo cicatrizar sus viejas heridas y sentirá cada día con mayor fuerza, una atracción hacia esa cultura milenaria y hacia ese hombre tan cautivador que además la pondrá al corriente respecto a la vida de Haru.

Mención especial para . . .
La ambientación
No hay duda de que la ciudad de Kioto debe ser maravillosa, muy especial, y sus templos verdaderas joyas artísticas. Esta novela te permite viajar y visualizar todos esos lugares, sentir esa magia de lo oriental. Muriel Barbery vivió allí dos años que según ella le marcaron profundamente, dos años que le cambiaron la vida para siempre y que le permitieron conocer bien ese país y sus costumbres y eso se nota, claro.

La prosa
La escritura de esta autora es muy especial, no es muy normal. Recuerdo perfectamente que ya en su día me llamó muchísimo la atención, se me quedó muy grabado. Muchas descripciones, quizás demasiadas para mi gusto, pero totalmente perdonadas al ser narradas de una forma tan bella, tan exquisita. A veces también reconozco que me ha parecido excesivamente rebuscada, pero suena tan bien. . .
A su alrededor vibraba una presencia que su silencio revelaba, un perfume de inocencia que flotaba sobre el desorden del lugar, y Rose sentía palpitar el mundo de una manera antigua; antigua, sí, se dijo, aunque no tuviera ningún sentido. 


El lenguaje está muy cuidado, es incluso poético y el ritmo es lento, diría que esa lentitud especial a la hora de contar las cosas, esas descripciones de lo cotidiano, esa forma de escribir, tiene cierta similitud con la característica prosa de los autores orientales (aunque Muriel Barbery nació en Casablanca, Marruecos, es una autora francesa). 

La vida quizá no sea sino un cuadro que se contempla desde detrás de un árbol. Se nos ofrece en su totalidad, pero sólo la percibimos en perspectivas sucesivas. La depresión te vuelve ciego a las perspectivas. El todo de la vida te aplasta. 


La vegetación en general, las flores en particular, juegan un papel importante en la historia. Rose es botánica y eso es algo que también se nota, porque ella ve el mundo a través de las flores, de sus colores, de sus olores.
De niña se había criado en una hermosa campiña, donde había conocido las lilas efímeras, los campos y los claros, las moras y los juncos de río, y, al atardecer, bajo cascadas de nubes doradas y aguadas rosadas, se había instruido en el conocimiento del mundo.
El final
Te lo hueles, no impacta, no sorprende, lo vas intuyendo, pero esto no le resta belleza.


Resumiendo: "Una rosa sola" es una poética novela de amor y de soledad. Una historia que transmite esperanza, esperanza y certeza de que todo lo marchito puede resurgir, como nuestra protagonista, Rose, que termina floreciendo en Kioto.


Esta vez mi nota no es la máxima para ninguna de las dos, les doy dos Deweys:

 

28 comentarios:

  1. Hola! No conocía los libros pero la verdad es que ninguno me atrae en exceso y tengo miles de pendientes así que los dejo pasar. Me alegra que te hayan gustado pese a no llevarse la nota máxima.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Leí en su día La elegancia del erizo y también me gustó, aunque entiendo que haya gente que no la soporta. En la tertulia había gente que decía que era de esas novelas engañosas que lo dan todo en la forma y el contenido deja mucho que desear. Analizando esa opinión pensé que quizás tuvieran razón, pero, como dices, la prosa es tan bella que s ele puede perdonar. Además flotando por allí el fantasma de Anna Karenina a mí me atrapó. Esta, que ya había visto en algún otro blog, no llega a atraerme. Japón como motivo literario me da mucha pereza.
    Me atrae más Los incidentes. esa sí que la apunto sin dudar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rosa! Puede que en el fondo esa gente de tu tertulia tenga razón, que esta autora cuida más la forma que el contenido. Pues te pasa lo contrario que a mí, Japón me atrae mucho en todos sus aspectos, en todos los argumentos literarios.
      La de Los incidentes es curiosa, sobre todo por esa mezcla entre romanticismo y thriller truculento, no es fácil de ver
      Besos

      Eliminar
  3. Yo no he leído ninguno de los libros que pones ni La elegancia del erizo tampoco. Y la verdad es que no me importaría leerlos cuando bajen un poco mis libros pendientes. Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola. Me llevo una para cuanto antes, mejor y otra para cuando se pueda. De normal, Los incidentes hubiera tenido muy pocas papeletas conmigo, en especial por esas cosas horribles que les debieron pasar en la infancia y un thriller como que no me llama demasiado pero estos franceses tienen una forma muy peculiar de montar estas historias y consiguen hacer cosas diferentes. Así que me la llevo pero a ver, con calma.
    Y la maravillosa Muriel, pues qué decir, que está en la lista provisional para el día del libro. Me gusta que te haya encantado porque eso quiere decir que ese tempo está bien gestionado y lleno de belleza y paz que es lo que intuyo. De la autora leí El erizo, que también me gustó mucho. Y además Japón, un país que me gustaría visitar pero un viaje que quizás sea demasiado complicado para mí.
    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      No temas para nada que sea para nada violento ni que hayan escenas demasiado truculentas, no, además está escrita con cierto humor. Lo curioso en sí es el argumento y estos dos personajes, con los que por cierto no empaticé (pero para que un personaje me guste y valore su originalidad no necesito que me caiga bien ni empatice con él)
      Y respecto a lo de Japón, la verdad es que me han sobrado templos y me han faltado otros lugares chulos de la ciudad (aunque los templos zen deben ser una pasada). La prosa de Muriel es espectacular, siempre pienso en cómo puede escribir de esa manera tan bonita, aunque es verdad que a veces dice poca cosa, pero suena genial
      Y sí, es un libro con mucha paz, una lectura lenta para leer con calma
      Besos

      Eliminar
  5. ¡Hola, Marian!

    Buenos recuerdos de Elle de Paul Verhoeven por lo que ya he quedado enganchando desde el principio a lo que comentas sobre Los incidentes. Desde luego que me la apunto. Respecto a Una rosa sola me quedo con lo destacas de La ambientación de la ciudad de Kioto.

    Besos y muy feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel!
      Me pareció una muy buena peli, además Isabelle Huppert es una de mis actrices preferidas.
      Me encantará concoer tu opinión sobre esta novela de Djian si la lees, desconozco bastante tu faceta y tus gustos lectores
      Gracias por pasarte y feliz semana para ti también
      Besos

      Eliminar
  6. De Muriel Barbery leí ya hace años "la elegancia del erizo" en traducción española y me gustó mucho. Después, pasado el tiempo, leí "une gourmandise" que me gustó menos, aunque tiene ese toque japonés que dices que tiene la de la rosa. Eso de vivir en Japón es que da para mucho, si no, que le pregunten a la Nothomb, que también es semi-japonesa.

    Besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sorokin! me pregunto ¿cómo habría sido leerlo en versión francesa? ¿te habría gustado igual?
      Veo que a ti con Une gourmandise te ha pasado como a mi con esta segunda obra que leo, que me ha gustado menos que la anterior
      Besazos!!!

      Eliminar
  7. Así leída la reseña de Los incidentes, sinceramente, Marian, me sonaba un poco a telefilme de esos del fin de semana, jeje. Meditándolo mejor, creo que, si se desarrolla bien la premisa de partida, puede resultar una lectura jugosa. Dices además que la relación entre los hermanos es un poco ambigua y eso puede ser interesante.
    De Muriel Barbery no he leído nada, ni siquiera su famosa La elegancia del erizo. Me llamó en su momento la atención La vida de los elfos, pero finalmente la dejé pasar. Esta que reseñas no me llama mucho, así que creo que la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Lorena! Jaja, noooo, de telefilm de fin de semana no es (de esos huyo yo la primera). Es oeculiar y los personajes son peculiares. Si quisieras inicarte con Barbery yo te recomendaría leer La elegancia del erizo, para mí es la mejor (de las dos que leí), creo que sí podría encajar en el tipo de lecturas que te gustan
      Besos

      Eliminar
  8. Hola.
    No conocía ninguno de los dos libros pero tras leer ambas reseñas admito que no me atraen mucho, así que los dejo pasar.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Marian:
    Me encantan estas minireseñas que haces. Se leen un plis y molan. Me llevo anotada la novela 'Una rosa sola'. Me ha gustado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten Natalia, es la única manera de mantener al día reseñas y lecturas y eso que no leo demasiado, al menos no tanto como me gustaría
      Un saludo

      Eliminar
  10. Hola, Marian. Yo ya he leído Una rosa sola, lo tengo pendiente de reseñar y me ha pasado como a ti, me ha gustado pero me esperaba más impacto emocional.

    Besos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carmen! Pues fíjate que estaba esperando tu reseña porque sabía que estabas con ella y quería saber tu opinión, parece que hemos coincidido
      Besos

      Eliminar
  11. Me quedo con el primero, me parece más interesante.
    Un beso, Marian. Feliz día.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola, Marian!

    De las dos novelas que traes me atrae más la primera, la trama me tiene un tanto intrigada, y en cuanto a la novela que nombras, La elegancia del erizo, he leído muchas reseñas que son de lo más extremistas; o la amas o la odias. Esto siempre me ha dado mucha curiosidad debido a los sentimientos tan encontrados que despierta. En su momento la quise leer para comprobarlo por mí misma pero la lista de libros en interminable, aunque no la descarto para un futuro ;)

    ¡Un beso, Marian!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Laura!
      Justamente así es La elegancia del erizo, o la amas o a odias y yo soy de las que la amo, me gustó mucho. Esta segunda novela que leo ya no me ha gustado tanto, aunque tampoco está mal.
      Un beso!!

      Eliminar
  13. Del primero, "Los incidentes", al leerte me ha recordado mucho a una peli francesa que vi hace unos años (para el cine tengo buena memoria, y en casa vemos mucho cine francés) llamada "El amor es un crimen perfecto", que sin duda tiene que ser su adaptación. Me dejó buen sabor de boca, aparte de que el actor que la protagoniza suele gustarme en casi todo lo que hace. Si no la viste, ya puedes compararla con el libro. ^^
    Del segundo libro no sé nada, pero Moniki se leyó en su día "La elegancia del erizo" y recuerdo que, aunque le gustó, no le encantó. Me ha resultado curioso el hecho de que, en ambos libros de la autora, lo japonés tiene cierta relevancia. Claro, no sabía que había estado viviendo allí unos años. Debe ser increíble, es un país tan diferente.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ray!
      Sí, "El amor es un crimen perfecto" es la adaptación de "Los incidentes" (lo cuento en mi reseña), igual me animo a verla.
      Respecto a La elegancia del erizo, pues es curioso, pero Moniki estaría en un punto intermedio entre las personas que lo amaron y las que lo abandonaron. A mí eso también me ha pasado con esta nueva lectura de Muriel Barbery, que me ha gustado pero no me ha encantado
      Sí, se nota que esta autora vivió en Japón
      Un beso!

      Eliminar
  14. No me llama ninguno de los dos, la verdad, pese a que ha sido muy interesante leerte. Curioso lo de que el primero tenga una adaptación con un título tan distinto. Tiene cositas interesantes, como el misterio, los giros del final y lo turbio que es el protagonista, pero creo que sería demasiado de personajes para mí. Sobre el de Muriel, lo descarto por completo. Soy de las que no le gustó "La elegancia del erizo". El lenguaje me parece excesivamente poético, muy artificial, las descripciones muy pesadas y la trama muy poca cosa. Demasiado intimista y lento para mi gusto. Me ha sorprendido lo de que viviera un tiempo en Japón.

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Laura!
      no entiendo bien qué quieres decir con lo de que sería demasiado de personajes para ti. Está claro que si La elegancia del erizo no te gustó, este tampoco es para ti. Es cierto que la prosa es demasiado poética ý demasiadas descripciones eso también se repite en esta novela, por eso entiendo que o la tomes en cuenta
      Un saludo!

      Eliminar
    2. Me refería a que parece que se centra mucho en la psicología de los personajes y en desarrollarlos que no tanto en plantear una trama llena de giros ;)

      Eliminar

    3. Ahhh, ok, entiendo. Pero no te creas...los personajes sí están bien perfilados y son curiosos, pero la trama es interesante y peculiar, es lo que realmente engancha
      ¡Gracias por pasarte de nuevo por aquí!!
      Un beso

      Eliminar
  15. No conozco tampoco al autor de "Los incidentes", indagaré un poco porque lo que dices lo hace atractivo.
    Conozco a Muriel Barbery y he leído “La elegancia del erizo” que me gustó bastante, así que es muy posible que me lance a leer "Una rosa sola".
    Gracias por presentar ambos libros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Pues eres de las mías, de las que disfrutaste con La elegancia del erizo, con la prosa de la autora. Así que, aunque esta me ha gustado algo menos, sí te la recomiendo, creo que la disfrutarías mucho, sobre todo si te atrae la ambientación en Japón
      Un abrazo

      Eliminar