Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


9 de noviembre de 2020

“CARTHAGE” de Joyce Carol Oates


"Todos los padres lo saben: hay hijos a los que se quiere con total facilidad y otros que exigen un esfuerzo.

Hay hijos luminosos como Juliet Mayfield. Inocentes, sin sombras, felices.

Y hay hijos difíciles como Cressida. Sumergidos en la tinta de la ironía como si estuvieran en el interior de un vientre.

Los hijos felices y brillantes agradecen el amor que se les da. Los oscuros y retorcidos tienen que poner ese amor a prueba."

Joyce Carol Oates es una escritora estadounidense (Nueva York, 1938) que ha cultivado todos los géneros literarios: novela (“Qué fue de los Mulvaney”, “Blonde”, “La hija del sepulturero”, “Hermana mía, mi amor”, “Ave del paraíso”, “Carthage”, “Rey de picas”); relatos (“Infiel”, “La hembra de nuestra especie”, “Mágico, sombrío, impenetrable”); ensayo (“Del boxeo”); autobiografía (“Memorias de una viuda”); poesía (“Women In Love and Other Poems”, “Tenderness”); y teatro (“The Perfectionist and Other Plays”).

Su obra es extensísima. Ha sido galardonada con numerosos premios, entre ellos el National Book Award, el PEN/Malamud Award y el Prix Femina Étranger. Desde 1978 es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras, y desde hace unos años es una permanente candidata al Premio Nobel de Literatura.

Gatopardo ediciones ha publicado sus libros de relatos “Dame tu corazón” (2017) y “Desmembrado” (2018), así como “Persecución” (2020), su novela más reciente.

Mi resumen sin spoiler, de qué va la novela

Estamos ante un auténtico dramón, el que se cierne sobre la familia Mayfield cuando la hermana menor desaparece, se esfuma. La tarde del sábado 9 de julio, Cressida (19 años) salió de su casa en Cartaghe (Nueva York) para pasar la velada con una amiga, pero nunca regresó. Con su mejor amiga sí que estuvo, incluso algunos testigos la vieron por última vez esa medianoche en el aparcamiento de un local de copas en el lago Wolf’s Head, en compañía del excombatiente en la guerra de Irak, Brett kinkaid, su futuro cuñado y novio de su hermana Juliet, la mayor, la hija guapa de Zeno y Arlette.

De hecho, él fue la última persona que la vio con vida, Brett, un auténtico héroe que había regresado del frente totalmente destrozado por dentro y por fuera. Por fuera, un inválido con tan solo veintiséis años, la cara deformada y en silla de ruedas, pero un inválido que a pesar de todo se iba a casar con Juliet, porque ella le aceptaba así, ella le quería de cualquier manera.
Lente intraocular para su destrozado ojo izquierdo. Implante de titanio para mantener unido el cráneo roto. La piel o pieles de la cara cosidas y un picor infernal como de hormigas urticantes, pero no te podías rascar las puntadas porque podías deshacerlas y las pieles se soltarían y sangrarían y se infectarían. Cables muy tensos en la parte inferior del cuerpo (intestinos, ingles) y un catéter introducido en su verga, floja como de goma, para drenar la orina venenosa.

Lo peor no son los cambios corporales externos, los que se ven, los más dañinos son los cambios internos, esos que no se ven pero que están dentro, las heridas en el alma, en la mente, en el corazón, unido a su dificultad en el habla, las pérdidas de memoria y los problemas para percibir la realidad, eso es lo peor que se trajo consigo de Irak.
La mayor parte del tiempo Brett Kincaid no hablaba. No hablaba en voz alta. Aunque, como truenos incesantes, los pensamientos le estallaran dentro de la cabeza. El cabo los podía controlar como podredumbre interior, pero sin dejarlos salir, porque entonces se desprendía un hedor real que llamaba la atención. Desde la explosión dentro de su cabeza tenía tendencia a ver cosas que no estaban allí y a oír cosas que tampoco estaban allí.


El cabo fue encontrado a las ocho de la mañana del día siguiente a la desaparición, dentro de su vehículo en un estado de semiestupor alcohólico, mal aparcado en un camino sin asfaltar a la entrada de la Reserva Forestal Nautauga, con arañazos en la cara y manchas de sangre en el asiento delantero de su todoterreno que algunas resultaron ser de Cressida. Huellas, sangre, cabellos, demasiadas pruebas incriminándole, demasiadas pistas señalándole como para seguir negando lo obvio, lo a todas luces innegable. ¡Culpable!

Y a pesar de que sus declaraciones siempre fueron incoherentes y contradictorias, y no se consiguió hallar el cuerpo de la víctima por mucho que la expedición de voluntarios se esforzara sin descanso durante esas primeras horas, esos intensos primeros días, tan cargados de esperanza para sus seres queridos, a pesar de todo ello, el cabo fue condenado y encarcelado, porque al fin y al cabo un mea culpa es un mea culpa. La familia ya tenía por fin a su chivo expiatorio, ya podía dormir tranquila.

Pero no, la familia nunca podrá dormir tranquila, porque de todos es sabido que cuando una tragedia de estas características asola un entorno familiar, todos los miembros quedan tocados, nadie se salva, los lazos se empiezan a romper entre aquellos que deciden seguir adelante y los que se niegan a rehacer su vida. Porque las distintas formas de afrontar las cosas pueden acabar disolviendo los vínculos, como si la persona común desaparecida en sus vidas hubiese sido lo único que las había mantenido unidas y ancladas en la cordura.

Después de una muerte en el seno de una familia, se producía un reajuste sísmico entre los supervivientes. Rotas las antiguas conexiones, han de establecerse otras nuevas, pero ¿cómo? El miembro ausente permanece al mismo tiempo ausente y tentadora, burlonamente presente.


Y ya . . ., no os digo más, no puedo decir más. Tendréis que leerlo vosotr@s para averiguar que pasa con la hija lista desaparecida, Cressida, y con sus padres, Zeno y Arlette, con su hermana mayor, Juliet, la guapa y su prometido el cabo Kinkaid. Tendréis que leerla para saber si permanecen todos unidos ante la adversidad, o no, y para ser testigos del destrozo que puede causar un sufrimiento y una desgracia familiar de tal calibre.

Ha ocurrido, sí, algo que es poco frecuente en mí, que repita con un autor o autora en dos lecturas seguidas (de hecho, creo que no lo había hecho nunca, ni siquiera con mi querido Murakami). Pero ya sabéis que yo me muevo mucho por impulsos, por mis ansias lectoras y si encima me lo ponen a huevo . . . Os cuento que recién acabada “Persecución”, con el todavía dulce regusto en la boca de la prosa de mi nueva conocida Joyce Carol Oates, va alguien (ese alguien es mi querida cantinera Norah Bennett, que me conoce ya un poquito en esto de las preferencias lectoras) y me dice textualmente: “sin duda alguna y por tus gustos te recomiendo Carthage, es un mazazo, dura donde las haya”. Entenderéis que, ante eso, no podía hacerme la sorda, darme media vuelta y hacer como si nada, mis ansias lectoras ya se habían despertado sin remedio. Así que me pongo manos a la obra, la busco por las estanterías de la biblioteca, la encuentro y la hojeo solo por pura curiosidad como quien no quiere la cosa, la meto en el bolso, me la llevo a casa y ya es un sin parar de leer hasta terminar en pocos días las casi seiscientas páginas que tiene.

Ha vuelto a ocurrir, sí, de nuevo me he visto atrapada, casi sin pretenderlo en las letras de esta para mí maestra de las palabras y no quiero salir, no quiero escapar de este drama familiar, de este drama que me es ajeno, pero que poco a poco me va engullendo como si me fuera propio. En él me sumerjo encantada de la vida, porque esta mujer escribe que da gusto, es una delicia leerla, dejarte arrullar por su prosa, incluso aunque la trama sea tan dura y te golpee como “un mazazo”. Y es que tras esta segunda novela de la autora que leo, quedo convencida de que con ella, más que lo que nos cuente, importa el cómo, las palabras y las frases que elije para contárnoslo.

Pero lo mejor de todo es que lo que nos cuenta también importa y mucho, porque los temas que trata te sacuden, te sorprenden y cuando crees que ya te ha sorprendido lo suficiente, te sorprendes más aún.  Y encima, los personajes que concibe esta mujer no son simples, ninguno que pase sin pena ni gloria. Son de los buenos, psicológicamente complejos, aunque reales, difíciles de entender porque no se entienden ni ellos mismos.

Así es Cressida, la protagonista de esta historia, complicada como la que más y cuya intrincada forma de ser iremos conociendo a raíz de su desaparición, a medida que avanzamos en la historia. La pequeña de los Mayfield no se quiere a sí misma y cree que nadie en el mundo la quiere, fue una adolescente solitaria e incomprendida. Todos los que la conocen se han preguntado en alguna ocasión ¿será autista, será Asperger? ¿tendrá un Trastorno Límite de la personalidad?
La intención de sus padres era buena, por supuesto. Sus padres hacían alarde de quererla. Cressida, sin embargo, sabía la verdad: su amor por ella no era más que piedad, como el amor por un niño tullido, o enfermo de leucemia.

Cressida, la egoísta y amargada, la insolente y cruel, la fea pero inteligente Cressida, la inadaptada, la a veces inaguantable hija menor por sarcástica y mordaz. La que parece indiferente a todo, pero que realmente no lo es.
Mi hermana es moralmente deficiente. No es una persona normal. Siempre ha sido especial, una artista. Los demás, que no somos especiales ni artistas, estábamos obligados a excusarla, a adaptarnos a sus necesidades, a perdonarla siempre cuando era descortés y mezquina. Su actitud sarcástica, su costumbre de interrumpir a los demás —en particular a su hermana mayor—, ¿creían de verdad que eran cualidades encantadoras? La mezquindad con que trataba a sus pocas amigas, la manera desdeñosa con que hablaba de compañeras de clase «populares» y de muchos de sus profesores.

La que no puede evitar sentir celos de su hermana mayor, la guapa, la que tiene novio, la que se va casar y es feliz, porque ella es incapaz de alegrarse por la felicidad de los demás, tan solo la envidia.
Además de estar siempre muerta de envidia, de celos y de rencor hacia su hermana, tan guapa y tan popular, a la que todos adoraban, y a quien ella misma también adoraba.

Y el cabo Kinkaid, otro personaje que tela marinera. . ., totalmente traumatizado por los efectos de la guerra, por tener que haber hecho y visto cosas moralmente inaceptables que también iremos conociendo en el trascurso del relato, que no se perdona a sí mismo, que se adjudica su propia penitencia, otro inadaptado.

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Después de todo lo que ya os he contado, supongo que no tendréis ninguna duda, me ha encantado, he disfrutado como la que más con esta segunda novela que leo de esta maga de las letras que es Carol Oates, a la que he tenido el placer de conocer hace poco y que sin duda quiero seguir conociendo.

Fue acabarla y sentir que toda ella, enterita (la novela me refiero), había merecido la pena y que seguro muy pronto volveré a las andadas con esta autora, porque tengo mucho para elegir, para seguir deleitándome con su prosa mágica, me queda mucho suyo por leer. De hecho, Oates queda en este preciso momento oficialmente proclamada como una de mis autoras favoritas, ostentado dicho honor junto a Murakami y Sara Mesa.

Resumiendo: "Cartaghe" me ha parecido una novela dura, fascinante, con personajes profundos, de personalidades enrevesadas, que nos cuenta una historia con altas dosis de drama y temas de fondo que te llevan a cuestionarte ciertas aseveraciones como “en la guerra y el amor todo está permitido”, “el sufrimiento une a las familias” “la pena de muerte vulnera los derechos humanos” y te plantea preguntas como ¿qué se cuece en las instituciones penitenciarias? ¿quieren realmente los padres a los hijos por igual, o siempre tienen un preferido? ¿Hasta qué punto "un mazazo" de esos que a veces te da la vida, puede llegar a cambiar totalmente a las personas, incluso sus creencias religiosas? 

La única forma de borrar los errores y la vergüenza era borrar el yo, «extinguir» el yo.

Os la recomiendo, no os la podéis perder. Mi nota esta vez como no podía ser de otra manera, la máxima:

52 comentarios:

  1. Hola. Cuánto me alegro de haber acertado. Oates lo hace tan bien que me lleva a mí a leer este tipo de historias que con esos componentes no suelen estar entre mis preferidas. Pero voy dosificando que si no... La verdad es que es de las que hace que esos personajes parezcan de verdad personas reales. Es una maga. Y en Carthage te asfixia aunque suelta a tiempo. Yo tengo en mente leer La hija del sepulturero y Mamá. Pero cuando me dé el ánimo, claro.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, acertaste de pleno... sé que esos argumentos tan agobiantes y duros no te suelen llamar pero entiendo que la prosa de esta mujer no es como para dejarla pasar.
      Yo esas dos que comentas igual las leo también, aunque tendré que mirar a ver la de Mamá, que igual no es para mí en estos momentos, o igual sí. Rey de picas también la tengo en mente y cualquiera nueva que publique Oates sé que la leeré, aunque ya es bastante mayor, a ver si le da tiempo a escribir unas cuantas más
      Besines

      Eliminar
  2. ¡Hola! Creo que podría gustarme ya que me encantan los personajes y las historias que consiguen dejarme huella. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Cuánto me alegro de verte totalmente rendida al embrujo de la autora. Me ha encantado leer la reseña y recordar mi lectura de "Carthage", una de las novelas más duras de la autora y de las que tienen una mayor componente de suspense. Muchas lo tienen, aunque en ellas la intriga quede en segundo plano ante el análisis de situaciones y la profundidad de los personajes. Una se duele olvidar de que hay un asunto pendiente, en este caso la desaparición de Cressida, para sumergirse en la narración en sí.
    Dan ganas de empezar a releer, pero son tal largas y hay tanto pendiente...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola rosa! Sí, totalmente rendida a su embrujo, irremediablemente rendida. Yo solo he leído dos y las dos me han parecido muy duras y en ambas hay cierto toque de suspense que como dices queda un poco en segundo plano ante la calidad y carisma de los personajes, que más incluso que el argumento, te mantienen abducida durante toda la lectura. Entiendo que te den ganas de releer, y entiendo que no lo hagas (eso sí que no lo hago nunca, no por falta de ganas, sino porque hay tanto nuevo por descubrir y tan poco tiempo para leer...
      Un beso

      Eliminar
  4. Hola Marian!
    Me has puesto los dientes largos, la autora me encanta y la novela la tengo pendiente...poco a poco, ahora no la disfrutaría, ya sabes que aún me cuesta leer y "entender" 🤫🤗💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Querida Yoli!! Bueno, aunque la dejes para más adelante, me alegra haberte puesto los dientes largos y que la tengas en cuenta, por lo que te conozco te gustará, seguro, o más bien te fascinará como a mi
      No le pierdas la pista a esta autora, en serio
      Besitos!!!

      Eliminar
  5. Hola! No lo conocía pero me ha parecido un argumento muy interesante y cierto así que no lo descarto. Gracias por tu reseña, me alegra que te haya gustado.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Marian!
    Es de las reseñas más entusiastas que te he leído en mucho tiempo. Y me alegro mucho en lugar por ti pues tu pasión por los libros seguro que aumenta más si cabe ja, ja, ja. Esa intriga y esa dureza de la novela me llama mucho la atención.
    Besos y feliz semana lectora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Miguel! Bueno..., últimamente estoy leyendo novelas que me están gustando mucho. Y es que Oates ha sido todo un descubrimiento para mi, aunque ahora la voy a dejar reposar un poco y ya volveré a ella más adelante, seguro
      Sus novelas, son duras, aunque puede que yo haya leído las dos más duras de todas, me queda la duda de las demás.
      Lo que sí tengo claro que me encontraré con personajes muy buenos
      Besos y feliz semana para ti también, cinéfila (o lectora, lo dejo a tu elección)

      Eliminar
  7. Hola,
    yo también caí rendida a la autora con la primera novela que leí de ella. Esta no la conocía pero me la llevo, me gusta mucho lo que cuentas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Eyra! deduzco que has leído más de uno, me encantaría saber cuales. Me alegra saber que este te ha llamado la atención
      Un beso

      Eliminar
  8. Jo, Marian, después de leer tu reseña dan ganas de salir corriendo en busca de "Carthage". Se ve que te ha gustado mucho mucho.
    Yo de Carol Oates sólo he leído y ya hace bastante "La hija del sepulturero" que recuerdo que me gustó. Tengo en casa desde tiempo inmemorial "Mama" que la recuerdo cada vez que leo una reseña de alguna novela de la autora, pero pasado el primer impulso ahí sigue esperándome.
    Esta novela que reseñas me parece de lo más interesante y es que lo durillo en literatura me atrae. Veo además que te lo recomendó el blog de Norah Bennett, blog que no conocía y que ahora mismo me voy a dar una vuelta por él, y es que a los blogs que hacen buenas recomendaciones conviene tenerlos fichados. Voy hacia allá.
    Besos, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Juan Carlos!! Sí, me ha gustado mucho mucho. Es que esta autora es muy especial, entre su forma de narrar y de ir contándote la historia a poquitos pero enganchándote sin remedio y los personajes que construye tan peculiares y complejos y sus tramas tan interesantes..., pero también soy consciente de que solo he leído dos de sus novelas (por cierto eres de los míos, te gustan las tramas duras) y que quizás alguna otra que lea, no me guste tanto.
      Cambiando de tema..., ¿no conocías a Norah? pues mira, no sabes cómo me alegra habértela descubierto, yo leo todas sus reseñas desde hace tiempo, no me pierdo ni una, creo que es uno de los mejores blogs que sigo, tienes que ficharla
      Un beso fuerte!

      Eliminar
  9. Buenos días:
    Tines toda la razón, ponerse en manos de Norah es acertar con la lectura.
    Sobre el título que traes, no podría ser más seductor. Apuntado está.
    Un abrazo y enhorabuena por tu estupenda reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Sí, la verdad es que Norah conoce bastante bien mis gustos lectores, aunque a veces ella y yo no coincidimos en algunos libros (hay libros que ella lee que no me atraen, no son de mi estilo y al contrario también, yo leo libros que a ella no le atraen)
      Un abrazo para ti también

      Eliminar
  10. Lo quiero, lo quiero, lo quieroooooo...

    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj, pues a por él, no te lo pienses más..
      Mil besos

      Eliminar
  11. Yo me he leído dos libros de cuentos seguidos de esta autora. No sé qué tiene, pero te engancha y te revuelve por dentro de una manera que no sales indemne. A pesar de eso, te dan ganas de volver una y otra vez.
    Me alegra que te haya gustado.
    Un besote, Marian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rocío! Yo los de relatos no creo que los lea mientras siga teniendo opciones de novelas suyas para leer. Es cierto que tiene algo en su forma de escribir que te termina enganchando y te deja co ganas de más
      Un besote!!!

      Eliminar
  12. Qué bien sienta una lectura cuando sienta tan bien como te ha sentado a ti, jejeje. Un trabalenguas que seguro que entiendes. De la autora, con la que todavía no me he estrenado, tengo varios títulos apuntados. Este no lo tenía fichado pero vamos, que tu entusiasmo me ha convencido. Me lo llevo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marisa!! Claro que lo entiendo, pues sí, sienta genial que una lectura siente tan bien, jeje.
      Me alegra que la autora y la novela te haya llamado la atención, seguro que una vez que la descubras, te enganchas a ella como me ha ocurrido a mi
      Besos

      Eliminar
  13. Hola, Marian.
    Veo que a ti también te ha hechizado J. C. Oates, no la he leído pero me consta que es una narradora portentosa, tienes bastante donde elegir con ella.
    Un beso, aunque ya no aparezca tanto por la blogosfera.
    Cuídate, apreciada Marian ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me ha hechizado, porque ya no es solo que escriba genial, es que sus argumentos y los temas que trata me enganchan también
      Ya sabes que me alegran mucho tus visitas, siempre...
      Besos y cuídate también

      Eliminar
  14. Hola.
    No conocía el libro y por el momento no creo que lo lea, tengo demasiados pendientes, pero gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  15. Pues, qué quieres que te diga. Me encanta tu trío de autores favoritos.
    Te ha dado fuerte con Oates. No sabes lo que me alegro. Es una autora magnífica. No he leído Carthage y no la contemplaba como una de mis próximas lecturas de la autora (me falta tanto de ella por leer), pero has conseguido llamar mucho mi atención sobre esta novela con tu reseña, así que quién sabe.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate Lorena con Carthage, merece mucho la pena, yo también seguiré leyendo a la autora, sí me ha dado fuerte, jeje
      Me encanta que te encante mi trío de autores favoritos, aunque ya sabes que eso puede ir cambiando con el tiempo, se pueden descubrir autores maravillosos que aún quedan por leer
      Besos

      Eliminar
  16. Yo creo que siempre acabo escogiendo las lecturas por impulsos. Bueno, sigo anotando opciones de Oates, en 2021 me pondré con ella de nuevo con alguna lectura, sí o sí. Besotes y como siempre gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! es habitual, casi todos los apasionados por la lectura nos movemos por impulsos y ansias lectoras, jeje. Dices que te pondrás con ella de nuevo, ósea que ya has tenido el placer de leerla, me encantaría saber cual leiste
      Besotes y gracias a ti por pasarte por aquí

      Eliminar
  17. Hola Marian!! Es una autora y un título que llevo mucho queriendo leer, así que me alegro que te haya gustado. Tomo buena nota de tu experiencia lectora. ¡Genial reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana! Pues te pasa como a mi, que Oates es una de tus eternas pendientes, no puedo hacer otra cosa que animarte mucho a que empieces a leerla, porque seguro no te defraudará
      Besos

      Eliminar
  18. ¡Hola, Marian! Me encanta que las novelas nos atrapen y sorprendan una y otra vez. Sin duda, una lectura que disfrutaría mucho. Gracias por tan buena reseña. ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que la disfrutarías mucho, Marita. Seguro que te atraparía y sorprendería. Anímate y léela
      ¡Un besito Marita!

      Eliminar
  19. Como bien me decías has estado en una de esas novelas absorbentes que enganchan, que no se pueden dejar de leer.
    Tengo que leer a Oates.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que leerla, sin duda, hazme caso. Porque ya no es solo que la trama te absorba, es la forma en al que escribe, los personajes tan magníficos que construye. Es todo...
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  20. Vaya, pues sí que te ha gustado. Estoy deseando leer a esta autora. Algo parecido me pasó a mí en su día con Paul Auster; un amigo me regaló "El palacio de la luna" y, tanto me gustó, que después leí "Brooklyn Follies" y fue entonces cuando decidí que era sin duda uno de mis autores favoritos, con tan solo haber leído dos libros suyos.
    Por cierto, si te gustan los libros duros, con personajes odiosos, pero al mismo tiempo con una buena historia, te recomiendo "Cuernos", de Joe Hill. Es el único libro que leí del hijo de Stephen King, pero en el futuro me gustaría repetir con más obras suyas.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ray! Pues sí, ya sabes que me gustan libros duros y los personajes odiosos, jeje y me encanta que me hayas recomendado una novela del hijo de King, me has dejado muy intrigada
      ¡Gracias por la recomendación!!
      Un beso

      Eliminar
  21. No he leído nada de Joyce Carol Oates, y me han entrado ganas, así es que he ido a la librería inglesa de mi barrio (no la del centro, ir al centro es una aventura: todo es peatonal) Pues eso, que he ido a la librería de mi barrio y me he comprado el único libro que tenían de la Carol Oates.

    Ya te contaré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Sorokin, me alegra que te decidas a leerla, a Oates, aunque por lo que tengo entendido no todas sus novelas gustan por igual, hay quien aún siendo fan de la autora me ha comentado que alguno en concreto no lo gustó demasiado, de hecho yo tengo claro que todos, todos, no los leeré. Ufff me tienes que decir cual es el que te has comprado, me dejas con la incertidumbre y preguntándome cual será ese único título que tenían en la librería
      Ya me contarás...
      Un beso

      Eliminar
  22. Hola, debo admitir que me dejaste con mucha intriga por saber que paso con la hija menor, y sin haber empezado a leer el libro me empece a hacer mis propias sospechas y montarme una película en la cabeza, yo a este autora no la conocía pero la pones tan bien que me he es imposible no darle una oportunidad, así que me llevo el libro anotado.
    Soy nueva en tu blog y he decidido quedarme por aquí, espero que en cuanto tengas tiempo puedas visitar el mío, nuevamente me gusto mucho esta reseña y me has dejado con mucha curiosidad.
    Saludos desde Kiwybooks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Bienvenida al blog! me alegra mucho haberte dejado intrigada preguntándote que pasó con la hermana pequeña y que desees leerla para descubrirlo. Espero que si al final lo lees, te guste
      Saludos

      Eliminar
  23. Hola MArian!! Es una autora y un título que llevo mucho queriendo leer, así que me alegro que te haya gustado. Tomo buena nota de tu experiencia lectora. ¡Estupenda reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana! Pues yo te diría que te pusieras a ello cuanto antes, no te arrepentirás y descubrirás a una autora que merece mucho la pena
      Besos

      Eliminar
  24. ¡Hola, Marian!
    Me ha llamado mucho la atención tu reseña, puesto que este libro lo tenía anotado ya en mi lista de lecturas pendientes.
    Coincido contigo acerca de la habilidad, para atrapar al lector con sus letras, de la escritora estadounidense autora de este dramón, como tú misma lo calificas. Sí, también he ojeado el libro y lo encuentro de calidad o de alguien que conoce estupendamente el oficio de escritora.
    Te agradezco que de vez en cuando me dejes alguna pista en mi blog para regresar al tuyo y conocer cómo van tus lecturas.
    Besitos. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Estrella! encantada de verte por aquí, ya lo sabes y también encantada de saber que ya conoces la pluma de Oates, de esta magnífica escritora, aunque me cuesta entender que hojees el libro y no lo termines del tirón, jeje.
      Besitos!!

      Eliminar
  25. ¡Hola, Marian!
    Sin duda una novela interesante. Por lo que nos cuentas una historia intrigante y bien contada. Veo que realmente te impresionó la pluma de esta escritora neoyorquina. Aún no he leído a Joyce Carol Oates, pero habrá que quitarse el sombrero ante la narradora si te ha inspirado dos maravillosas reseñas.
    Pues, otra novela de la cautivadora Oates que se va a mi lista de pendientes ;)
    Gracias por tu opinión, un fuerte abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mava! Sí, la pluma de esta escritora es especial, cautiva en cuanto empiezas a leerla y me alegra que te hayas llevado las dos en el petate
      besos

      Eliminar
  26. No lo conocía, no es de mi estilo, pero me ha llamado poderosamente la atención. Me gusta lo que nos cuentas de los personajes, quienes me resultan muy interesantes, así como la trama que se plantea. Pero es la primera reseña que leo, antes de lanzarme investigare. Me alegro de que hayas encontrado otra autora imprescindible^^

    ResponderEliminar
  27. Me llama mucho la atención este libro. Quizá más que persecución. Sin embargo ahora sigo otra línea de lectura...de la que me cuesta desprenderme. No obstante...hago paradas...y me muevo en otras direcciones. Lo mismo término reencontrándome con Oates y nos hacemos íntimas. Un abrazo y felices lecturas.🍁🍂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! Pues me encantará saber que sois íntimas, Oates y tú. Me encantará que le des otra oportunidad, aunque te digo que son libros duros
      ¡Un abrazo fuerte!!!

      Eliminar
  28. Hola, Marian!
    Como señalas, es raro hallar dos reseñas seguidas de una misma autora. Te debe haber gustado mucho. Queda debidamente apuntado. Pero primero, 'Persecución'.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que bien, Marcelo, que te animes a leerlos!!!No sabría decirte cual de los dos me gustó más, aunque igual Persecución por haber sido el primero y mi descubrimiento con la autora, pero ambos son muy buenos. Que ganas de saber si te gustaron...
      Espero que sea así.
      Un beso

      Eliminar