Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


25 de octubre de 2018

Dos reseñas breves: "JULIET DESNUDA” de Nick Hornby y "TARÁNTULA" de Thierry Jonquet

"Annie y Duncan están cerca de la cuarentena, y son una pareja de hecho desde hace quince años. Viven en una pequeña ciudad de la costa de Inglaterra. Ambos son funcionarios, llevan una vida tranquila de pequeños placeres y parecen hechos el uno para el otro. Pero están en la frontera de la temida adultez, y a Annie le inquieta ese paso del tiempo sin pasión ni emoción en el que parecen hundidos, la juventud que se acaba sin propuestas de futuro, y sobre todo, sin hijos. Porque toda la pasión del metódico y ordenado Duncan se concentra en Tucker Crowe, un músico americano que tras un espléndido álbum, Juliet, desapareció de la escena musical, y hasta de la mundana. Cuando una discográfica edita un CD con maquetas y versiones descartadas de aquel álbum mítico, y Annie, Duncan y el reaparecido Tucker comienzan a cruzarse por los caminos de internet, y también a encontrarse en la realidad más real, descubrirán que la vida nos da sorpresas, que hace y deshace mitos, une y desune parejas, y que todo, aun en el límite de la madurez, puede cambiar."

Tenía ganas de leer algo de Hornby, aunque quizás debiera haber comenzado por su obra más conocida y valorada “Alta fidelidad”, cuya adaptación a la gran pantalla (Stephen Frears, 2000) también recibió muy buenas críticas.

Leyendo la sinopsis ya te puedes hacer una idea del argumento, un argumento que al principio reconozco que no me atraía demasiado, pero que poco a poco consiguió interesarme y engancharme.

¿De qué va la novela?

Va de una pareja Annie y Duncan, que después de quince años de convivencia han perdido la ilusión por su relación. Él lleva años obsesionado con Tucker Crowe, un músico americano que después de publicar un espléndido álbum, “Juliet”, desapareció de la vida pública y nadie conoce su paradero actual.

Annie ya no siente pasión por Duncan, ni Duncan por Annie y ella hasta se pregunta si alguna vez ha estado realmente enamorada y si no habrá malgastado su vida con él. Un día por casualidad, una obra inédita de Tucker “Juliet naked” cae en sus manos, y escribe una crítica en el foro de internet dedicado al músico. El mítico cantante se pone en contacto con ella, lo que conlleva inevitablemente al distanciamiento total de la pareja. Porque Duncan se entera. Se entera de que Annie se le ha adelantado y ha cumplido su sueño antes que él: conocer a Tucker Crowe, y entonces también es inevitable el trío que se forma, pero un trío no al uso, no en el amplio sentido de la palabra. Y ya no cuento más, para no destripar la trama.
¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Sí, lo que más me ha gustado y más he disfrutado ha sido la prosa del autor, su forma de escribir. Una delicia… Y el argumento, aunque reconozco que empieza flojo, poco a poco me ha ido enganchando más y más. Lo recomendaría sin dudarlo porque. . .

Resumiendo: “Juliet desnuda" es una novela sobre la idolatría exagerada y exacerbada a los artistas, la pasión por la música, las relaciones de pareja que con el tiempo se vuelven rutinarias y costumbristas, la infidelidad, el amor y el desamor.

Genial la pluma de Nick Hornby con el que sin duda repetiré. Mi puntuación es la máxima:




"En la vida de Richard Lafargue, un respetable cirujano plástico, hay dos mujeres: Viviane y Éve. La primera es su hija, una muchacha precozmente envejecida que sufre los estragos de la locura encerrada en un manicomio. La segunda es una joven sofisticada y sensual que atrae a cualquier hombre que se cruza en su camino (a excepción de Richard). Para Éve, Richard ha preparado una jaula de oro y unos castigos periódicos con los que pretende vengar una antigua afrenta que ella desconoce. No lejos de allí, un joven ladrón, y asesino por accidente, se esconde de la policía. Cree que el único que puede ayudarle es Richard. Internarse en el peligroso triángulo formado por una loca, un hombre enfermo de venganza y una mujer fatal y humillada es lo más arriesgado que ese matón de poca monta ha hecho en toda su vida.Thierry Jonquet utiliza como figura central de esta historia a un médico dedicado a transformar cuerpos ajenos y elabora una retorcida y absorbente historia sobre el amor, la sexualidad y sus cadenas."
Esta reseña en Diario Público consiguió que eligiera esta lectura. Fue leer “Una bomba de relojería que sabes que te va a estallar en las manos” y “Almas sencillas, si todavía quedan, abstenerse de leer este libro”, y querer leerlo sí o sí. Porque yo no soy literariamente hablando un “alma sencilla”, no . . . Soy más bien un alma complicada, los que me seguís lo sabéis.

También me llamó la tención saber que la película de Almodóvar “La piel que habito”, está basada en este libro. Una película que vi hace tiempo, allá por el 2011 y de la que únicamente recordaba que, sin ser una maravilla, me había gustado.

¿De qué va la novela?

La novela va de un médico cirujano plástico (Richard Lafargue) que tiene encerrada y sometida a sus caprichos a Éve (antes Vincent), una hermosa mujer que hace todo lo que él le pide, porque no tiene más remedio (la obliga a prostituirse y a sufrir determinadas vejaciones para pagar por una vieja afrenta que ni ella misma conoce).  Hay dos personajes importantes más:  Alex, un delincuente que huye de la policía tras haber cometido un robo y un asesinato y que quiere que Lafargue le opere la cara para cambiar de identidad y la hija de Richard, Viviane, que está encerrada en un manicomio.

Solo al final sabremos porqué la vida de los cuatro está relacionada, y que tienen que ver unos con otros.

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Sí, la novela se lee rápido sobre todo porque es cortita y también porque te engancha, una vez que empiezas no puedes soltarla. Como ya casi no me acordaba de “La piel que habito”, la he vuelto a ver y la verdad es que el libro me ha gustado mucho más, y la peli mucho menos que antaño, sin comparación. Aunque el guión está sacado del libro (cosa que casi ni se reconoce), para mi gusto no tiene nada que ver, pocas similitudes, bastante diferente.

Me ha parecido un libro inquietante e intenso, porque cuenta una historia que rezuma odio y venganzas retorcidas de esas que se fraguan muy despacio, que se sirven en plato frío, al igual que las arañas tejen sus telas para atrapar todo lo que cae en ellas sin remedio. Y eso mismo ha conseguido también Jonquet, atraparnos en su argumento, sin remedio. 

Además, la prosa de este autor francés de novela negra bastante conocido en su país es ágil y elegante, me ha gustado. Por supuesto que también la recomiendo, sobre todo a los amantes del  género negro y de las intrigas psicológicas.

Mi puntuación la máxima: