Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


21 de mayo de 2012

"LA ESCRIBA" de Antonio Garrido


Theresa vive en Wüzburg (Alemania), junto a su padre Gorgias y su madrastra Rutgarda. Ha crecido entre códices, pergaminos y plumas de ganso.

Con sus 16 años, lee y escribe con soltura, algo inusual en los tiempos que corren (finales de siglo VIII y comienzos del IX).

Lleva tiempo trabajando en un taller como aprendiza de escriba y parece que ya ha llegado el momento de superar la prueba que la convertirá en oficial de percamenarius y demostrarles a todos, que las mujeres también pueden desempeñar ese oficio, igual de bien, o mejor que los hombres.

Pero el día del examen, la adversidad llama a la puerta de nuestra protagonista por duplicado:

 -- Alguien intenta robarle a Gorgias, hiriéndole de gravedad, el manuscrito en el que está trabajando por encargo de Carlomagno, alguien que, sin duda conoce su enorme valor.

-- Su maestro y examinador, Korne, no se lo pone nada fácil. Intenta propasarse con ella y durante el forcejeo, de forma accidental, el taller, con todos sus códices y alguna persona en su interior, se prende fuego.

Theresa consigue salvarse a escondidas del devastador incendio, pero, a sabiendas de que todos la darán por muerta y de que todas las culpas recaerán sobre ella, decide huir lejos, a un lugar donde nadie la conozca para empezar de cero, dejando atrás todo lo que tiene, y a todos los que quiere.

De camino a Fulda, la ciudad que se convertirá temporalmente e n su nuevo hogar, se tropieza con el apuesto Hoos Larson, que le sigue en su camino y la iniciará en su despertar hacia la sexualidad.

Allí, conoce a un personaje de lo más curioso, un enviado de Carlomagno, el monje Alcuino de York, artesano de las letras, hombre astuto y maestro de la observación, que ha sido encomendado por el Emperador, para acometer la reforma de la iglesia.

El fraile, le ofrece a Theresa trabajo como escriba en el monasterio. Ambos unirán sus dotes detectivescas, para intentar encontrar al verdadero culpable de unos misteriosos envenenamientos por pan de centeno,que están produciendo numerosas muertes en la ciudad.

Con la llegada de Carlomagno a Fulda, un hombre de su séquito, Izam, se fija en ella, e irrumpe con fuerza en su vida. Al mismo tiempo, dos hechos dispares marcarán su futuro: por el lado bueno, un inesperado golpe de suerte, un regalo, la fortuna de obtener unas tierras y por el malo, su primer desengaño, una gran traición.

Porque a veces las cosas no son lo que parecen...

¿Regresará a Wüzburg algún día para demostrar su inocencia? ¿Volverá Theresa a reencontrarse con su padre y su madrastra que la creen muerta? ¿Quien se convertirá en su marido, Hóos o Izam?



 Antonio Garrido, se define como un "cazador de historias". Nació en Linares (Jaén), pero reside en la actualidad en Valencia.

De pequeño quería ser escritor, pero la vida le llevó por otros derroteros...

Se hizo ingeniero y docente. Pero no fue hasta el año 2001, cuando una nueva casualidad en Alemania volvió a dar un giro a su carrera. Allí, una historiadora le puso sobre la pista de un apasionante manuscrito olvidado, que de inmediato le impulsó a escribir el que sería su primer éxito editorial: La Escriba, traducida a trece idiomas. 

Novato como escritor, únicamente por el escaso número de libros en su haber, solo dos, èsta que hoy nos ocupa, publicada por vez primera en 2008 y el "El lector de cadáveres" la segunda, con la que acaba de ganar el VIII Premio Internacional de Novela Histórica "Ciudad de Zaragoza". Y es que lo suyo parece ser que es la novela histórica...


Aquí os dejo una entrevista sobre su última novela y un vídeo del autor hablando sobre "La Escriba" 



-- El método anticonceptivo que se usaba en esos tiempos, que evidentemente no surtían ningún efecto: las mujeres se embadurnaban el cuerpo con miel, se revolcaban sobre un montón de trigo, recogían con cuidado los granos adheridos al cuerpo y los molían manualmente al contrario que de la forma habitual, de izquierda a derecha. Con el pan resultante alimentaban al varón con el que se iba a copular, a quien de esa forma se le castraban los fluidos germinales.

-- Para obtener una tinta de excelente calidad, quemaban unas cuantas cáscaras de nueces, y las mezclaban con un cuartillo de aceite.

-- El robo o el estrago, (¡Vaya usted a saber que querrían decir con esa palabreja!) eran los únicos delitos que se castigaban con la pena de muerte.
   
-- El ritual del brindis, se hacía sin entrechocar las copas, porque la costumbre del golpeo procedía de una antigua tradición germana que tenía su origen en la desconfianza mutua. Por eso, se evitaba, como señal de confianza.

-- El significado de la palabra "ingeniero": denominaba a quienes se dedicaban a construir ingenios para la guerra.

-- Ya por aquel entonces, había comenzado la eterna lucha entre Oriente y Occidente, con dos Papados: el bizantino en Oriente y el romano de Occidente, protegido y defendido por Carlomagno.

-- El monje Alcuino de York existió en la realidad: fue un sabio inglés, teólogo, erudito y pedagogo, brazo derecho de la política educacional de Carlomagno y su guía cultural. Fundó una escuela donde ejercía de profesor, a la que acudía el mismísimo Emperador, así como una biblioteca. Escribió varias obras importantes en aquella época.

-- Como ÚLTIMA CURIOSIDAD, LA MÁS CHOCANTE voy a mencionar que me han sorprendido algunas palabras usadas por el autor: por ejemplo la frase que cito literalmente: "Pretendía joder mi cabeza, intervino el hombrecillo". Francamente, dudo mucho que en esa época se usara la palabra "joder". Eso me ha dado que pensar... ¿no os ocurre lo mismo?


En alguna ocasión ya he comentado que a menudo siento la necesidad de leer novela histórica. Sé que vi una reseña sobre esta obra que desconocía, en algún blog y recuerdo, la constante alusión a códices, pergaminos, scriptorium, manuscritos y demás vocabulario propio del argot bibliotecario medieval, algo sin duda muy atrayente para cualquier buen bibliófilo que se tercie.

Lo empecé ilusionada y no me ha gustado tanto como imaginaba (aunque no quiere decir que no me haya gustado). Quizás porque tenía demasiadas expectativas puestas en él, quizás porque los dos últimos libros que he leído, hayan sido tan adictivos (los dos primeros de la saga “Los juegos del hambre”), no ha conseguido convencerme del todo.

A pesar de su prosa sencilla (que no simple), nada rebuscada, sin florituras, varias veces a lo largo de su lectura, he sentido altibajos en el ritmo, que tan pronto conseguía intrigarme, como disminuir mi interés con el que lo abordaba.

Cuando he terminado de leer la última página, he tenido la sensación de algo había fallado, de que faltaba algo, para poder decir que me ha encantado.

Lo que más me ha gustado: sumergirme en el mundillo, de todo lo que tiene que ver con los libros y las bibliotecas de aquella época: escribas, copistas, monasterios, monjes, abadías...

Me ha recordado y he encontrado muchas similitudes con la novela de Umberto Eco “El nombre de la rosa”, ambientada también en La Edad Media, esa época histórica que siempre consigue fascinarme. En ambas, hay un manuscrito, inductor de crímenes y envenenamientos (en este caso, un documento que decantaba el poder de Roma sobre Bizancio), ciertas dosis de suspense, y un fraile erudito que intentará resolverlos.

Concluyendo, en conjunto, me ha gustado, aunque podría haberme gustado más....

Estaba dudando entre darle uno o dos Deweys a la puntuación del libro. Y al final me he decidido por dos (entretenido)

34 comentarios:

  1. Lo lei el año pasado y me gustó, es una historia muy entretenida y esa mezcla de novela histórica con un poco de misterio me gusta, pero también me falló algo, en mi caso creo que la protagonista, que no me terminó de convencer
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, veo que te ha ocurrido lo que a mí, no te ha convencido del todo...
      Besos

      Eliminar
  2. Mira que iba convenciendo, conforme iba leyendo, pero me lo voy a pensar después de tu impresión. Por cierto, la reseña es completísima. Un beso y buena semana!

    ResponderEliminar
  3. A mí me gustó mucho. Me pareció una novela bien escrita, con las dosis justas de intriga e Historia. Una opción interesante, en definitiva.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También a mi me llama mucho la mezcla de historia e intriga, pero no sé porqué en este caso, no fue maravillosa, a mi parecer...
      Besos

      Eliminar
  4. Qué pintaza, por favor. Tengo muchas ganas de leer algo de este autor y esas palabras que nos dejas "manuscrito, scriptorium" y similares me llaman tanto como a tí, apuntadísima queda.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que ahora me llama más la última "El lector de cadáveres", con la que ha ganado el premio, por su argumento y ambientación. la antigua China y los primeros forenses de la historia... ¡Atrayente! ¿no?

      Eliminar
  5. Lo tengo en mi lista de pendientes. Con lo que me gusta a mí la novela histórica...
    Besines,

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta. Tengo muchos libros pendientes, a ver si le doy algún día una oportunidad ^^
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mmm no tiene mala pinta...pero teniendo tanto acumulado creo que esta la dejaré pasar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Un muy buen estudio el que haces del libro, y me han encantado las curiosidades, el de los "nticonceptivos" es buenísimo, creo que con todo ese ritual al final ya no tendrían ganas.
    La palabra "estrago" creo que viene de "hacer estragos", que yo creo se refier a causar males irremediables, semejantes a las catástrofes pero con intención de causar el mal al más alto nivel.
    Un beso preciosa, y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosi, gracias por la aclaración de lo que puede significar "estrago" en ese contexto. Son cosas medievales...
      Besotes

      Eliminar
  9. Parece que a todos los que lo váis leyendo os deja con un regusto defraudado. Creo que me espero al siguiente que leas a ver si hay más suerte
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy buena entrada, me han encantado las curiosidades. Por lo demás, no me llamaba demasiado esta novela, me alegra saber que no estoy perdiendo mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Buena reseña! Desde luego me dejas con las ideas muy claras de lo que me voy a encontrar con este libro. Y lo tenía entre mis pendientes pero no es la primera reseña que leo que afirma no haber disfrutado del todo del libro, así que por ahora creo que va a esperar un poquito más.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Me gusta mucho la novela histórica y aunque te haya faltado algo, creo que le daré una oportunidad si cae en mis manos, o sea, si está en la biblioteca. Me ha pareCido muy interesante el apartado que has hecho de curiosidades, sobre todo la del anticonceptivo. Besitos

    ResponderEliminar
  13. Pues tiene buena pinta, desde luego. Me ha gustado especialmente el apartado de "curiosidades" que has puesto :).
    Besos

    ResponderEliminar
  14. No estoy en racha con la novela histórica, sobre todo de época anterior al siglo IX. Hace tiempo me encantaban pero ahora no sé qué me pasa que me canso, sobre todo si son largas. Ésta la tengo apuntada desde hace un momntón, pero nunca me he decidido a leerla, y si no te ha encantado, pues creo que no me animaré. La reseña sí me ha resultado interesante. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar, a mi también me pasa con los libros que son épocas..., aunque la verdad es que de la histórica no me canso.
      Besos

      Eliminar
  15. Me apunto al autor, que es de mi tierra y no lo conocía, y la última novela. Esta no me acaba de convencer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, casi mejor la última, que la verdad tiene muy buena pinta...

      Eliminar
  16. Marián, a mi me ha parecido interesante y tu reseña está estupenda con las explicaciones. De momento tengo muchos pendientes para leer, pero me lo apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. ¡Marian cielo perdóname!!
    Acabo de leer tu comentario en la entrada que hice de los pastores alemanes... Y te contesto ahora.
    No, no le he cogido miedo a todos los perros, solo a los pastores alemanes.
    Tengo un perro (que hará 10 años en noviembre) y mi hermana tiene 2 perras... Así que un trauma con perros no, solo con ellos jajaja!
    Perdóname, enserio...
    PD: te sigo... te pasas y me sigues?
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  18. No es mi estilo de libro, pero muy buena reseña.
    Te sigo, me sigues? Mi blog está de sorteo, besitos ;)

    ResponderEliminar
  19. Ya me di cuenta después, dije... Ese perrito leyendo es inconfundible jeje!
    Te quería comentar... Quiero hacer un concurso/sorteo, pero tengo pocos seguidores y me gustaría hacerlo cuando llegue a 100, ¿me podrías dar un poquito de publicidad?
    Muchas gracias!Un besazo!

    ResponderEliminar
  20. Suena interesante, lo apuntaré en mi lista :).
    Me encanta tu reseña, ha sido completísima. La sección de curiosidades en concreto me ha resultado muy interesante. Y por cierto, respecto a lo del brindis: Yo tenía entendido que la tradición era romana donde se brindaba para que así la experiencia del vino hiciera disfrutar a todos los sentidos (incluído el oído: clinc!!). Pero pasado el tiempo, durante la Edad Media, derivó en ese ritual de confianza que consistía en entrechocar las copas para que el líquido de ambas saltara y se mezclara, demostrando así que ninguno había envenenado la copa del otro :).
    Un besote! nos leemos!

    ResponderEliminar
  21. Hola! para una enamorada de los libros como yo, es maravillosos encontrar un blog como el tuyo1. Gracias por hacerte seguidora de mi blog, y en consecuencia, haberme permitido descubrir el tuyo!.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Silvina. Me alegro que seas una enamorada ded los libros como yo.
      Besos

      Eliminar
  22. A mi la novela histórica nunca me ha acabado de convencer. Siempre digo que es por mi vocación / oficio / carrera que prefiero leer manuales o ensayos antes que una novela histórica. Eso sí, me ha hecho alucinar el método anticonceptivo de la época ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Qué buena pinta tiene el libro, sí que se me ha antoja leerlo sólo con esta reseña, ya la verdad no tenía idea de su existencia.

    ResponderEliminar
  24. Interesante además por todas las curiosidades que aparecen...de documento histórico aunque por lo que leo muy bien hiladas con la novela. Tengo que acordarme de pasar por aquí para las reseñas de Murakami cuando me decida a leer mi segundo de este autor. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Si, no parece que la expresión sea típica de la época...No me termina de llamar, creo que lo dejaré pasar...Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso Meg. Eres la única que me ha comentado algo sobre esa curiosidad, para mí la que más me chocó.
      Un beso

      Eliminar