Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


19 de abril de 2013

"TE LLEVARÉ A UN LUGAR DONDE TODO ES POSIBLE" de Laurent Gounelle

Sandro vive amargado desde hace más de un año, constantemente invadido por sentimientos de cólera y deseos de venganza contra los indígenas que asesinaron a su mujer. Una venganza que le amordazaba la conciencia y le estrangulaba el alma.

Así no podía seguir. Tenía que hacer algo para llevarla a cabo. Para ello contrata a tres matones, Krakus (el malo, malísimo), Marco y Alfonso (antiguos guerrilleros expertos en supervivencia) para que le guíen por la selva amazónica, hasta su calculado objetivo, porque ellos ya estuvieron en aquel "lugar"

¿Imagináis un mundo sin jerarquías, sin miedos, sin malas noticias, en el que se disfruta el presente intensamente, cada instante, sin pensar en lo que harás dentro de cinco minutos, dentro de una hora o la semana que viene? ¿Un mundo plenamente fundido y vinculado con la madre naturaleza, donde todos son sinceros, te respetan y te quieren por lo que eres, nadie te juzga y no necesitas bienes materiales para ser feliz?.

Esa es exactamente la forma de vida de los indios, sus raíces ideológicas milenarias, son… libres.

¿Y la meta de Sandro? Despojarles de esa libertad, de su bienestar, de su equilibrio.

¿Que artimañas usará para tales fines? ¿Conseguirá Sandro volver a ser feliz y recuperar su tan ansiada paz interior?


Según nos cuenta en una entrevista concedida al diario ABC en Octubre de 2011, el autor fue un niño modelo, un estudiante modelo y un trabajador modelo con un buen salario, hasta que se dio cuenta de que esa vida no le hacía feliz. Laurent Gounelle encontró su camino a los 40.

En plena crisis existencial, el autor del bestseller mundial «El hombre que quería ser feliz» (Maeva), convertido rápidamente en un bestseller internacional, se fue a EE.UU. a estudiar Psicología y descubrió cómo esta disciplina podía mejorar la vida de las personas.

Especialista en desarrollo personal, lleva más de catorce años recorriendo el planeta para conversar con los mejores en todo lo que atañe a la psicología y a las distintas formas de mejorar nuestra vida. Gounelle sabe extraer lo más relevante de cada cultura y adaptarlo en sus libros haciéndolos asequibles, reconfortantes. Parece que todas sus novelas siguen el mismo patrón, con una especie de maestro providencial que enseña a sus protagonistas a alcanzar la felicidad a través del pensamiento positivo y la evolución personal.

La novela que hoy me ocupa, ha sido publicada recientemente (2013) por la editoral Planeta.

Hoy os traigo por primera vez a mi estantería cibernética un libro que me ha sido proporcionado por una editorial, sin haberlo yo solicitado (como ocurrió con "El escalón 33" de Luis Zueco. Yo misma se lo pedí al autor, porque me apetecía leerlo)
 
Y es que en general, soy bastante reacia a aceptar envíos de las editoriales, salvo que esté bastante segura de que me puede gustar, o me atraiga especialmente su lectura, porque pienso que me voy a sentir cohibida a la hora de expresar mi opinión y hacer mi reseña.

Por eso, cuando Planeta se puso en contacto conmigo para ofrecerme la tercera novela de Laurent Gounelle, me lo pensé un poco, para que negarlo.

Pero como en su día ya leí y reseñé un libro de este mismo autor "No me iré sin decirte a donde voy", que por cierto me gustó bastante, tenía mucha curiosidad por saber por donde iban los tiros en éste, su último trabajo. Y al final mi instinto lector no me decepcionó.

Aunque al principio reconozco que me costó encontrarle la gracia al mero hecho de fastidiar y fastidiar a los indios, por medio de esa especie de "psicología inversa vengativa, de ese plan tan metódicamente organizado, con el objeto de:
-- Hacerles creer que lo material podría llenar su vacío existencial hasta entonces inexistente pero recientemente percibido por todos ellos.
-- Destruir su autoestima, la confianza en ellos mismos.
-- Hacerles creer que no hay suficientes recursos vitales para todos, que para ser felices, es necesario acaparar, inocularles el sentimiento de que lo que el otro gana, yo lo pierdo
-- Enseñarles a competir, a compararse con los demás, hacerles creer que solo pueden amarles en función de sus cualidades físicas, intelectuales, o de conducta.
-- Inducirlos a recrearse en ideas y pensamientos negativos, a ser esclavos de la mente.

En definitiva: perturbar su equilibrio de vida creando en ellos expectativas y preocupaciones que hasta entonces les habían resultado del todo ajenas, haciéndoles sentir miedo.  Miedo a fallar, a las enfermedades, a los animales, a no ser querido, a los demás, creando un mundo de consciencias diluidas y mentes alienadas.

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Sí, a grandes rasgos me ha gustado. Aunque mi balanza puede que se incline más hacia "No me iré sin decirte a donde voy", quizás por resultarme en su momento más novedoso lo que pretende transmitirnos el autor, sus creencias de vida, así como su estilo (muy similar en los dos libros) .

Según avanzaba en la lectura, le iba encontrando más sentido al plan de Sandro y cada vez iba teniendo más ganas de saber que ocurriría con el experimento psicológico ideado por nuestro protagonista, de conocer el final.

Aunque ninguno de las dos sean novelas imprescindibles y el final bastante previsible, este autor me ha vuelto a dejar buen sabor de boca.

En cualquier caso, seguro que sus palabras no te dejarán indiferentes y puede que consiga que te plantees cuales son las cosas verdaderamente importantes y si la vida que llevas es la que realmente quieres llevar.

Porque como se repite en más de una ocasión en la novela: "Nunca se regresa de la selva amazónica..." 

       ¡Mis agradecimientos a la Editorial Planeta por haberme proporcionado el ejemplar!!

Me ha llamado la atención como el autor, interpreta en boca del protagonista “La teoría de Darwin”.

Realmente solo habla de ello en una página, pero viene a constatar, que la selección natural no explica todo el mecanismo de la evolución, que ésta es más compleja que todo eso.

Que dicha teoría tampoco explica los saltos de evolución que describe y que para validarla, faltan los eslabones entre dos especies conocidas, como por ejemplo, el mono y el hombre.  Que en su época, Darwin podía creer que no se habían encontrado rastros de estas especies intermedias, pero hoy, por mucho que rastreemos en los sedimentos de todo el mundo, seguimos sin encontrarlos.

Dice que dicha teoría sigue siendo de actualidad, pero que no se intenta explorar demasiado sus fallos, porque cuestionarla sería poner en duda nuestra manera de pensar y sin duda, nuestra manera de vivir. Sería… perturbador.

Porque la teoría Darwinista ha forjado nuestra civilización. Ha condicionado nuestra visión de la vida, percibida como una lucha por sobrevivir contra el resto del mundo, contra la naturaleza. De ahí la creencia de que el progreso técnico nos hará felices. El capitalismo también se basa en ella. Y nuestras relaciones sociales. Toda nuestra sociedad desde el siglo XIX, se ha desarrollado tomando como base esta visión surgida de la teoría darwiniana.

En fin, que me ha resultado curioso este enfoque tan sui géneris por parte de Laurent Gaunelle, aunque no pretendo proclamarme ni seguidora ni detractora de tales afirmaciones que muy probablemente puedan ser objeto de polémica entre los grandes entendidos en estos temas.

"Claro que me gustaría poder perdonar, pero cuando a uno lo han dejado en carne viva, ¿como es posible, a menos que uno se llame Marco Aurelio, Jesús o Gandhi?"

"A veces estás tan absorto en tus pensamientos que ya no ves lo hay alrededor, ya no escuchas lo que te dicen, ya no sientes nada. Es como si estuvieras desenchufado de ti mismo"

"Cuando estás inmerso en tus pensamientos, vives como en una película, pero no estás en tu vida"

"Recobra el ánimo, vuelve a ti, despiértate, admite que son tus sueños los que te perturban y mira de nuevo las cosas de cara…"

"Ten en mente que la fuerza, la energía y el coraje no recaen en quien se indigna y se enfada. Cuando más nos acercamos a la impasibilidad, más fuertes somos"

"La cólera refleja la debilidad, así como la aflicción: ambas son heridas, capitulaciones"

"Si fijas tu mirada en la belleza del mundo, el amor que sentirás iluminará tu vida"

"¿Donde voy a encontrar la belleza del mundo?
En la gota de lluvia que se detiene en una hoja, en la mariquita que trepa por una brizna de hierba, en las nubes de algodón y el tronco esculpido de los árboles, en el aroma de una flor, o el canto de un ave, en la suavidad del aire que respiras y en la luz que te baña, en la pulpa de un fruto carnoso y en el sonido cristalino del agua, en los ojos de los animales y en los de los hombres, en las arrugas de los ancianos y en la risa de los niños. La belleza está en todas partes y tú no la ves, porque estás ocupado corriendo tras tus ilusiones".

"Recuerda: el secreto es amar. Ama tu vida sin desear nada que ya no tengas. Ama todo lo que está a tu alrededor, a ti mismo y a todo lo que ves"

"Tus actos pasados ya no te pertenecen, solo cuenta lo que haces hoy"

34 comentarios:

  1. Me gusta mucho el título. ¿Existe ese lugar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que no. Ójala existiera, ¿verdad?

      Eliminar
  2. A mi estos libros de autoayuda disfrazados de narrativa me dan cierto repelús, para qué negarlo. Creo que lo intentaré si acaso con "No me iré sin decirte a donde voy" que según entiendo te gustó algo más ¿no?. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me gustó más. Pero también me ha gustado, sobre todo cuando me acercaba al final

      Eliminar
  3. No me llama la atención y como veo que no te ha convencido, creo que me la saltaré por otra que me interese más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que no me haya convencido, Enzo, sí me ha gustado. Pero es verdad que no es de esos libros que te quedan grabados, o que releería (aunque no suelo releer ni siquiera mis libros preferidos).
      Besos

      Eliminar
  4. Pues este no me llama, vaya, a veces viene fenomenal ^^ con tanta lista de libros pendientes...

    Por cierto, he tenido que mirar una cosita para no meter la pata... resulta que te nominé en mi blog en la entrada del día 27 de marzo para hacer Los siete pecados capitales de la lectura, no sé si lo habrás hecho ya pero que sepas que me acordé de tu blog ;) fue fallo mío no avisarte, no avisé a todas esta vez, que cabecita la mía.

    Un beso y que tengas buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto pueda me paso por tu blog a ver que es eso de los siete pecados capitales de la lectura. Gracias y un besote

      Eliminar
  5. Un libro de auto ayuda novelado. Aunque es muy muy original, todo hay que decirlo jeje. Creo que lo que más me atraería sería lo de darwinismo sí, no... Selección natural. La reseña como siempre completísima. un beso Marian :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yossi. Hombre el dato del tema Darwin solo lo desarrolla en una página, luego ya no aparece más alusión. Yo lo que saco es que a la sociedad desarrollada occidentalizada se nos ha inculcado a través de la Teoría de la Evolución el concepto de que solo los aptos sobrevivien. Algo que creo que se ha aplicado a todos los aspectos de nuestra vida, fomentando la competencia entre las personas: unos ganas y otros pierden... Pero me pregunto, ¿de verdad se le puede echar la culpa a Darwin de todos los males de la sociedad moderna?
      Besos

      Eliminar
  6. Esta bien que nos gusten los libros y más si encima son gratis. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. No termina de convencerme este libro, así que en esta ocasión, lo dejaré pasar, que también viene muy bien...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. No se, no es un libro que me atraiga ni en título ni en temática. Creo que no es mi estilo
    Besos

    ResponderEliminar
  9. No he leído nada suyo y creo que tampoco me llama lo suficiente, aunque el fondo puede ser interesante. Además si me animo sería por el otro que te convenció más. Besos Marian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece interesante lo que te transmite y a veces viene bien leer este tipo de libros. Me ayudan a ser más optimista y a intentar ver el lado más positivo a las cosas
      Besos

      Eliminar
  10. No es un libro que me llame especialmente la atención, parece entretenido pero no tiene nada especial que me anime a incluirlo en mi lista de próximas lecturas
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no me arrepiento de haberlo leído y nunca se me pasó por la cabeza abandonarlo. Además según me acercaba al final tenía más y más curiosidad por saber como iba a terminar el macabro experimento
      Y el final me gustó
      Beos

      Eliminar
  11. Me gusta ese mundo que describes, ojalá existiera. En cuanto al libro,aunque en este momento no me atraiga especialmente,lo apuntaré para más adelante. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia. La verdad es que sería un mundo maravilloso para vivir, pero por desgracia no creo que exista.
      Besos

      Eliminar
  12. No conozco a este autor Marian, pero tu reseña me ha despertado la curiosidad. Lo anotaré en mi lista de autores pendientes. Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Ya he leído alguna otra novela de este tipo y la verdad es que me resultan agradables si están bien escritas, así que es posible que me haga con ella. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta leer libros de este estilo de vez en cuando, me aportan optimismo y positividad. Además te aseguro Pilar que el autor escribe muy bien (al menos para mí)
      Besos

      Eliminar
  14. No me llama mucho la atención Marian, así que esta vez aparco tu recomendación.
    Un beso!!!!!

    ResponderEliminar
  15. No me atrae mucho el tema. Sin embargo sí tengo en pendientes su otro libro "No me iré...", a ver qué tal.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaré pendiente de tu reseña, Blanca.
      Besotes

      Eliminar
  16. En este caso no me dejo atraer por tu reseña, ni por el argumento de la obra. Creo que puede ser excesivamente psicológico para mí.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Lo leí y concuerdo plenamente contigo. Lo interesante es el mensaje de fondo que no es otro sino vivir el presente, sin ataduras del pasado ni temor al futuro.
    Saludos,
    Myriam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Myriam, tienes toda la razón. Muy bonito tu comentario.
      Besos

      Eliminar
  18. I believe everything typed made a ton of sense.
    However, what about this? what if you were to create a killer title?
    I ain't saying your content is not good., but suppose you added a headline that makes people want more? I mean ""TE LLEVAR� A UN LUGAR DONDE TODO ES POSIBLE" de Laurent Gounelle" is a little boring. You might look at Yahoo's home page and see how
    they create post titles to grab people to open the links.
    You might add a video or a picture or two to get readers
    interested about what you've written. Just my opinion, it might make your posts a little livelier.

    my blog ... laser cellulite treatment

    ResponderEliminar
  19. Pues yo después de haber leído antes, No me iré sin decirte a dónde voy, y acabar de leerme este último, veo que baja bastante de calidad... Pienso que "no me iré" es mucho mejor, independientemente, de que de "te llevaré", aunque la idea es bastante original y buena, me resulta muy inverosímil, demasiado diría yo, independientemente de que el desenlace de la historia, como la historia de amor del protagonista se hace bastante previsible...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también comento en el post que me gustó más "No me ire´..." y que el final me pareció demasiado previsible. Opinamos igual. Gracias por tu comentario.
      Besos

      Eliminar
  20. Es un libro que me ha encantado, tanto o mas que los otros dos del mismo autor. Ameno y rápido ye hace pensar y ver algunas cosas más claras.
    Recomendado al 100%!!!!

    ResponderEliminar
  21. Acabo de terminarlo! Este autor siempre me deja un final amargo. Me encantan sus libros a nivel psicológico pero no consigue engancharme la trama en sí.
    Si buscas una nueva visión de la sociedad consumista actual es 100% recomendable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Carmen. Engancharme sí que me enganchó, porque soy de las que abandonan los libros, pero es cierto que a la historia le falta algo. Me gustó mas el otro libro del autor "No me iré sin decirte a donde voy"
      Besos

      Eliminar