Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


15 de enero de 2012

"EL SANADOR DE CABALLOS" de Gonzalo Giner

La historia comienza y termina con dos batallas: la conocida como el "desastre de Alarcos" (en un cerro cerca de Ciudad Real a orillas del Guadiana) en 1195, donde los musulmanes derrotan a los cristianos, frenando temporalmente sus intentos de recuperar la Península, para terminar con la de "Las Navas de Tolosa", en 1212, donde acontece la histórica victoria de estos últimos.

Son 17 años en la Reconquista del al-Ándalus, decisivos en la historia de España, con los almohades, dinastía musulmana nacidos en el norte de Africa, pretendiendo someter toda la península Ibérica a sus formas de vida, a su diabólica visión del Islam.

Un periodo en la vida de Diego, nacido en Malagón (una aldea al sur de Toledo), en la cual le acontecen todo tipo de aventuras, más de un enamoramiento, varias pérdidas decisivas, muchos celos, envidias y añoranzas.

Añora sobre todo su vida antes de aquel día decisivo, en el que su aldea sufre el ataque de los "imesebelen" (o sarracenos), seres sin alma, sin voluntad propia, que desconocen la piedad, el temor o la comprensión y que han sido elegidos para proteger al califa y sus bienes. Debe abandonar a su suerte a su padre inválido y enfermo, perdiendo por completo el rastro de sus hermanas Belinda, Estela y Blanca.

Apartado forzosamente de toda su familia, después de jurar venganza, llega a Toledo con su fiel yegua Sabba. Allí conocerá a Galib, un hombre sabio, musulmán de mentalidad abierta y gran corazón, que llegó a ser como un segundo padre para él. Conocido en toda la ciudad como el mejor de los albéitares (veterinarios en La Edad Media), contrata a Diego como su aprendiz y ayudante.

Junto a él vive uno de las mejores etapas de su vida empapándose de su sabiduría, devorando todos los libros, manuales y tratados que Galib le proporciona. Consciente de su gran habilidad con los caballos y de la gran importancia de las caballerías en las estrategias de los ejércitos, pronto empieza a apasionarse por la que será su profesión, la albeitería.

Pero el destino hace que Diego, de nuevo junto a Sabba , deba emprender su camino por esa España envuelta en altercados y reyertas, unas veces ejerciendo de albéitar y otras de espía, uniéndose al ejército del rey de Castilla, Alfonso VIII, en la lucha por la Reconquista.

Dos mujeres, Benazir (esposa de Galib) y Mencía, a priori inaccesibles para él, son decisivas en el devenir de la historia y en la vida de Diego.

¿Conseguirá salir bien parado, reunirse de nuevo con sus hermanas y encontrar el amor correspondido y verdadero?
Mi conclusión final

Este libro con una dedicatoria muy bonita, me lo regaló una amiga muy especial, a la que conocí ejerciendo como veterinaria. Con ella compartí conocimientos, casos clínicos, y muchos buenos momentos. Una de las muchas cosas maravillosas que me brindó esa profesión fué el haberla conocido, que el destino la cruzara en mi camino y hoy, además de una amistad que espero dure para siempre, compartimos libros y nos pasamos horas hablando sobre nuestras lecturas....

Por ser un libro muy gordo, 798 páginas, ha estado en la estantería de casa un tiempo hasta que me decidí a empezarlo, en el maravilloso ratito que dedico a leer antes de dormir. He tardado bastante en acabarlo, pero ha valido la pena.

El autor lo divide en seis partes tituladas, que coinciden con los cambios o distintas etapas que van surgiendo en su vida, y que yo he titulado a mi modo (para verlo, teneis que desplegar la barra de seguir leyendo, pero con peligro de spoiler). Va intercalando capítulos del devenir de Diego, con los del paradero y calvario que sufren sus hermanas.

La primera parte, que yo he titulado “En Toledo con Galib”, es la que más me gustó. Empieza fuerte, se coge con muchas ganas. Me identifiqué plenamente con nuestro protagonista y me encariñé mucho con Galib, por su sabiduría, por su generosidad y por su naturaleza pacífica y que siente una gran admiración por la capacidad de Diego para comunicarse con los caballos, para conseguir calmarlos soplando en sus ollares, susurrándoles al oído, entendiéndolos tan sólo con mirarlos a los ojos.

Después, aunque hay partes que decaen un poco (pero sólo un poco) en intensidad, siempre me mantuvo con ganas de seguir avanzando, de llegar hasta el final, de saber si se reuniría con su verdadero amor, si encontraría la pista de sus hermanas...

Me ha parecido un buen libro, con una narrativa sencilla, sin adornos ni florituras, pero amena y lo más importante, que te engancha desde el primer capítulo. Estoy convencida de que incluso aunque no te guste demasiado la novela histórica, su trama conseguirá atraparte.

Una curiosidad: los distintos nombres con los que se denominaban a los veterinarios en la Edad Media: hippiatras, veterinarius, albéitares, menescales, mariscales y sanadores de caballos.

Algo sobre el autor


Gonzalo Giner, madrileño nacido en 1965, dedicado muchos años a la ganadería industrial, como asesor de nutrición y producción, siempre ha reconocido que se siente más veterinario que escritor.

Es un apasionado de los animales, la historia, pero sobre todo de los caballos. Su primer libro "La cuarta alianza" (2005), fue un gran éxito de ventas, así como "El sanador de caballos" (2008) y acaba de publicar "El jinete del silencio", una novela que aborda un tema a mi parecer interesante, el poder curativo de los caballos en algunos casos de autismo. Seguro que lo acabaré leyendo...

Os dejo el enlace a una entrevista realizada al autor, en el blog de Eva de novela histórica "La historia en mis libros", que me gustó bastante.


Huyendo de los sarracenos con sus tres hermanas, sin poder hacer nada para remediarlo, Diego es testigo de la muerte de Belinda así como de la captura de Blanca y Estela.

Desolado y sólo llega a Toledo, encontrando cobijo en la casa de Galib.

En Toledo con Galib

Diego es feliz aprendiendo día a día todo lo que su maestro le va enseñando, hasta que un incendio intencionado destroza las cuadras y varios caballos de Galib, lo que significa la ruina para este. Para salir del apuro, deciden correr el riesgo de ir hasta las marismas del Guadalquivir custodiadas por los sarracenos, para traerse una manada de pura sangres andaluces. Y lo consiguen aunque a costa de la vida de Fátima, una buena amiga de Diego y Galib.

Sin quererlo, se enamora de la salvaje e impredecible Benazir, esposa de Galib, una hija del desierto, con sangre nómada en las venas, sintiéndose culpable y traidor hacia su maestro. El siempre intenta esquivarla, pero ella le busca y son descubiertos.

Poco a poco la atracción hacia ella aumenta, siendo además correspondida. Él intenta esquivarla, no quiere traicionar a su maestro y amigo, pero ella le busca y al final le encuentra...

Cuando Galib los sorprende, Diego debe marchar con Sabba, sin rumbo determinado.

En el monasterio Cisterciense con Marcos

La segunda parte de la historia, la pasa en un monasterio cisterciense del que alguien le había hablado. Allí aprovecha la oportunidad de poder leer los múltiples libros del monasterio. Le acompañará Marcos, fiel amigo que conoce en el camino y que quiso seguirle allá donde él fuera.

En este tiempo es solicitado por el alférez real de Navarra, quien ya conocía sus dotes sanadoras, para que acuda a un torneo de fustas entre caballeros en Olite. Allí conoce a la que será su verdadero amor, Mencía Díaz de Azagra, hija de un magnate de Navarra, a todas luces fuera del alcance de Diego.

Tras unos altercados con un fraile envidioso de su buen hacer con los caballos, muy pronto también tuvo que abandonar el Monasterio, rumbo esta vez a Santa María de Albarracín, donde sabía que vivía Mencía.

En Albarracín buscando a Mencía

Allí la encuentra, e incluso la tuvo alguna vez entre sus brazos, pero Teresa, la madre de Mencía, urde un plan para intentar separarlos para siempre. Al tiempo que, a solicitud de ella, un noble, Don Diego López de Haro, se lleva a nuestro protagonista en una expedición de guerra, casa a su hija a la fuerza con Fabián Pardo, un buen partido que la pretendía tiempo atrás.

Cuando Diego vuelve a Albarracín, Marcos le cuenta que Mencía se ha ido para casarse con Fabián.

Se prometió a sí mismo olvidarla. Mencía había sido su único amor verdadero...

En Cuéllar acusado de brujería

Junto a Marcos de nuevo, marchan para Cuéllar, pensando que allí podrían hacer buenos negocios y ahorrar dinerillo, para ir en busca de las hermanas de Diego.

Sin embargo no les puede ir peor … Una epidemia que afecta también a las ovejas, azota la ciudad y comienza a morir mucha gente. Diego encuentra la causa: pan de centeno enmohecido, pero nadie le cree. Decide probar los efectos en si mismo, a dosis muy pequeñas, pero alguien, le denuncia y le meten en el calabozo, acusado de ser él quien está envenenando a la gente .

Por suerte en prisión conoce a Bruno de Oñate, que le salvará de la horca en el último momento para entrenarle como espia contra los musulmanes, en la gran batalla final que se está gestando

En Salvatierra ejerciendo de espía

Diego fracasa en la misión más importante que le encomiendan. En la huida se encuentra con Benazir. Ella le ayuda a escapar, pero, en su ansia por protegerle, encuentra la muerte. Diego siente la necesidad de volver a ver a Galib, pedirle perdón, reconciliarse con él y hacerle partícipe de lo acaecido con Benazir.

De vuelta con Galib y reencuentros en la batalla final

A su regreso a Toledo, Galib le recibe con los brazos abiertos. El rey Alfonso VIII le encomienda volver a las marismas en busca de más caballos, para ayudar en la reconquista del al-Ándalus. Este gran estratega ha sabido unificar todos los reinos del norte de Castilla para sumar sus esfuerzos en la monumental contienda que lleva planificando, denominada por los historiadores como la batalla de "Las Navas de Tolosa".

En ella Diego se reencuentra con su hermana Estela, la única superviviente (Blanca había muerto en Marraketch en un intento de escapada) y con Mencía, que llevaba tiempo siguiéndole el rastro, deseosa de volver a verle.

Pero este no es un final totalmente feliz…

El toque de tristeza lo pone la muerte de Sabba. Me dió mucha pena, me emocionó bastante la despedida y creo que solté alguna lagrimilla. Hubiera preferido que el autor hubiera obviado esa dura pérdida...

21 comentarios:

  1. A mi que me gusta la novela hitórica, presiento que me va a gustar este libro, que tiene muy buena pinta. Lo pongo en la lista de mis próximas lecturas.

    ResponderEliminar
  2. De este he leído muy buenas críticas, pero la verdad es que no me animo con él. Lo dejo pasar =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. A mi me gustó muchísimo este libro =)

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo que lo leí y me gustó mucho. Como tu dices, aunque es muy gordo, te enganchas a la historia rapidamente, no se hace nada pesado. Un beso Silvia.

    ResponderEliminar
  5. A mí me encantó. Sí es cierto que el lenguaje me pareció demasiado actual y en novela histórica tiendo a preferir una narración algo más arcaizante, pero precisamente eso puede atrapar a muchos lectores que no suelan leer ese género. Muy recomendable de todos modos.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  6. Le tengo ganitas de hace tiempo. Y con tu reseña no hace sino darme más ganitas de leerlo. A ver si lo consigo pronto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Lo lei hace unos meses y me gustó mucho, es muy entretenido y engancha desde el principio, no se hace nada pesado a pesar del número de páginas
    besos

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo entre mis futuras lecturas; me gusta la novela histórica y esta está recibiendo buenos comentarios en general. Espero que no me quede mucho para ponerme con ella, pero la lista es taaan larga...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Cuando se publicó y a raíz de las reseñas que fueron saliendo, me atrajo un montón, pero por unas cosas o por otras (que se engloban prácticamente en que tengo demasiados libros pendientes) lo he ido dejando, aunque no dudo en hacerme con él en cuanto me lo cruce.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
  11. No lo he leído, me resisto a esta autor. No tengo claro el motivo ya que no leí nada suyo, pero me resisto, me disgusta sin saber por qué.
    La reseña es magnífica.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hace 2 años que lo tengo en la estantería de casa y no me decido por dos cosas: Lo que pesa para llevarlo en el metro y que la historia medieval no está entre mis favoritos.. solo he oído hablar bien de él, me animo?

    ResponderEliminar
  13. A todos los que están indecisos, yo les animo a leerlo.
    Almu, a mi me pasó lo mismo, me daba mucha pereza por lo gordo que es y lo leí en el ratito que dedico antes de dormir, en la cama. Aunque no te guste la historia medieval, creo que te puede enganchar el argumento, el protagonista. EN cualquier caso, no pierdes nada. Si ves que no te gusta, lo dejas y ya está...
    Besos

    ResponderEliminar
  14. A mí cuando lo leí, el año pasado, me encantó. Uno de los grandes libros, para mí, del 2011.
    Besos,

    ResponderEliminar
  15. Para mí este es uno de los libros más bonitos que he leído nunca.Muchas gracias por poner el enlace a la entrevista que le hice al autor en mi blog.

    ResponderEliminar
  16. A mí este libro también me gustó mucho, soy una apasionada de la novela histórica, aunque no es de mis favoritos dentro del género. Y lo que más me sorprendió fue que "El jinete del silencio" del mismo autor, no fue capaz de engancharme.Quizás no lo leí en el momento adecuado... Me ha gustado mucho tu reseña! Un beso

    ResponderEliminar
  17. Lo apunto en mi lista, nunca me había llamado demasiado la atención, pero lo pones tan bien. Un beso, te sigo.

    ResponderEliminar
  18. Anda! Creo que no sabía que eres veterinaria (yo también jeje). El libro me gustó mucho, muy entretenido y lleno de aventuras y de caballos. Además la novela histórica me suele apetecer.
    También leí el año pasado El jinete del silencio, que te recomiendo porque, en mi opinión, supera a EL sanador, ya lo verás.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  19. Hola Isi, sí soy veterinaria, aunque hace un tiempo que ejerzo de bibliotecaria. Yo tampoco sabía que tú lo eras. Bueno, compartimos profesión y parece que gustos literarios...
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Me hablaron maravillas de este libro, que sin embargo aún no me he animado a leer, después de tu reseña me animaré a leerlo. Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Buenas! He terminado de leer El sanador de caballos hace unos días y mi crítica para él es bastante favorable. Qué destacaría? En primer lugar el cómo te acerca al mundo de los caballos y su sanación, que es un libro sencillo de leer, que la acción no decae y que la historia engancha y entretiene. Para mí es casi más un libro de aventuras con un trasfondo histórico que te transporta a la época medieval, más que una novela histórica pura y dura. Si alguien busca esas características en un libro, a poco que le guste la historia y el mundo animal, probablemente disfrutará con su lectura. Si ya lo que buscas es una narración más currada, una exposición histórica más detallada, igual este libro te parece un poco simple o superficial. Pero bueno, yo prefiero una historia entretenida, una narración sencilla y directa, y un libro fácil de leer así que las sensaciones que me dejó El sanador de caballos son muy buenas. Un saludiño a todos desde Vigo :)

    ResponderEliminar