Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


8 de agosto de 2018

“LA BUENA HIJA” de Karin Slaughter




“Las lágrimas le inundaron los ojos y se deslizaron por su cara. Un grito se le atascó en la garganta.

No podía dejarse dominar por el pánico. No podía ponerse a gritar ni agitar los brazos porque nadie acudiría en su ayuda. Volverían a dispararle. Y, si suplicaba por su vida, solo conseguiría acelerar su muerte.

Respiró hondo, trémulamente. Se sobresaltó al darse cuenta de que el aire penetraba en sus pulmones. ¡Podía respirar!”
Dos hombres encapuchados entran en la casa de los Quinn, buscando al padre, Rusty Quinn, un abogado famoso y odiado en Pikeville por defender y sacar de la cárcel a peligrosos delincuentes.

Pero él no se encuentra en ese momento y en su lugar estaban ellas, las tres, Gamma y sus dos hijas, que en realidad no debían estar, el lugar y el momento equivocado.
Su padre siempre tenía algún caso entre manos, y siempre había gente que le odiaba por ello. No había ni un solo presunto delincuente en Pikeville, Georgia, al que RustyQuinn no defendiera. Traficantes de droga. Violadores. Asesinos. Atracadores. Ladrones de coches. Pederastas. Secuestradores. Ladrones de bancos. Los sumarios de sus casos se leían como novelas de kiosco que siempre acababan igual: es decir, mal. Los vecinos del pueblo apodaban a Rusty «el abogado de los condenados»
A sangre fría matan a la madre delante de las dos niñas (de un tiro en la cabeza) y luego las obligan a internarse en el bosque con ellos. La obsesión de la mayor es proteger a su hermana pequeña, incitarla a salir corriendo.
Corre Charlie, corre, no mires atrás, tú solo corre. 
 Allí, al pie de la fosa ya cavada y preparada, le pegan un tiro en la cabeza a Sam y la entierran viva. Y Charlie corre, no deja de correr, intenta huir de la pesadilla, lejos, lo más lejos posible, escapar aunque después vaya a tener sentimiento de culpa y remordimientos toda su vida. Las dos consiguen salvarse, sobrevivir al horror pero ¿a qué precio?

Pasados casi treinta años de “aquello”, otro atroz suceso sacude Pikeville: una adolescente mata, o supuestamente mata a varias personas en el centro de enseñanza del pueblo y Charlie se ve involucrada en el asunto, estando de nuevo en el lugar y el momento equivocado. Sam, que lleva tiempo viviendo en EEUU, regresa al que fue su hogar y se reencuentra con su padre, que pretende volver a ejercer de abogado del diablo defendiendo a la presunta asesina del instituto y con su hermana, a los que hace años no ve.

Estando los tres juntos de nuevo, es inevitable que vuelvan los fantasmas del pasado, es inevitable revivir "aquello" y que salgan a la luz secretos y lo que realmente pasó aquel fatídico día que les volvió a todos la vida del revés

¿Habrán conseguido olvidarse del terror? ¿Conseguirán Sam y Charlie ser felices?
Karin Slaughter (6 de enero de 1971) es una de las autoras más importantes de novela negra-criminal en todo el mundo. Nació en una pequeña localidad al sur de Georgia y actualmente reside en Atlanta. Estudió en la Universidad de Georgia State y antes de poder dedicarse al completo a la literatura, trabajó como diseñadora y vendedora.

Comenzó a escribir en 2001 y ya su primera obra, “Ceguera”,(la primera de la saga Grant County) se convirtió en un éxito internacional, siendo publicada en más de 30 idiomas quedando en la lista de finalistas para el Premio Daga de Oro de la Asociación de Escritores de Serie Negra al "Mejor Debut de Thriller" del 2001. La última novela de la serie Grant County se publicó en julio 2007, aunque también es muy conocida su serie WillTrent.

Curiosamente, en 2009, Slaughter reunió a los personajes de sus dos series principales (Grant County y WillTrent/Atlanta) en su novela “El número de la traición” (Undone), conocida internacionalmente como "Génesis". Pero independientemente de estas dos series, Slaughter también ha escrito otras novelas de suspense como “Flores cortadas” (2017) y “La buena hija”(2017).

 “La buena hija” me miraba desde la estantería de novedades de la biblioteca con esa carita irresistible que me ponen esas novelas que solo con echarles un vistazo, ya saben que van a venirse conmigo a casa. Aunque esta autora americana es bastante conocida y sus novelas, sobre todo las de sus dos series Grant y Trent, son bien valoradas y bastante prestadas, hasta ahora no me habían llamado lo suficiente, no había tenido el placer…

Y sí, la verdad es que ha sido un placer leerla, sumergirme de lleno en las vidas de las dos hermanas protagonistas, Sam y Charlie, y conocer los detalles de esa brutal experiencia que sufrieron cuando todavía eran unas crías (15 y 13 años respectivamente) y que las marcó para siempre.

El comienzo es ya prometedor: ese primer capítulo en el que se cuenta “lo que pasó” o “supuestamente pasó” es impactante, sobrecogedor. El relato de cómo Sam consigue salir de la tumba en el que la habían enterrado viva después de recibir un tiro en la cabeza, es…, agobiante, muy agobiante. Es sentir con ella la asfixia, el ansia por ir abriendo poco a poco un pequeño túnel entre su cuerpo cubierto de arena y el exterior. Es luchar contra sí misma por no querer rendirse, agotar las fuerzas para salir de allí con vida, para conseguirlo.
El hedor de la muerte la envolvía: tierra húmeda, larvas frescas introduciéndose bajo su piel. Tenía la boca llena de tierra. Tierra mojada. Respiró hondo, trémulamente. Se sobresaltó al darse cuenta de que el aire penetraba en sus pulmones. ¡Podía respirar!
Y lo consigue, ambas lo consiguen, pero al final no puedes evitar preguntarte ¿Qué les queda?, al final de pasar por algo así, ¿qué les puede quedar? Quedan dos hermanas supervivientes, que se sienten con la necesidad de separarse, porque cuando se juntan no pueden evitar rememorar “aquello”, pero que pasados casi treinta años y por circustancias de la vida deben reencontrarse dándose cuenta de que tan solo son dos perfectas desconocidas que todavía no han pasado página, Sam por sus múltiples secuelas físicas, y Charlie por sus traumas, demasiados traumas. Porque nadie dijo que olvidar “aquello” iba a ser fácil.

También te surge el siguiente dilema ¿Cuál de las dos ha tenido más suerte, si es que a eso se le puede llamar suerte? ¿La que recibió el tiro en la cabeza y que prácticamente tuvo que volver a aprender a caminar, a hablar, y que con solo mirarla y escucharla intuyes que algo terrible tuvo que pasarle? ¿O la que consiguió escapar pero que quedó tan traumatizada y con tanto sentimiento de culpa que nunca consiguió superarlo? ¿En la piel de cuál de ellas os pondríais? Complicado . . .,  ¿verdad?

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Sí, mucho. Ya sabéis que los thriller psicológicos me apasionan, que son mi género preferido junto con las novelas de suspense y policiacas. Y "La buena hija" tiene un poco de todo esto, suspense psicológico con un misterio (o dos) sin resolver, por eso me ha gustado, me ha enganchado desde la primera página. 

El argumento tiene partes de bastante crudeza, que consigue sobrecogerte, pero eso me encanta, ya lo sabéis y aunque es un libro bastante gordo (casi 700 páginas), me lo he ventilado en una semana, vamos que no me ha durado nada.
«Hueso blanco. Trozos de corazón y pulmón. Fibras de tendones, arterias y venas, y la vida derramándose por sus heridas».
También me ha gustado la forma de escribir de la autora, que te va dando pistas sobre lo ocurrido en el pasado, pero no te lo cuenta todo, consigue que el lector se forme su propia composición de lugar y saque sus propias conclusiones, sus conjeturas, pero casi hasta el final no te muestra la verdad y toda la verdad, consiguiendo sorprenderte.

Resumiendo: “La buena hija” es un thriller adictivo y emocionante que plantea de que manera un suceso brutal y espeluznante vivido en la niñez o preadolescencia, puede afectar e influir en toda una vida futura y te obliga a preguntarte si realmente es posible superar algo así, pasar página del todo. Porque a veces el destino, en un abrir y cerrar de ojos, puede ponerlo todo patas arriba.

Y para terminar, una frase que la autora dedica a algún conocido en los agradecimientos del final de la novela que me ha gustado porque expresa en una pequeña frase, lo que creo que la autora nos quiere transmitir en el libro.

“A veces tu vida se vuelve del revés y necesitas que alguien te enseñe a caminar haciendo el pino antes de volver a ponerte en pie”
Os la recomiendo, claro, sobre todo a los amantes del género. Mi puntuación máxima:

13 comentarios:

  1. ¡Hola Marian! Solo cómo lo cuentas ya da angustia. Me ha recordado un poco al inicio de Kill Bill.
    Me gusta lo que cuentas, que sea thriller psicológico y que te haya enganchado 700 páginas. Hace mucho que no leo nada del género así que me lo apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, bueno es que algunas partes de la novela son angustiosas y más si te metes en el papel de alguna de las dos hermanas, porque al final del libro me sentí incapaz de decidirme por cual de las dos tuvo más "suerte"
      Es un thriller psicológico pero tiene también su lado de suspense y policiaco
      Besos

      Eliminar
  2. ¡Hola! Parece que puede estar entretenido pero la verdad es que tengo un montón por leer y este prefiero dejarlo pasar al menos por ahora. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marya! Yo diría que está algo más que entretenido. Me enganchó desde las primeras páginas, pero claro tiene que gustarte este género
      Gracias por pasarte!
      Besos

      Eliminar
  3. Pues tiene muy buena pinta. No me había fijado en este libro, así que otro más para la lista de pendientes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Margari! Sí..., al final llevamos a nuestras espaldas una buena lista de lecturas pendientes, aunque yo me muevo por instintos y por el momento y muchas veces termino colando libros que me apetecen mucho y algunos siempre quedan ahí, en la interminable lista
      Besos

      Eliminar
  4. Parece una muy buena novela de suspense que, además, te hace plantearte preguntas más allá de su trama. La verdad que tengo ahora varios libros que me apetece leer mucho, más que este. Pero me quedo con él por si más adelante consigue abrirse hueco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, es una buena novela o al menos a mí me ha gustado (ya sabes que eso de los gustos literarios...) y te hace plantearte alguna que otra cosa
      Besos

      Eliminar
  5. Hola :)
    No tengo ni idea de si me gustaría. Veo puntos a favor y puntos en contra para mi gusto. Quizá le de una oportunidad.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hazlo! No te arrepentirás salvo que no te gusten las novelas de suspense y thriller psicológico
      Un abrazo

      Eliminar
  6. hola! puede gustarnos mucho y mas si tiene un embrollo psicologico, nos gustan esos derroteros! gracias, saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí hay embrollo psicológico porque lo vivido por las hermanas es como para no dejarlas tocadas psicológicamente...
      Os gustará
      Besos

      Eliminar
  7. ¡Hola Marian! La novela se ve muy interesante y veo que trae mucho suspenso, además que es uno de mis géneros favoritos. Me la llevo apuntada. Muchas gracias por tan buena reseña. Ya te sigo y espero leernos siempre. ¡Besos!

    ResponderEliminar