Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


23 de julio de 2017

"1Q84 libro 3", de Haruki Murakami, mi regreso al mundo de las dos lunas


“Ambos, callados, se agarraban de la mano encima del tobogán. Habían vuelto a ser niños de diez años. Un niño solitario y una niña solitaria. En un aula una vez acabadas las clases, a principios de invierno. En aquel entonces ninguno de los dos tenía la fuerza ni los conocimientos para saber qué ofrecerle al otro, qué buscar en el otro.

Nunca nadie los había amado y nunca habían amado a nadie. No habían abrazado a nadie, nadie los había abrazado.

Ni siquiera sabían adonde los iba a conducir aquello. Se habían adentrado en una habitación sin puertas. No podían salir de allí, aunque, por esa misma razón, nadie más podía entrar”
En el mundo de dos lunas 1Q84, la secta religiosa Vanguardia se ha quedado sin su líder y “la voz” ha dejado de hablarles.
Ahora, la misión más importante a la que se enfrenta la comunidad es encontrar a un nuevo profeta. Si la voz dejase de hablarles para siempre, la comunidad perdería su razón de ser.
Como están convencidos de que Aomame lo ha asesinado, contratan a Usikawa, para que averigüe su paradero. Usikawa es un investigador privado un tanto peculiar: con la cabeza deforme, los ojos saltones y las piernas cortas y arqueadas, pero tenaz, con un olfato innato y muchos recursos para moverse libremente al margen del sistema, fuera de la ley.
Señor Ushikawa, reflexione un poco. Sólo somos una comunidad religiosa. Perseguimos la paz del alma y los valores espirituales. Vivimos en medio de la naturaleza y nos dedicamos a la agricultura y a la práctica ascética. ¿Quién podría vernos como enemigos? ¿Y en qué les beneficiaría el asesinato de nuestro líder.
Ella está escondida en un apartamento que le han proporcionado la anciana del albergue para mujeres maltratadas (“la Señora”) y su guardaespaldas Tamarú, donde cada martes, unas personas desconocidas le llevan comida y todo lo necesario para cubrir sus necesidades. Aunque vive en completa soledad, no se siente sola y nunca ha perdido la esperanza de poder reunirse algún día con su querido Tengo, al que hace más de veinte años que no ve. Si supiera lo cerca que está de él…
Aomame a veces tenía la impresión de haberse quedado sola en un planeta inhabitado. Como aquella película sobre un mundo tras una devastadora guerra nuclear. ¿Cómo se titulaba? La hora final. A pesar de todo, Aomame, muy concentrada, seguía vigilando. ¿Qué sentido tiene seguir viviendo sola en un mundo carente de lógica, un mundo con dos lunas de diferente tamaño y donde esa Little People gobierna el destino de todos?
Por otra parte, Tengo Kawana también la busca, incansable. Pero la muerte de su padre le obliga a abandonar Tokio por unos días.
A Tengo le costaba creer que, en aquel mundo frenético semejante a un laberinto, los corazones de dos personas, los corazones de un niño y una niña, hubieran permanecido inalterados y unidos pese a haber transcurrido veinte años.
Mientras tanto, Usikawa seguirá en pos de los dos, reuniendo pistas, recopilando datos sobre sus vidas pasadas y actuales, con único fin: presentárselos en bandeja a los miembros de Vanguardia.

¿Se encontrarán algún día Tengo y Aomame? ¿En que mundo: en el real, en el de las dos lunas, o en el de los sueños? ¿Qué será de Vanguardia?
Murakami (Kioto, 12 de enero de 1949) es un escritor y traductor japonés, muy aficionado a la música y al deporte que vivió la mayor parte de su juventud en Kōbe y es autor de varias novelas y relatos. Sus obras han generado críticas positivas y numerosos premios, incluyendo los premios Franz Kafka y el Jerusalén entre otros.

La ficción de Murakami, a menudo es muy criticada por la literatura tradicional japonesa, dado que es surrealista y se enfoca en conceptos como el fatalismo.

Es considerado una figura importante en la literatura posmoderna y algunos le consideran uno de los mayores novelistas de la actualidad. Ha sido candidato al Premio Nobel de literatura en repetidas ocasiones, sin que hasta el momento haya obtenido el galardón. Entre sus obras más conocidas publicadas es España destacan: "Tokio Blues" (2007), "Kafka en la orilla", "Baila baila baila" (2013), "1Q84 libros 1 y 2" (2012). "De que hablo cuando hablo de correr" (2011), "Los años de peregrinación del chico sin color" (2014), etc.

Seis años han pasado desde que leí los dos primeros libros de 1Q84, demasiado tiempo he tardado en regresar al mundo de las dos lunas, al universo murakamiano. No me lo puedo creer…

Y ahora, echando la vista atrás, no sé muy bien cómo ha podido ocurrir. Recuerdo que cuando los terminé, ya estaba impaciente por conocer cual iba a ser el destino de Aomame y Tengo. Deseaba saber si al final estos dos seres distantes, quién sabe si en el espacio o en el tiempo, se iban a reencontrar,  y en cual de los mundos iba a producirse el ansiado acontecimiento. Cuantas veces me imaginé el momento…

También me quedé con mucha curiosidad de atar todos los cabos de la trama, que para no variar, sigue fiel al puro estilo de este querido autor mío. Ese estilo que describe mundos oscilantes entre lo real y lo onírico, los gozos y las sombras, pero que nunca te deja indiferente: o lo amas, o lo odias. Y ya sabéis que yo soy de las que lo aman, sin reserva, de forma incondicional, cuente lo que cuente, porque el cómo lo cuenta es lo que me apasiona, no puedo evitarlo. Cuanto más desvaría este hombre, más me gusta, soy así de rara, ¿qué se le va a hacer?
El hecho de vivir en un mundo en cuyo cielo flotan dos lunas ya de por sí me hace dudar de si se trata o no de la verdadera realidad. Así pues, ¿qué tiene de extraño dormirse en ese mundo, soñar y ser incapaz de distinguir si es un sueño o si es real.
Pues como os decía, cuando me enteré que ya se había publicado la continuación, mi primer pensamiento fue: ¡que bien, lo leeré pronto, seguro!. Pero entonces empecé a leer reseñas muchas de ellas negativas y hubo algún conocido que también me dijo haberse sentido defraudado con el desenlace de la historia. Y lo fui dejando y dejando, quizás por miedo a la decepción y a no querer empañar el buen sabor de boca que me dejaron los dos primeros. Pero bueno, siempre supe que tarde o temprano al final me decidiría y me alegro, no me arrepiento.

Os cuento que hay tres líneas argumentales en los capítulos de esta novela: los que tratan sobre Usikawa, los que tratan sobre Aomame y los que hablan de Tengo. Pero al final todo confluye en lo mismo, todos buscan a Aomame

¿Qué me ha parecido? ¿Me ha gustado?

Pues la verdad es que sí, no me ha defraudado, porque este libro tercero de 1Q84, es  también Murakami en estado puro, con todas sus paranoias, fantasías e irrealidades.

Y el final…, pues de los suyos, a los que nos tiene acostumbrados. Algunos cabos se atan, sí, pero muchas cosas quedan para la interpretación subjetiva de cada cual, como suele pasar con él.

Ya llevo leídos unos cuantos de este autor, aunque como os he contado en alguna ocasión mi preferido es y creo que siempre será "Kafka en la orilla". Fue con el que me inicié y me alucinaron sus desvaríos, sus locas fantasías y su desbordada imaginación. Os lo recomendaría si no fuera porque sé que Murakami no es para todo el mundo, para todo tipo de lectores. Murakami es muy peculiar. Es para gente con la mente muy abierta que disfrutan con las historias y argumentos raros, que se salen de lo habitual, cargados de ciencia ficción (aunque también tiene novelas más normalitas como "Tokio Blues" o "Los años de peregrinación del chico sin color"

Para terminar, a aquellos que disfrutaron con los dos primeros 1Q84, os diría que no tuvieráis ningún  miedo a la decepción y que no dejéis pasar mucho tiempo para leer el final. Y si alguien necesita refrescar la memoria y recordar detalles ya olvidados de este intrincado argumento, podéis leer mi reseña aquí.

La puntuación ya imaginaréis que no puede ser otra que la de tres Deweys:


Estamos en el año 1Q84. Un mundo en el que puede ocurrir cualquier cosa.

8 comentarios:

  1. Yo soy muy de Murakami y sus estrambóticos mundos, le tenía muchas ganas a esta ultima entrega y no me ha defraudado en absoluto...

    Una reseña estupenda!
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda..., ¡Menuda sorpresa! no sabía que eras de las mías, Murakamiana máximaaa, jeje.
      Veo que tampoco te defraudó el tercero.
      ¡Gracias!
      Besos

      Eliminar
  2. Pues a mí sí, lo siento. Yo soy un lector de Murakami, pero aquí no me sedujo. Leí los dos primeros libros sin acabar de entrar en ellos. Se lo comenté a algunos amigos y alguien me dijo que el 3 es mucho mejor. Pues no. No para mí.

    Cuando uno desea que el libro se acabe es que no es para uno. me pasó con éste. De cualquier manera, por si alguien piensa que Murakami es un tostón infumable, le recomiendo prácticamente todo, empezando por "Sauce ciego, mujer dormida" y "Tokio blues", en mi modestísima opinión lo mejor de él. Aquí creo que sus devaneos metafísicos fueron excesivos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, bueno Atticus, no pasa nada... Al menos eres Murakamiano. A mí, el tercero no me pareció ni mejor ni peor, simplemente me gustó. Es verdad que muchos aseguran de este autor que es un tostón infumable, por eso siempre soy precavida a la hora de recomendarlo, pero por alguna razón que no llego a comprender, sus devaneos metafísicos y oníricos me gustan, aunque soy consciente de que puedan parecer excesivos a muchos lectores.

      Por cierto, tengo que leer "Sauce ciego...". ¡Gracias por tu recomendación y tus palabras aunque no hayamos coincidido!.
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Hola! Yo los leí con impaciencia según salieron y la verdad es que este último me gustó menos, lo de la secta y las cabras no me terminó de convencer. A mí me gusta mucho este autor aunque a veces como con "el del despiadado país de las maravillas", que no entendí nada.
    Pero también recomiendo a los que gusten de este tipo de literatura donde no todo es lógico ni reconocible, esta historia de Aomame. Y a ti, si no lo has leído te recomiendo mi favorito: Sputnik, mi amor.
    He leído también el de De qué hablo cuando hablo de escribir, no creo que lo vaya a reseñar, dice algunas cosas interesantes pero también otras que han hecho que no me caiga demasiado bien.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!! lo de la secta y lo de las cabras (así como lo de la Little people y alguna que otra cosa más) en mi caso no es que no me convenciera, es que no lo entendí del todo (son las típicas incógnitas murakamianas)

      Gracias por la recomendación de Sputnik, si dices que es tu preferido, lo leeré seguro.

      Respecto al de "De que hablo cuando...", realmente es una especie de biografía que yo sí reseñé en su día porque aunque no es de mis preferidos, me sirvió para conocerle más a él y a sus facetas musicales y deportivas (no recuerdo ahora pensar que me cayera mal por algo que leí)
      Un beso

      Eliminar
  4. Hola :D

    Veo que tienes varios libros reseñados de Murakami, voy a ir a inspeccionar sobre todo Tokio Blues porque es el único que tengo en casa de este autor y estoy deseando leerlo. Tengo muy buenas sensaciones con este autor.

    Te espero en La Reina Lectora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tokio Blues es una novela maravillosa y una de las pocas más realista, más normal como dirían algunos. Puede ser un buen comienzo para estrenarte con este autor

      Eliminar