Conoce a Dewey leemáslibros, el gato que inspiró el título de mi blog


6 de agosto de 2011

"UNA INQUIETANTE SIMETRÍA" de Audrey Niffenegger

Dos generaciones de gemelas casi idénticas, almas fantasmales percibidas por algunas almas terrenales elegidas, vagando en el mas allá, en busca de la eterna libertad y un secreto bien guardado, ¿o no? y un pasado enrevesado.

Esta es la esencia del libro que al principio apuntaba erróneamente hacia un argumento triste, trágico, porque empieza con una pérdida, la muerte de Elspeth Noblin, una excéntrica bibliófila londinense y una  persona sumida en la desolación, Robert, su pareja.

Envolviendo toda la trama, un secreto, un suceso lejano, que consigue separar inevitablemente y para siempre a Elspeth y Eddie (la primera generación), cambiando por completo el rumbo de sus vidas, sin dejarles otra opción más que seguir añorándose en la distancia.

Julia y Valentina Poole (la segunda generación), hijas de Eddie y Jack, reciben con perplejidad la noticia de la muerte de su tía Elspeth, a quien ni siquiera conocen y la condición impuesta en su testamento: ocupar ellas solas un año entero su piso de Londres con vistas al Cementerio de Highgate, para poder heredar todos sus bienes, con la tajante imposición de no dejar que sus padres crucen el umbral de la puerta.

Movidas por una creciente curiosidad y tras muchas dudas, aceptan dejar Estados Unidos, intrigadas por descubrir ese halo misterioso que envuelve el pasado de sus padres, que ellas han captado, pero que nadie les ha contado.

Y en su destino contactarán con lo inesperado: fantasmas humanos y gatunos, el enamoramiento, la separación, la muerte, el reencuentro, la reencarnación.

Mi conclusión final: esta rocambolesca novela le encantó a la amiga que me la recomendó, pero a mí no ha conseguido engancharme del todo, me ha defraudado, me esperaba más. Yo soy de las que si un libro no me engancha, termino dejándolo sin más, sin ningún tipo de remordimiento. Con éste, he estado a punto de hacerlo en alguna ocasión, aunque no se porqué he conseguido terminarlo. Bueno, si se porqué: tenía mucha curiosidad por saber como acababa tanta trama fantasmal. Por otra parte, reconozco la gran imaginación de la autora, al describir como sería la "no vida" de un alma errante tras la muerte, sus sensaciones, sus pensamientos, su forma de ver el mundo y el entorno, que un día fue el suyo. Ha sido probablemente esa inmersión en lo paranormal, lo que no ha llegado a convencerme.

Algo sobre esta autora norteamericana, apasionada viajera, que vive con varios gatos:
  • Audrey Niffenegger es dibujante y pintora además de profesora en la Universidad de Columbia. Ha combinado sus artes para producir obras como Las tres hermanas incestuosas, una novela ilustrada que le tomó catorce años en terminar. Ella adora el Cemeterio de Highgate y ocasionalmente ofrece tours.
  • La que fue su primera novela “La mujer del viajero en el tiempo”, vio la luz en 2003 y tuvo bastante éxito, tanto, que se se convirtió en bestseller y se terminó plasmando en una adaptación a la gran pantalla titulada “Más allá del tiempo”.  
  • En una entrevista concedida a la revista Que Leer, cuenta que mientras escribía ésta, su segunda novela, visitó prácticamente a diario y durante un año entero el Cementerio en Londres, e incluso fue guía durante un tiempo, hecho que le facilitó meterse en la piel de Robert.
  • Su ex novio también padecía un trastorno obsesivo-compulsivo, aunque en menor grado y de él sacó  la inspiración para el peculiar personaje de Martin. 
El booktrailer en inglés (no lo he encontrado en español):

Julia y Valentina son gemelas especulares, lo que supone que poseen muchos rasgos invertidos "Así, el pequeño lunar que Julia tenía en el lado derecho de la boca, Valentina lo tenía en el izquierdo. Valentina era zurda; Julia, diestra. Ninguna de las dos llamaba la atención por sí misma. La maravilla se apreciaba mucho mejor en los rayos X: mientras que los órganos de Julia estaban organizados de forma normal, los de Valentina estaban al revés… Sus huellas dactilares eran las mismas, pero al revés (cuando ni siquiera los gemelos idénticos tienen las mismas huellas dactilares). Seguían siendo, básicamente, una sola criatura, completa, pero con contradicciones”.

Julia es la que siempre toma la iniciativa, sana, dominante, protectora. Y Valentina es la más débil, la dominada, la enfermiza, la necesitada de protección. Como casi todas las gemelas, parece que no
pueden vivir la una sin la otra, que tienen que hacer todo juntas, las mismas cosas. Siempre ha sido así, pero según se avanza en la lectura, uno se va dando cuenta de que algo está cambiando. Cuando Valentina se enamora, siente que quiere distanciarse, hacer cosas por sí misma, tomar iniciativas, vivir sola, trabajar en algo que le guste. Pero a su inseparable esto no le va a gustar y no la va a soltar tan fácilmente...   

Ambas llegan a Londres y se encuentran con sus vecinos y con una mascota muy especial "Gatita de la Muerte", a la que llaman así por el modo en el que la encuentran, desafiando a la muerte: 
  • Robert el inquilino del piso de abajo, el que ha sido durante años amante de Elspeth, historiador y estudioso del famoso cementerio victoriano de Highgate, en el que trabaja de forma altruista. Cuando conoce a las gemelas, queda prendado de Valentina. Es tan parecida a Elspeth...  
  • El morador del piso de arriba, Martin, un excéntrico individuo obsesivo-compulsivo, que acaba de ser abandonado por Marijke, su esposa, que ya no puede aguantar más sus excentricidades. Martin no sale nunca a la calle "por temor a todo tipo de virus espantosos, accidentes de tráfico y sustancias ilegales", limpia y limpia compulsivamente con lejía toda la casa, todas las cosas. Tiene "rituales de acicalamiento organizados alrededor de la idea de la simetría, una pasada de la máquina de afeitar en el lado derecho, requería una pasada idéntica por el lado izquierdo". Cuenta y cuenta todo el tiempo, cualquier cosa. Entra en las habitaciones con el pie derecho y cada mañana toma un cuenco con Weetabix, una jarrita de leche y dos albaricoques que deben ser masticados cierto número de veces.
Julia y Martin enseguida congenian y ella le convence para que retome el tratamiento de su enfermedad mental, consiguiendo que pueda salir de nuevo al mundo exterior en pos de su mujer, para sorprenderla y pedirle que vuelva a su lado.

En la casa de las gemelas, atrapada, sin poder salir, mora su antigua dueña. Tanto ellas como Robert pueden verla, sentirla, entenderla.

Un día, Valentina es testigo de un suceso sobrenatural: "Valentina y Elspeth jugaban con Gatita de la Muerte. Elspeth había atrapado a la gata. En ese mismo instante Valentina vio como el animal caía al suelo, completamente inerte. Se acercó corriendo. Había muerto. Elspeth todavía sujetaba al animal  que forcejeaba, arañaba. Valentina no podía ver al fantasma de su mascota, pero sí captaba a Elspeth tratando de sujetar algo. Elspeth indicó a Valentina que dejara el cuerpo sin vida en el suelo. Comprobó que el fantasma que tenía entre las manos era real. Aquel era el primer objeto que había tocado desde su muerte y que parecía existir en su mismo plano y no en otro ámbito. El animal dejó de agitarse y pareció comprender las intenciones de Elspeth. Esta hacía pequeños movimientos de plisado con los dedos tratando de sellar el espíritu en el interior del cadáver. De pronto el fantasma de Gatita desapareció, el cuerpo lo había absorbido. La gata se convulsionó y se incorporó. Dio una sacudida hacia un lado y en seguida se recuperó"

Este hecho, fue el detonador de una locura, el experimento que Valentina quiere probar consigo misma para alejarse de Julia, para liberarse y poder vivir su propia existencia. Al principio de la propuesta, Elspeth se niega. Es muy peligroso... Pero ante su insistencia y con la oposición rotunda de Robert, que no quiere arriesgarse a perderla también, lo llevan a cabo. El plan era mantener el cuerpo sin vida de Valentina congelado un tiempo y después con la ayuda de Robert, reintroducirle el alma sin que Julia se entere y huir de su hermana.

Pero Elspeth, lleva mucho tiempo celosa ante la atracción de Robert por la gemela y no puede evitar la tentación de ser ella la que reviva, metiéndose en el cuerpo de Valentina, para volver a estar con él.

Y con el tiempo, los fantasmas de Gatita y Valentina logran salir de la casa, con la ayuda de Julia y vagar libres por el cementerio.

He dejado para el último momento aludir al misterioso secreto que encierra todo el argumento, que es desvelado al final del libro, en los últimos capítulos y que tuve que releer en más de una ocasión, porque el asunto es bastante enredado.

Adelantando unas pequeñas pinceladas diré que tuvo lugar un cambio de identidad entre las gemelas, por un gravísimo error, el embarazo de una de ellas, la incorrecta y que el personaje que nosotros conocemos como Eddie es Elspeth y Elspeth es Eddie.

Todo comenzó con el noviazgo de Jack y la verdadera Elspeth, la más insegura de las dos. A las gemelas siempre les había gustado hacerse pasar la una por la otra, así que ésta, quizás para poner a prueba a Jack, empieza a hacerse pasar por Eddie, y aunque el parecido es mucho, no lo es tanto como ellas se creen y él, que se da cuenta, enfadado les sigue la corriente, sin imaginar siquiera que podría enamorarse de la verdadera Eddie. A partir de aquí todo se lía, Jack rompe con Elspeth (la verdadera) y le pide a Eddie que se vaya con él a Estados Unidos. Las hermanas hablan y planifican intercambiar identidades, para que sus vidas continúen como ellas quieren. La verdadera Eddie (Elspeth durante todo el libro) embarazada, se va con él y nacen las gemelas. El cambiazo se produce cuando vuelven a Londres para que las niñas conozcan a su abuela, con cuatro meses de edad. La que vuelve a Estados Unidos es la verdadera Elspeth (Eddie durante todo el libro). Jack lo sabe todo, excepto un dato importante. Ha estado ignorando todo el tiempo, que él es el padre de las gemelas, porque no recuerda aquella noche en la que borracho se acostó con la verdadera Eddie.

Para mí, la autora ha dejado algunos flecos importantes sueltos. Uno de ellos sería el hecho de que las gemelas nunca llegan a saber quien es su verdadera madre (la que creían que era su tía), nunca llegan a conocer la totalidad del misterio. El otro sería el romance inacabado entre Valentina y Robert, que al final no conduce a nada. Y por último el abandono definitivo de la relación entre Robert y la reencarnada Elspeth (en realidad Eddie) tras un tiempo de convivencia retomada, por ¿remordimientos? ¿Por qué Robert echa de menos el alma de Valentina?

 Si alguien ha conseguido seguir leyendo hasta aquí, es muy probable que no se haya enterado de nada y no me extraña, demasiado complicado...

12 comentarios:

  1. Completísima la entrada, sí señora =)
    Pues de momento tengo pendiente otra novela: "La mnujer del viajero del tiempo". Veré qué tal y si me gusta, me lanzo a por este =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Gracias Shorby. Bueno, aunque como ya cuento en el post me defraudó un poco, no está mal, tiene su punto curioso por el tema fantasmagórico.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Le tenía ganas a esta novela porque La mujer del viajero en el tiempo me encantó, pero, por ahora, todas las reseñas que he leído no la ponen muy bien. Así que voy retrasando su lectura. Pero no descarto leerla. No sé cuándo pero lo haré. Estupenda reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Sólo pasaba ahora para decirte que tienes un premio esperándote en mi blog.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Margari. Me ha hecho mucha ilusión. No se como va esto de los premios, pero voy a indagar. Repito: ¡Gracias mil...!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me suena este libro de Carrefour a 5.95€, pero me dió la impresión de ser juvenil y lo dejé pasar. Y la verdad ahora que me has contado un poco de que va, hice bien.
    Me encanta tu blog, por cierto, así que vendré de visita a menudo.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  7. Hola Tabuyo. Me alegra que te guste mi blog. Yo recién he descubierto el tuyo y también lo visitaré a menudo. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Muy buena reseña, muy completa. Estaba dudando sí leerlo o no, ya que la anterior me gustó mucho, pero has resuelto mis dudas!

    Saludos
    Edu

    ResponderEliminar
  9. Gracias Edu. El libro no está mal, pero no me convenció...

    ResponderEliminar
  10. Pues yo tenía muuuuchas ganas de leer el libro cuando salió, porque me encantó "La mujer del viajero del tiempo" (te lo recomiendo!!!), pero luego empecé a leer críticas negativas, que era una decepción en comparación y vamos, que lo voy a dejar pasar (con lo que hay para leer).
    Veo que tú tampoco quedaste muy convencida, así que me reafirmo en mi decisión ;)
    Un saludo!!

    PD: creo que acabo de conocer el blog!

    ResponderEliminar
  11. Hola Isi, el libro no me pareció gran cosa, aunque se lee bien. Pero ya se sabe que para gustos...
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Oye, pues estoy muy de acuerdo con esos dos gatitos, de hecho, yo valoré este libro con dos gusanitos ¡je,je! La verdad es que fue una gran decepción. Había leído "La mujer del viajero en el tiempo" que me pareció muy bueno y sobre todo original y supongo que, aunque sabía que el tema que trata este libro no tenía nada que ver con aquel, esperaba al menos que me gustara por igual. Un chasco, pero bueno para gustos colores. Hay muy buenas críticas sobre la novela, así que está claro que a algunos lectores les gusta.
    Un saludo

    ResponderEliminar